104 personas quedan arrestadas en una operación encubierta contra el tráfico de personas en Florida

Por Bowen Xiao
21 de Noviembre de 2019 Actualizado: 21 de Noviembre de 2019

Más de 100 personas fueron arrestadas durante una operación encubierta contra el tráfico de personas denominada “Operación secretos comerciales II” en Tampa, Florida, anunciaron las autoridades a principios de esta semana.

La Oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough (HCSO, por su sigla en ingés), dijo en un anuncio el 18 de noviembre que de las 104 personas arrestadas, 75 eran hombres que compraban sexo y 28 eran mujeres involucradas en este mercado. La operación, la segunda de su tipo, tuvo lugar entre junio y noviembre.

El sheriff Chad Chronister dijo en un comunicado que quería que esta última operación se centre más en los compradores, comúnmente conocidos como “Johns”.

“Como cualquier negocio, la industria de la trata de personas se reduce a esto: oferta y demanda. Creo firmemente que, para erradicar la trata de personas, debemos seguir enfocándonos en reducir la demanda”, apuntó. “Las personas que se benefician de la trata de mujeres y niños, junto con los que pagan por participar en este terrible comercio, siempre deben rendir cuentas”.

Anteriormente, entre enero y junio de este año, las autoridades de Florida estaban completando la “Operación Secretos Comerciales I”, que culminó con el arresto de 85 personas. La oficina del sheriff dijo que el nombre de la operación “refleja los continuos esfuerzos del sheriff para combatir el tráfico de personas en Tampa Bay”.

Los detectives de la División de Investigaciones Especiales de HCSO centraron su investigación en sitios web y foros que eran “conocidos por solicitar sexo además de clubes de striptease, salones de masajes y moteles en todo el condado de Hillsborough”. La operación se llevó a cabo colocando detectives en las calles que se hicieron pasar por prostitutas, además de detectives masculinos que se hicieron pasar por Johns.

Chronister destacó algunos de los casos el 20 de noviembre, incluidos dos casos que se llevaron a cabo en coordinación con Investigaciones de Seguridad Nacional.

En un caso, el 21 de junio, Jason Fitzgerald, de 36 años, y Luis Colón, de 29 años, se reunieron separadamente con un detective encubierto. Los hombres creían que el detective estaba vendiendo a su hija para tener relaciones sexuales y acordaron una cita para reunirse. A los hombres se les ofreció la opción de elegir entre dos chicas adolescentes; ambas fueron por la opción más joven.

“Fitzgerald y Colon se presentaron en un parque de casas rodantes en el norte de Tampa. Comenzaron a negociar un precio para tener sexo con la niña, cuando se les dijo que podían elegir, tener relaciones sexuales con una niña de 14 años o una niña de 13 años dentro de uno de los remolques, escogieron estar con la niña más pequeña”, dijo el sheriff Chronister.

“Los depredadores como estos no pertenecen a las calles del condado de Hillsborough”, enfatizó.

En este caso, tanto Fitzgerald como Colon fueron arrestados y acusados de trata de personas por actividad sexual comercial, viajando para encontrarse con un menor para solicitar ciertos actos ilegales y el uso ilegal de un dispositivo de comunicación bidireccional.

“La magnitud del problema de la explotación infantil es inimaginable, pero cuando se les proporciona a los agentes de la ley los recursos que necesitan, pueden salvar a miles de niños”, dijo a La Gran Época Laura Ahearn, abogada de práctica privada que ha representado a víctimas de abuso sexual durante casi 20 años.

Según la oficina del alguacil, los detectives primero interrogaron a cada mujer que fue detenida por las autoridades para verificar si eran víctimas de la trata.

Otro caso destacado por el sheriff fue el arresto de Steven Cook, de 29 años, miembro de una pandilla latina. El 30 de julio, Cook llevó a dos mujeres a un hotel y las arregló para tener relaciones sexuales con otros hombres. Una de las mujeres le dijo a Cook que estaba sufriendo un problema médico, pero Cook la obligó a reunirse en el hotel y tener relaciones sexuales con los hombres. Cook fue acusado de tráfico de personas y de obtener ganancias de la prostitución, entre otros cargos.

“Prevenir la explotación infantil requiere que adoptemos un enfoque integral que incluya el fortalecimiento de las leyes para proteger a nuestros más vulnerables: programas educativos para niños, padres, miembros de la comunidad y profesionales que trabajan con niños, entrenamiento de intervención de espectadores, servicios de apoyo a víctimas, herramientas y recursos para la aplicación de la ley y enjuiciamiento”, dijo Ahearn.

Sigue a Bowen en Twitter: @ BowenXiao3

****

Mira a continuación:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS