10 lugares emblemáticos del mundo que ahora están ‘hechos en China’

Por Elizabeth Li
21 de Enero de 2019 Actualizado: 26 de Enero de 2019

Si vives en China no hay necesidad de pagar exorbitantes pasajes aéreos para visitar famosos monumentos por el mundo, los tienes a todos en tu patrio trasero.

Gracias a la arquitectura duplicada de China, la mitad de Europa se puede visitar sin dar un paso fuera del país.

¿Son estas estructuras copiadas una manifestación externa de una falta de originalidad y seguridad cultural, o son una representación de la creciente riqueza y capacidad de construcción de China?

La Torre Eiffel

La Torre Eiffel ubicada en Hangzhou es muy similar a la original. Lo interesante es que la construcción de esta torre en 1887 causó mucha oposición de la gente francesa, que objetó por razones artísticas.

“Al mostrar que está haciendo algo en grande, China comenzó a fingir a lo grande”, comentó Bianca Bosker, autora de Copias Originales: Imitación arquitectónica en la China contemporánea, conforme lo reportó CBC. “Creo que es importante reconocer que al recrear París, China no está rindiendo homenaje a Francia. Está celebrando los propios éxitos de China”.

La Torre Eiffel de China fotografiada en Shenzhen, 22 de marzo de 2009. (Bernard Spragg/Flickr)

La Gran Esfinge de Giza

La réplica a escala real del famoso monolito egipcio puede encontrarse recostada en las afueras de Shijiazhuang. Una vez se ordenó su demolición en 2016 en virtud de las exigencias de Egipto, indicación que los trabajadores chinos llevaron a cabo decapitando a la criatura mítica.

No obstante, su cabeza fue pegada nuevamente en 2018, lo que provocó que un ‘furioso’ Egipto presentara una denuncia ante la UNESCO, el brazo cultural de Naciones Unidas.

La Gran Esfinge de Giza, construida por los antiguos egipcios del Viejo Reino, alrededor del 2500 a.C., es fotografiada en las afueras de Shijiazhuang, China, mayo de 2014. (VCG/Getty Images)

El Gran Canal de Italia

Completa, con edificios europeos, canales artificiales y gondoleros vestidos con ropa tradicional de Venecia, los chinos se superaron a sí mismos con la Venecia de Oriente.

La Villa Florencia de China imita un pueblo italiano, y en realidad es un centro de tiendas de rebajas con más de 200 comercios, que cuenta con marcas italianas clásicas y lujosas como Gucci, Fendi y Prada.

Un gran canal fluye a través de la copia de la ciudad de Florencia, en Wuqing, China 1 de diciembre de 2014. (Zhang Peng/LightRocket via Getty Images)

La Torre de Pisa

A 8.000 kilómetros de la verdadera, el campanario de Shanghai está deliberadamente diseñado con una inclinación para reflejar la maravilla arquitectónica de 1372 de Bonanno Pisano.

Mientras tanto, los ingenieros en Italia continúan trabajando para que este lugar emblemático con problemas de gravedad se incline menos.

“Es un edificio que ha sido estudiado extensamente por más de 100 años pero aún hay demasiadas cosas que no se saben”, dijo.

Ilustración de la Torre de Pisa, publicada en 1876. (British Library/Flickr)

El Capitolio de EE. UU.

… Como se lo imaginan en Beijing.

El Capitolio de EE. UU. está junto a otras réplicas: el Lincoln Memorial, la Casa Blanca, la Estatua de Libertad de Nueva York y el Monumento de Washington.

Visitantes caminan fuera de la copia Capitolio de EE. UU. en Beijing, China, 23 de julio de 2008. (Feng Li/Getty Images)

Las Estatuas Moái de la Isla de Pascua

La gente No Rapa Nui estuvo involucrada en la construcción de estas estatuas, las cuales colocadas a lo largo de una peatonal en el distrito comercial de Beijing.

Las estatuas Moái fueron construidas para honrar gente importante, como caciques que habían fallecido.

El primer visitante europeo en la isla en 1722, Jacob Roggeveen, describió que la gente nativa rezaba a los ídolos: “Estos ídolos estaban todos tallados en piedra en la forma de hombres… Había un claro espacio reservado alrededor de estos objetos de adoración, demarcado por piedras a una distancia de veinte o treinta pasos”.

Réplicas de las estatuas Moái de la Isla de Pascua, Beijing, 9 de octubre de 2014. (Jed Record/Flickr)

El Coliseo Romano

El famoso anfiteatro fue históricamente conocido por sus espectáculos públicos y combates de gladiadores, así que parece apropiado que China haya construido su gemelo en un parque temático en Macau -un foco de juegos de apuestas.

La réplica sirve como un estadio de conciertos al aire libre en el que se pueden sentar 2.000 personas.

La copia china del Coliseo, monumento icónico italiano construido durante el reino de los emperadores romanos Vespasiano y Tito, fotografía tomada el 1 de enero de 2003.  (Photocapy/Flickr)

La Casa de la Ópera de Sídney

Como una de las estructuras más reconocidas del mundo, el centro de artes escénicas australiano cimentó el camino de muchas de las geometrías complejas de la arquitectura moderna.

La Casa de la Ópera de Sídney fotografiada con su reflejo sobre la superficie del agua, el 17 de junio, de 2004. (Bernard Spragg/Flickr)

La Villa Alpina de Hallstatt

Hallstatt, con siglos de antigüedad, es una villa situada en Alta Austria y fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Construir una réplica en la ciudad sureña de Huizhou costó U$S 940 millones a la empresa de metales y minería China Minmetals Corporation, y atrajo no solo a turistas e inversores, sino también respuestas negativas de austríacos que no tenían conocimiento alguno del proyecto.

La versión “hecha en China” de la villa fue eventualmente revelada a los austriacos cuando a un visitante chino se le escapó que estaban construyendo una en su país.

La controversia fue luego arreglada amistosamente y la popularidad de la villa clonada incrementó el número de turistas chinos que iban a Austria. Los residentes de Hallstatt en Austria, una villa de alrededor de 900 personas, viajaron a Guangdong para asistir a la ceremonia de apertura.

Una réplica china completa de la atracción turística más grande de Austria, la villa Hallstatt , 9 de diciembre de 2013. (Hanno Böck/Wikimedia Commons)

El Kremlin de Moscú

La ingeniería inversa del Kremlin chino puede ser encontrada a 30 kilómetros de Beijing en la forma de un complejo de oficinas de gobierno, hogar de la Oficina de Clima de Mentougou.

El Kremlin fue hogar de la mayoría de los hombres poderosos de Rusia desde los tiempos de los zares.

Los edificios tienen cúpulas extravagantes con forma de cebolla, paredes blancas y ventanas arqueadas.

Una notable diferencia que rompe la ilusión es la ausencia de cruces en las cúpulas, probablemente por la postura ateísta del Partido Comunista Chino y su activa persecución a grupos religiosos.

Un hombre trabajando fuera del complejo que se parece al Kremlin de Moscú en el suburbio occidental de Mentougou, Beijing, 23 de diciembre de 2013. (STR/AFP/Getty Images)

Se dice que la inclinación de China hacia la imitación está radicada en la historia y que se debe a que los palacios que pertenecían a reinos rivales conquistados por el primer emperador de China, Qin Shi Huang, fueron replicados dentro de su propia capital.

¿Qué opinas? ¿Son las imitaciones chinas impersonales y vulgares, o la forma más sincera de admiración?

TE RECOMENDAMOS