110,000 californianos compraron armas durante la pandemia por miedo a la “anarquía”, según estudio

Por GQ Pan
18 de Octubre de 2020
Actualizado: 18 de Octubre de 2020

Un nuevo estudio reveló que unos 110,000 californianos compraron nuevas armas durante los primeros cinco meses de la pandemia COVID-19, siendo el miedo a la “anarquía” la razón principal de sus adquisiciones.

El estudio, realizado por el Programa de Investigación de Prevención de la Violencia de la Universidad de California Davis, estimó que 110,000 californianos compraron al menos un arma de fuego entre marzo y julio, incluyendo 47,000 que compraron armas de fuego por primera vez. La estimación es consistente con los datos del Sistema Nacional de Verificación Instantánea de Antecedentes Penales, que muestra que aproximadamente 557,000 personas se sometieron a una verificación de antecedentes de armas de fuego en California, en comparación con 465,000 durante el mismo período en 2019.

La razón más común dada para la adquisición de armas de fuego en medio de la pandemia fue el miedo a la anarquía (76 por ciento), según el estudio. Le siguieron las preocupaciones por la liberación de prisioneros (56 por ciento), el hecho de que el gobierno “se excediera” (49 por ciento), el colapso del gobierno (38 por ciento) y el cierre de armerías (31 por ciento).

Sin embargo, cuando se trata de la raíz de esas preocupaciones, los investigadores citaron “el uso de armas de control de multitudes por parte de la policía” contra “protestas en gran parte pacíficas” y “vigilantes de la supremacía blanca y de la extrema derecha fuertemente armados” debido a un mayor temor a la violencia generalizada, sin mencionar los disturbios violentos que han persistido en muchas ciudades de California y en el resto del país.

Un vehículo de la policía de Los Ángeles es incendiado por alborotadores en Los Ángeles, California, el 30 de mayo de 2020. (Mario Tama/Getty Images)

Además, los investigadores destacaron un cambio significativo en las prácticas de almacenamiento, señalando que muchos de los californianos que compraron armas durante la pandemia informaron que era probable que las mantuvieran cargadas y no bajo llave.

“Se estima que 55,000 personas (1.2 por ciento de los propietarios de armas de fuego en el estado) que actualmente almacenan al menos un arma de fuego cargada y no bajo llave informaron haber adoptado esta práctica de almacenamiento inseguro en respuesta a la pandemia”, se lee en un texto preliminar del estudio (pdf).

California tiene algunas de las leyes de control de armas más restrictivas de la nación. Declarando la violencia con armas como una “epidemia de salud” en el estado, el gobernador Gavin Newsom, un demócrata, firmó un paquete de proyectos ley de armas en octubre de 2019 para expandir las leyes de “bandera roja” existentes.

Las 15 nuevas leyes entraron en vigor el mes pasado. Una de ellas permite a los empleadores, compañeros de trabajo y maestros, en lugar de a los familiares inmediatos y a la policía, como se requería anteriormente, presentar peticiones para obtener “órdenes de restricción por violencia con armas de fuego” contra cualquier persona que sospechen que pueda suponer un riesgo de daño para ellos mismos o para otros.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pompeo impulsa una ‘Nueva Alianza de Democracias’ para contrarrestar a la China comunista

TE RECOMENDAMOS