El campo geomagnético de la Tierra está fluctuando

16 de Febrero de 2017 Actualizado: 16 de Febrero de 2017

Una serie de fragmentos de jarros de arcilla cocida con el registro de los sellos reales del gobierno de Judea -Jerusalén y sus alrededores- permitió a un equipo de investigadores internacionales datar en manera cronológica y con gran exactitud la disminución de la intensidad del campo magnético de la Tierra, iniciada en el siglo VIII a.C.

Estos resultados, más los datos de estudios anteriores permitieron postular que la Tierra tiene un Campo magnético variable, que ha fluctuado en el último milenio, lo que aclara de paso uno de los grandes enigmas de Einstein.

El reciente descenso de la fuerza del campo, aparentemente no sería un fenómeno único del que preocuparse, ya que “el campo se ha debilitado y se ha recuperado a lo largo de los últimos milenios”, indicó el Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv, el 15 de febrero.

“Albert Einstein consideró el origen del campo magnético de la Tierra uno de los cinco problemas no resueltos más importantes de la física. El debilitamiento del campo geomagnético, que se extiende desde el núcleo del planeta hacia el espacio ultraterrestre y fue registrado por primera vez hace 180 años, ha suscitado preocupación por parte de algunos, por el bienestar de la biosfera”, destacó la Academia.

[insert page=’rayos-cosmicos-siguen-en-aumento’ display=’template-relacionadas.php’]

El estudio de la intensidad del campo magnético tiene implicaciones tanto en la geofísica como en la astronomía, biología y arqueología. Se mide predominantemente en materiales geológicos y arqueológicos que han quedado impactados por el calor, como un factor de imantación térmica permanente (TRM). Esta medición contiene información sobre como era el vector del campo geomagnético.

Se ha evidenciado de esta manera un comportamiento fluctuante del campo, incluyendo períodos breves (decenales) y cambios rápidos.

Trozos de jarros de Judea con el sello del gobierno de la época. Sirvieron para medir el Campo Magnético de la Tierra. (TAO
Trozos de jarros de Judea con el sello del gobierno de la época. Sirvieron para medir el Campo Magnético de la Tierra. (TAO/PNAS)

Los arqueólogos analizaron los jarros fechados entre los siglos VIII al II a.C, , período en que se conocía desde el 2009, por un declive gradual del campo magnético después de otro más estable. Ahora se confirmó un corto intervalo de tiempo con valores extremadamente altos durante el siglo VIII a.C.

“Lo llamamos el”Pico de la Edad de Hierro” y es el campo más fuerte registrado en Los últimos 100.000 años ” explicó el Dr. Erez Ben-Yosef de Instituto de Arqueología de la universidad hebrea.

[insert page=’castillo-montfort-galilea-teutonicos-cruzadas’ display=’template-relacionadas.php’]

TE RECOMENDAMOS