12 suplementos que ayudarán a su cuerpo a combatir una posible infección viral

Por LISA ROTH COLLINS
24 de Abril de 2020
Actualizado: 24 de Abril de 2020

Parece que hoy es más importante que nunca estar seguro de que hacemos todo lo posible para reforzar nuestro sistema inmunológico y evitar las infecciones. Si bien es cierto que un sistema inmunológico saludable depende de una variedad de factores, incluyendo la nutrición, el ejercicio, el manejo del estrés, el sueño, los contaminantes ambientales y la genética, todos podemos recurrir a algunos de los regalos de la naturaleza para proporcionarnos un apoyo adicional.

Los siguientes suplementos son una muestra de algunas de las opciones de refuerzo inmunológico que están disponibles. Cada uno de ellos tiene sus propias cualidades especiales y algunos pueden ser más adecuados para sus necesidades que otros. He aquí una reseña.

Astralagus

El astrágalo es un adaptógeno, lo que significa que es una hierba con capacidad para combatir el estrés, regular el sistema nervioso, mejorar el estado de ánimo y devolver el equilibrio al cuerpo. Debido a que el estrés es un factor importante en el compromiso del sistema inmunológico, el uso del astralagus puede ser instrumental para apoyar la función inmunológica. Muchos estudios han explorado el efecto del astrágalo en el sistema inmunológico, incluyendo uno en el que la hierba ayudó a suprimir la inflamación.

Si toma un suplemento de astrágalo, siga las instrucciones del productor o consulte a un profesional de la salud bien informado.

Plata coloidal

Mucha gente está confundida acerca de lo que es la plata coloidal y cómo usarla. El término se refiere a varias formas de plata disponibles como suplementos dietéticos. Básicamente, la plata coloidal es una suspensión que contiene partículas de plata así como iones de plata. El tamaño de las partículas oscila entre 10 y 1000 nanómetros (nm), y cuanto más pequeñas son las partículas, más bioactivo es el suplemento.

La plata coloidal es mejor conocida como un agente antimicrobiano. Según el Dr. Joseph Mercola, la plata coloidal es activa contra ciertas bacterias, como escherichia coli, pseudomonas aeruginosa, staphylococcus aureus y s. epidermidis. Las investigaciones también muestran que el suplemento puede ayudar a eliminar un número limitado de hongos.

Otra forma en que la plata coloidal puede beneficiar al sistema inmunológico es como un refuerzo para los antibióticos. El uso del suplemento junto con amoxicilina, clindamicina, eritromicina o vancomicina puede aumentar los poderes de estas drogas. Utilice la plata coloidal según lo recomendado por un proveedor de servicios de salud bien informado.

Calostro

La naturaleza es bastante inteligente, proporcionando una gran cantidad de vitaminas, minerales, enzimas, anticuerpos y otros ingredientes esenciales a los mamíferos recién nacidos inmediatamente después de su nacimiento. El calostro es la fuente de este tesoro, que es producido por las madres el primer día del nacimiento del bebé y los días siguientes. Esta sustancia translúcida también introduce bacterias beneficiosas críticas, a saber, lactobacillus acidophilus y bifidobacterium, en los sistemas inmunológico y digestivo.

Los adultos también pueden beneficiarse del calostro. Los suplementos de calostro, que están hechos de calostro bovino, pueden ayudar a equilibrar nuestro delicado microbioma y proteger nuestro revestimiento intestinal de las toxinas invasoras y los microbios causantes de enfermedades, como escherichia coli, helicobacter pylori, campylobacter jejuni, y otros.

Los suplementos de calostro están disponibles en polvo, masticables y en cápsulas. Es mejor tomar el calostro con el estómago vacío 30 minutos antes o dos horas después de comer. Una dosis estándar es de 1 a 3 gramos diarios, pero se sugieren dosis más altas para aquellos que experimentan un estrés significativo.

Equinácea

La equinácea es una flor que tiene propiedades antibacterianas y antivirales. La naturaleza nos proporciona nueve especies de equinácea, pero solo tres de ellas se utilizan en remedios naturales: la echinacea angustifolia, e. pallida y e. purpurea, así que compruebe las etiquetas de estos suplementos.

Las tres contienen fenoles, que son antioxidantes potentes. Las e. angustifolia y la e. purpúrea tienen también alquilamidas o alcamidas, que apoyan el funcionamiento del sistema inmunológico. El ácido cafeico también está presente. Este compuesto tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

El poder de la equinácea para combatir las infecciones ha sido demostrado en varios estudios. Un meta-análisis que incluyó a casi 2500 participantes demostró que la hierba reduce el riesgo de infecciones respiratorias recurrentes, especialmente en personas vulnerables.

Actualmente, no existe una dosis estándar de equinácea. Para las tinturas, la dosis sugerida es de 0.75-1.5 mililitros diarios. Si se bebe el té, 6-8 onzas cuatro veces al día es una recomendación. Consulte a un proveedor de atención médica informado para obtener sugerencias adicionales.

Goldenseal

¿Sabía que godenseal es un miembro de la familia de los ranúnculos? El goldenseal —hidrastis (hydrastis canadensis)— se usa a menudo junto con la equinácea, porque las dos hierbas se complementan y aumentan la potencia de la otra. De hecho, el principal beneficio de esta mezcla de hierbas es mejorar el sistema inmunológico. Goldenseal y la equinácea juntos es una combinación favorita de hierbas para el resfriado, la gripe y otras infecciones, incluyendo las que afectan a los senos, la garganta, el tracto urinario, la vagina, el tracto intestinal y la boca.

Goldenseal contiene berberina, un compuesto que se ha demostrado que mata bacterias, levaduras y parásitos. La berberina también puede estimular los glóbulos blancos para que sean más eficaces en la lucha contra las infecciones. Según los autores de un estudio que aparece en International Immunopharmacology, por ejemplo, la berberina puede ser útil para el tratamiento de las infecciones de la gripe A.

Tome goldenseal y la equinácea como se indica en el paquete o discuta sus opciones con un profesional de la salud bien informado.

Hongos

Los hongos medicinales son valorados en todo el mundo por sus propiedades curativas. Maitake, reishi, shiitake, chaga, melena de león, y otros han demostrado habilidades para apoyar y mejorar el sistema inmunológico. Uno de los potenciadores del sistema inmunológico en estos y otros hongos es el glucano, un polisacárido. Otro de los impulsores del sistema inmunológico es la superóxido dismutasa, una potente enzima antioxidante que se encuentra en abundancia en los hongos chaga. Se ha descubierto que estos hongos, en particular, tienen al menos otros siete antioxidantes.

El shiitake y el maitake también pueden estimular una respuesta inmunológica. En un estudio realizado en 2014, los investigadores descubrieron que la combinación de los dos hongos dio como resultado la respuesta más fuerte, seguida por el maitake solo.

Los suplementos medicinales de hongos deben tomarse de acuerdo con las instrucciones del productor o el consejo de un profesional de la salud bien informado.

Aceite de orégano

Este aceite aromático se deriva de la planta de orégano —origanum vulgare— y contiene potentes compuestos con cualidades curativas. Tres de ellos son el carvacrol, que puede detener el crecimiento de las bacterias, entre ellas el staphylococcus aureus y la s. epidermidis; el ácido rosmarínico, un potente antioxidante; y el timol, un antimicótico natural, eficaz contra las cepas de candida albicans, c. tropicalis y c. krusei.

Los estudios de laboratorio y en animales indican que el aceite de orégano puede reducir la inflamación y la hinchazón.
El aceite de orégano puede utilizarse de forma tópica u oral (gotas, cápsulas). Use el aceite en la piel para combatir las infecciones por hongos o la inflamación de las glándulas. Si lo toma por vía oral, úselo una o dos veces al día en días alternos para ayudar a prevenir el resfriado o la gripe. Si ya está luchando contra un resfriado, una sugerencia es que lo tomes todos los días hasta que los síntomas desaparezcan.

Extracto de hoja de olivo

Los extractos de hoja de olivo contienen una molécula única llamada oleuropeína, que se encuentra no solo en el fruto del olivo sino también en las hojas. La oleuropeína es un potente antioxidante y antiinflamatorio que también puede tener capacidades de lucha contra el cáncer, al menos según algunas investigaciones. Por ejemplo, el extracto de hoja de olivo redujo la inflamación y los marcadores inflamatorios en estudios con animales, incluyendo aquellos relacionados con la colitis y la enfermedad de Crohn.

En un estudio realizado en 2018 en el Journal of Medicinal Food, los autores señalaron que las hojas de olivo son una fuente rica en compuestos polifenólicos que han demostrado tener capacidades antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas. El antibacteriano de la hierba se limita a las bacterias gram-positivas.

La dosis estándar de extracto de hoja de olivo es de 500-1000 mg diarios.

Probióticos

También las bacterias beneficiosas, conocidas como probióticos, ayudan a mantener nuestro microbioma en equilibrio, nuestro sistema inmunológico funcionando sin problemas, y nuestra vía digestiva ronroneando. Los probióticos son tan importantes por todas estas razones porque alrededor del 80 por ciento de su sistema inmunológico se encuentra en su intestino. Si mantiene su intestino contento proporcionándole buenas especies de bacterias, especialmente las de Lactobacillus y Bifidobacterium, sus sistemas inmunológico y digestivo también pueden estar contentos.

Los probióticos también son útiles para maximizar los nutrientes que se obtienen de los alimentos. Si no tiene suficiente probióticos para ayudar a la absorción de los nutrientes, existe la posibilidad de que experimente deficiencias nutricionales y, como resultado, problemas con su función inmunológica.

Por lo general, usted desea tomar un suplemento probiótico que proporcione al menos 10 mil millones de CFU (unidades formadoras de colonias) diariamente para su mantenimiento, y una dosis más alta si usted está manejando un desafío en la salud. Tome los suplementos probióticos 30 minutos antes de la comida para obtener los mejores resultados.

Vitamina C

Muchos de nosotros comenzamos a tomar suplementos de vitamina C cuando sentimos un resfriado o una gripe, y es realmente importante mantener siempre nuestros niveles de vitamina en el cuerpo. ¿Por qué? Este nutriente, también conocido como ácido L-ascórbico, se disuelve rápidamente en el cuerpo y no se almacena. Por lo tanto, es esencial consumirlo regularmente en alimentos y suplementos cuando sea necesario.

Cuando se trata del sistema inmunológico, la vitamina C juega varios papeles críticos. Tal vez el más importante corresponde a sus propiedades antioxidantes, lo que significa que ayuda a eliminar las moléculas de radicales libres que causan enfermedades y dañan a las células. La vitamina C también reduce la inflamación y ayuda a la cicatrización de las heridas.

La dosis diaria recomendada de vitamina C para hombres y mujeres adultos es de 90 miligramos (mg) y 75 mg, respectivamente, con un límite superior de 2000 mg diarios. Demasiada vitamina puede causar náuseas, diarrea, dolor de cabeza, insomnio, calambres abdominales y vómitos, por lo que hay que evitar tomar demasiada en forma de suplementos. La alta ingesta de vitamina C a través de los alimentos no suele causar problemas y es superior a los comprimidos vitamínicos.

Vitamina D

La historia detrás de la vitamina y la hormona del sol es que la mayoría de las personas tienen niveles insuficientes o son deficientes en este nutriente esencial. Las personas que tienen una deficiencia de vitamina D, por ejemplo, cuando toman un suplemento pueden desarrollar menos casos de gripe o resfriados. Una revisión mostró una reducción del 12 por ciento en el riesgo de infecciones respiratorias después de que las personas tomaran suplementos de vitamina D. Sin embargo, la mejor manera de obtener la vitamina D es simplemente tomando un poco de sol en la piel.

Según el Journal of Investigative Medicine, la vitamina D tiene la capacidad de modular las respuestas inmunológicas, y una deficiencia en el nutriente se asocia con un mayor riesgo de enfermedades autoinmunes y una mayor susceptibilidad a las infecciones.

Antes de tomar un suplemento de vitamina D, pídale a su proveedor de atención médica que examine sus niveles. Entonces usted y su médico podrán determinar la mejor dosis para sus necesidades.

Zinc

El zinc se ha convertido casi en sinónimo de ayudar a controlar el resfriado común. El uso de pastillas de zinc puede reducir el tiempo de resfriado en uno o dos días si se toman dentro de las 24 horas siguientes a la aparición de los síntomas. El zinc también puede reducir las infecciones de las vías respiratorias superiores en los niños.

Sin embargo, este mineral también puede ayudar coontra otros ataques al sistema inmunológico. Esto se debe a que el zinc, que se encuentra en las células de todo el cuerpo, ayuda a protegerse de los virus y las bacterias dondequiera que estén. La dosis diaria recomendada de zinc es de 8 mg. para las mujeres y 11 mg. para los hombres. Si ya está recibiendo suficiente zinc de su dieta, los expertos no están seguros de que tomar más zinc de los suplementos sea beneficioso.

Lisa Roth Collins es una nutricionista holística registrada y la directora de marketing de NaturallySavvy.com, que publicó por primera vez este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS