10 exoplanetas similares a la Tierra y otros hallazgos sobre potenciales nuevos mundos anunció la NASA

20 de Junio de 2017 Actualizado: 21 de Junio de 2017

10 nuevos posibles planetas con un tamaño similar a la Tierra, donde el agua líquida podría acumularse en su superficie rocosa, orbitan en la zona habitable de su estrella, anunció ayer el equipo del telescopio espacial Kepler.

Estos diez planetas forman parte del grupo de 219 nuevos posibles planetas habitables que se incluyen en el octavo catálogo de datos con las observaciones del telescopio Kepler, presentado este lunes por la NASA.

Los resultados de Kepler difundidos el 19 de de junio sugieren dos tamaños de planetas pequeños con importantes implicaciones para la búsqueda de vida, la comprensión de los tipos de planetas en nuestra galaxia, su formación y para futuras misiones exploratorias.

Nuevo catálogo de exoplanetas

Ayer fue presentado el catálogo de exoplanetas candidatos más completo y detallado a la fecha que reúne la información obtenida de planetas fuera de nuestro sistema solar por el telescopio Kepler  en los cuatro primeros años.

Es a la vez, el catálogo final de la vista de la nave espacial de la zona del cielo en la constelación de Cygnus.

Con este catálogo y los datos a disposición del público en el Archivo de Exoplanetas de la NASA, en la actualidad hay 4,034 planetas candidatos identificados por Kepler, de los que 2,335 han sido verificados como exoplanetas.

Un poco más del 50 por ciento de los planeta ahora conocidos con el octavo catálogo de planetas candidatos de Kepler han sido confirmados como planetas. Los puntos azules muestran a los candidatos del planeta de catálogos anteriores, los puntos amarillos muestran los nuevos candidatos del octavo catálogo. (Crédito: NASA/Ames Research Center/Wendy Stenze)
Un poco más del 50 por ciento de los planetas ahora conocidos con el octavo catálogo de planetas candidatos de Kepler han sido confirmados como planetas. Los puntos azules muestran a los candidatos del planeta de catálogos anteriores, los puntos amarillos muestran los nuevos candidatos del octavo catálogo. (Crédito: NASA/Ames Research Center/Wendy Stenze)

Este es el octavo catálogo de planetas candidatos de Kepler, resultado del reprocesamiento del conjunto de datos de las observaciones del telescopio  durante los primeros cuatro años de su misión.

Nuevos candidatos planetarios continúan siendo encontrados por el equipo de Kepler en todos los períodos y tamaños gracias a la mejora continua de las técnicas de detección.

En la encuesta final de los datos principales de la misión Kepler, los datos se reprocesaron con los métodos analíticos más exigentes, un proceso totalmente automatizado representado con el triángulo azul en el esquema inferior.

Más de 4,000 planetas candidatos, incluyendo unos 50 casi del tamaño de la Tierra que orbitan en las zonas habitables de sus estrellas, fueron identificados en los datos de las observaciones de 200,000 estrellas.

El reprocesamiento hace que del octavo catalogo Kepler de planetas candidatos el mejor conjunto caracterizado de alta confianza de potenciales planetas. (Créditos: NASA Ames Research Center / / Wendy Stenzel)
El reprocesamiento hace del octavo catalogo Kepler de planetas candidatos el mejor conjunto caracterizado de alta confianza de potenciales planetas. (Créditos: NASA Ames Research Center / / Wendy Stenzel)

10 de estos nuevos candidatos son de tamaño cercano a la Tierra, con períodos orbitales largos que al ser rocosos, tienen la posibilidad de contar con agua líquida en su superficie, informó ayer la NASA.

El catálogo final de Kepler permitirá determinar la prevalencia y la demografía de los planetas de la galaxia. “La comprensión de su frecuencia en la galaxia ayudará a proporcionar información útil para el diseño de futuras misiones de la NASA hacia otra imagen de la Tierra.”

“Este catálogo- medido cuidadosamente- es la base para responder directamente a una de las preguntas más imperiosas de la astronomía: cuántos planetas como la Tierra existen en la galaxia” dijo Susan Thompson, investigadora de Kepler y del Instituto SETI en Mountain View, California, autora principal del estudio del catálogo.

Exoplanetas similares a la Tierra

“El conjunto de datos de Kepler es único ya que contiene una población de éstos planetas análogos cercanos a la Tierra, de casi el mismo tamaño y órbita de la Tierra”, dijo Mario Perez, científico del programa Kepler en la División de Astrofísica de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA.

[insert page=’nasa-mision-telescopio-keple-confirma-descubrimiento-existencia-1-300-nuevos-exoplanetas-fuera-sistema-solar’ display=’template-relacionadas.php’]

El descubrimiento de dos poblaciones planetarias muestra que cerca de la mitad de los planetas que conocemos en la galaxia no tienen superficie, o está  debajo de una atmósfera profunda y aplastante, en un ambiente poco probable para el desarrollo de la vida.

Más de 30 planetas con zona habitable cercanos al tamaño de la Tierra han sido verificados, de los casi 50 planetas candidatos detectados por Kepler.

El diagrama ilustra el agrupamiento y clasificación en dos clases de tamaños: Mini-Neptunos y Super-Tierras. Los núcleos rocosos de planetas se forman a partir de piezas pequeñas. Luego la gravedad de los planetas atrae hidrógeno y helio gas. Por último, los planetas se "cuecen" por la luz de las estrellas y pierden un poco de gas. En un umbral de masa determinada, los planetas conservan el gas y se vuelven gaseosos mini-Neptunos; por debajo de este umbral, los planetas pierden todo su gas, convirtiéndose en rocosas súper-Tierras. (Créditos: Centro de Investigación de la NASA / Ames / JPL-Caltech / R. Herir)
El diagrama ilustra el agrupamiento y clasificación en dos clases de tamaños: Mini-Neptunos y Super-Tierras. Los núcleos rocosos de planetas se forman a partir de piezas pequeñas. Luego la gravedad de los planetas atrae hidrógeno y gas helio. Por último, los planetas se “cuecen” por la luz de las estrellas y pierden un poco de gas. En un umbral de masa determinada, los planetas conservan el gas y se vuelven mini-Neptunos gaseosos; por debajo de este umbral, los planetas pierden todo su gas, convirtiéndose en Súper-Tierras rocosas. (Créditos: Centro de Investigación de la NASA / Ames / JPL-Caltech / R. Herir)

Un grupo de investigación aprovechó los datos de Kepler para medir con precisión miles de planetas, revelando dos grupos distintos de pequeños planetas.

El equipo encontró una división clara en los tamaños de los planetas rocosos, el tamaño de la Tierra y planetas gaseosos más pequeños que Neptuno. Y fueron pocos los planetas fuera de estos dos grupos.

En el Observatorio WM Keck de Hawai, el grupo midió los tamaños de 1,300 estrellas en el campo de visión de Kepler para determinar con gran precisión los radios de 2,000 planetas.

[insert page=’astronomos-dicen-que-existieron-civilizaciones-extraterrestres-avanzadas’ display=’template-relacionadas.php’]

“Solemos pensar en este estudio de clasificación de planetas de la misma manera como los biólogos identifican nuevas especies de animales”, dijo Benjamin Fulton, estudiante de doctorado de la Universidad de Hawai en Manoa y autor principal del segundo estudio.

“Encontrar dos grupos distintos de exoplanetas es similar a descubrir que mamíferos y lagartos representan distintas ramas de un árbol genealógico”, añadió Fulton.

Ilustración: árbol de la familia de los exoplanetas. Los planetas nacen de discos arremolinados de de gas y polvo ó discos protoplanetarios. Los discos dan lugar a planetas gigantes como Júpiter y a planetas más pequeños, en su mayoría entre el tamaño de la Tierra y Neptuno. Los investigadores que utilizan datos del Observatorio WM Keck y de la misión Kepler de la NASA descubrieron que estos planetas más pequeños se pueden dividir en dos grupos de tamaño: los planetas rocosos similares a la Tierra y súper-Tierras, y los gaseosos mini-Neptunos. (Créditos: NASA / Ames Research Center / JPL-Caltech / Tim Pyle)
Ilustración: árbol de la familia de los exoplanetas. Los planetas nacen de discos arremolinados de de gas y polvo ó discos protoplanetarios. Los discos dan lugar a planetas gigantes como Júpiter y a planetas más pequeños, en su mayoría entre el tamaño de la Tierra y Neptuno. Los investigadores que utilizan datos del Observatorio WM Keck y de la misión Kepler de la NASA descubrieron que estos planetas más pequeños se pueden dividir en dos grupos de tamaño: los planetas rocosos similares a la Tierra y súper-Tierras, y los gaseosos mini-Neptunos. (Créditos: NASA / Ames Research Center / JPL-Caltech / Tim Pyle)

Parece que la naturaleza comúnmente hace planetas rocosos hasta un 75 por ciento más grandes que la Tierra. Por razones que los científicos todavía no comprenden, cerca de la mitad de esos planetas toma una pequeña cantidad de hidrógeno y helio que hincha dramáticamente su tamaño, lo que les permite “saltar la brecha” y unirse a la población más cercana al tamaño de Neptuno.

Población de exoplanetas detectados por la misión Kepler (puntos amarillos) comparados con los detectados por otros métodos: velocidad radial (puntos azules), transito (puntos rosa), imágenes (verdes), microlente (azul oscuro) y tiempo púlsar (rojos). Las líneas horizontales marcan los tamaños de Júpiter, Neptuno y la Tierra, a la derecha en el diagrama. Los óvalos de colores denotan diferentes tipos de planetas: Júpiter calientes (rosa), gigantes de gas frío (morado), mundos oceánicos y gigantes de hielo (azul), planetas rocosos (amarillo) y mundos de lava (verde). El triángulo sombreado en gris abajo a la derecha marca la frontera exoplanetaria que será explorada a futuro. Kepler ha descubierto una notable cantidad de exoplanetas, avanzando de manera significativa hacia el borde de la frontera. (Créditos: NASA / Ames Research Center / Natalie Batalha / Wendy Stenzel)
Población de exo-planetas detectados por la misión Kepler (puntos amarillos) comparados con los detectados por otros métodos: velocidad radial (puntos azules), tránsito (puntos rosa), imágenes (verdes), microlente (azul oscuro) y tiempo púlsar (rojos). Las líneas horizontales marcan los tamaños de Júpiter, Neptuno y la Tierra, a la derecha en el diagrama. Los óvalos de colores denotan diferentes tipos de planetas: Júpiter calientes (rosa), gigantes de gas frío (morado), mundos oceánicos y gigantes de hielo (azul), planetas rocosos (amarillo) y mundos de lava (verde). El triángulo sombreado en gris abajo a la derecha marca la frontera exo-planetaria que será explorada a futuro. Kepler ha descubierto una notable cantidad de exo-planetas, avanzando de manera significativa hacia el borde de la frontera. (Créditos: NASA / Ames Research Center / Natalie Batalha / Wendy Stenzel)

El telescopio que busca exoplanetas

El telescopio espacial Kepler busca planetas detectando su tránsito, es decir, la minúscula atenuación de la luz de una estrella que ocurre cuando un planeta cruza delante de ella. El equipo mide el brillo de las estrellas.

Sus datos se parecen a los de un electrocardiograma mostrando el latido del corazón. Cada vez que un planeta pasa por delante de su estrella visto desde la nave espacial, se produce un pequeño pulso o ritmo. A partir de los repetidos golpes que detectan, verifican la existencia de planetas del tamaño de la Tierra, así como su órbita y tamaño.

Estos datos también permiten a los científicos determinar las poblaciones planetarias de la galaxia, desde cuerpos rocosos del tamaño de la Tierra hasta gigantes gaseosos del tamaño de Júpiter.

Para asegurar que una gran cantidad de planetas no se pierden en su detección, el equipo Kepler introduce señales simuladas de tránsito planetario en el conjunto de datos y determina cuántos fueron correctamente identificados como planetas.

Durante los primeros cuatro años de su misión, el telescopio espacial Kepler observó un conjunto estelar de la constelación Cygnus (izquierda). Desde 2014 en su segunda misión, ha recopilado datos en la sección eclíptica de nuestra galaxia (derecha). (Créditos: NASA / Wendy Stenzel)
Durante los primeros cuatro años de su misión, el telescopio espacial Kepler observó un conjunto estelar de la constelación Cygnus (izquierda). Desde 2014 en su segunda misión, ha recopilado datos en la sección eclíptica de nuestra galaxia (derecha). (Créditos: NASA / Wendy Stenzel)

Luego agrega datos que parecen proceder de un planeta pero que en realidad son señales falsas, verificando la frecuencia con que el análisis confunde a los candidatos a planeta, así como los planetas que fueron sobrestimados o subestimados por los métodos de procesamiento de datos.

La nave espacial Kepler continúa observando nuevas secciones del cielo en su misión extendida, en busca de planetas y el estudio de objetos astronómicos interesantes, desde cúmulos de estrellas distantes a objetos como el de TRAPENSE-1, un sistema de siete planetas del tamaño similar a la Tierra.

[insert page=’descubrimiento-de-exoplanetas-aumenta-posibilidad-de-que-existan-vidas-extraterrestres’ display=’template-relacionadas.php’]

Estos hallazgos fueron presentados a la prensa ayer lunes en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, California. Ames administra las misiones Kepler en el marco de las Misiones Científicas de la NASA.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, logró el desarrollo de la misión Kepler. Ball Aerospace y Technologies Corporation opera el sistema de vuelo con apoyo del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado en Boulder.

TE RECOMENDAMOS