100% héroe: Adolescente baja 71 kilos en un reality y se convierte en un fornido bombero

Por Sunny Chao - La Gran Época
25 de Junio de 2019 Actualizado: 26 de Junio de 2019

Después de ganar “The Biggest Loser” hace más de una década al perder aproximadamente 71 kilos, este bombero se ha transformado una vez más. De “chunk to hunk” (trozo a trozo), se enorgullece de compartir sus fotos de antes y después que dan testimonio de sus principales hitos en la vida, y espera animar a otros que también están tratando de perder peso.

Sam Rouen pesaba aproximadamente 154 kilos cuando apareció por primera vez en el reality show australiano a los 19 años. Se convirtió en el ganador de The Biggest Loser en el 2008 y recibió un premio en efectivo por haber perdido el mayor porcentaje de peso. Además, fue el ganador más joven de la historia en perder la mayor cantidad de grasa, más del 45 por ciento de su peso corporal.

Una década más tarde, en 2017, Sam, un bombero con sede en Sydney, compartió sus increíbles fotos de antes y después en su página de Facebook para marcar el hito en su vida.

“No estaba seguro de si iba a hacer esta publicación”, escribió Sam. “Sin embargo, 10 años, oye, qué momento. Han pasado tantas cosas, buenas, malas, todo lo demás. Altibajos máximos y mínimos”.

“Todo lo que sé es que tengo a algunas personas increíbles a mi lado y estoy incondicionalmente agradecido por ello”, continuó.

En una reciente publicación de Instagram, Sam, de 30 años de edad, volvió a compartir un mensaje inspirador.  “Hace once años, me subí a un escenario y me di cuenta de que me comprometí con algo. Fue una de las primeras veces en mi vida que puse mi mente en algo, lo di todo y logré lo que quería”, escribió.

“Todavía me enfrento a demonios y desafíos, pero este día me dio poder para darme cuenta de mi valor y mi propio poder. Espero que todos tengan la oportunidad de reflexionar sobre sí mismos y se den cuenta de lo asombrosos que son, lo que pueden lograr y lo que valen”, agregó.

En la última década, Sam ha aparecido en varios calendarios de bomberos de Nueva Gales del Sur. Aparte de la lucha contra incendios, trabaja como orador motivacional en los campos de la salud y el acondicionamiento físico. También regresó a The Biggest Loser como invitado.

Dijo que no puede pasar un día sin hacer ejercicio en el gimnasio, un hábito que lo ha transformado desde sus primeros años de adolescencia.

“Soy adicto a hacer ejercicio ahora, definitivamente me encanta correr y hacer ejercicio con mi hermano”, dijo al diario The Daily Telegraph. “Hago un poco de deporte para mantenerme en forma y también hago ejercicio en el gimnasio”. Sin embargo, sigue siendo “extremadamente tímido” a pesar del buen físico que ha construido por él mismo. “Todavía no me gusta quitarme la camisa, ni siquiera en la playa”, dijo.

Después de su cambio de dieta, publicó una foto de sí mismo en Instagram, diciendo que estaba dejando el helado.

“Sin embargo, sigo diciendo que no hay helado….”, escribió con las etiquetas: “sin poder de voluntad, calendario de bomberos, temporada de calendario, no otro selfie, adicto a los helados”.

El éxito de la pérdida de peso, la construcción de su forma masculina, y disfrutar de una vida saludable, le dan a Sam mucha confianza en sí mismo y felicidad. Él quiere inspirar a otros que quieren perder peso para que se esfuercen y no se rindan; todos pueden lograr la meta de perder peso.

“Puedes estar en tu punto más bajo y, con un poco de trabajo duro y perseverancia, puedes darle la vuelta y cumplir tus sueños”, aseguró Sam.

Mira el vídeo:

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Después de seis meses este hombre decide afeitar su barba tan solo con navaja 

TE RECOMENDAMOS