125 empleados se desvinculan del mayor sistema hospitalario de Indiana tras rechazar la vacuna

Por Tom Ozimek
18 de Septiembre de 2021
Actualizado: 18 de Septiembre de 2021

Indiana University Health, el mayor sistema hospitalario del estado, ha anunciado que 125 empleados ya no forman parte de la empresa tras haberse negado a cumplir con la vacunación obligatoria contra la COVID-19 de la organización.

“Indiana University Health ha antepuesto la seguridad y el bienestar de los pacientes y de los miembros del equipo al exigir a los empleados que se vacunen completamente contra la COVID-19 antes del 1 de septiembre”, dijo IU Health en una declaración el 16 de septiembre. “Después de un período de suspensión no remunerado de dos semanas que finalizó el 14 de septiembre, un total de 125 empleados, el equivalente a 61 empleados a tiempo completo, optaron por no recibir la vacuna contra la COVID-19 y han abandonado la organización”.

Aunque la declaración no especificaba si los trabajadores renunciaron o fueron despedidos, un portavoz de IU Health dijo a Newsweek que los empleados que se negaron a recibir la vacuna renunciaron.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con IU Health para pedirle que confirme si los empleados renunciaron o fueron despedidos, pero no recibió una respuesta inmediata.

“La mayoría de los empleados que optaron por no vacunarse trabajaban a tiempo parcial, menos que a tiempo parcial o no han trabajado durante varios meses, y tendrán un efecto mínimo en el personal”, dijo el portavoz a Newsweek, añadiendo que, a partir del viernes, todos los empleados de IU Health cumplían con la vacunación obligatoria.

IU Health, que opera 15 hospitales y docenas de clínicas para pacientes externos en todo el estado, emplea a unos 36,000 trabajadores.

Hace dos semanas, IU Health anunció que alrededor de 300 empleados habían sido suspendidos y que podrían volver al trabajo si se vacunaban parcial o totalmente contra la COVID-19, según el Indianapolis Business Journal.

En junio, IU Health anunció que exigiría a todos los médicos, enfermeras y demás personal la vacunación completa contra la COVID-19, uniéndose así a más de 150 sistemas hospitalarios de todo el país que emitieron requisitos de vacunación para los empleados.

El anuncio de IU Health se produjo el mismo día en que unas dos docenas de fiscales generales republicanos escribieron una carta (pdf) al presidente Joe Biden, en la que le advertían de una inminente acción legal si entraba en vigor su propuesta de requisitos de vacunación para decenas de millones de estadounidenses.

La amplia orden de Biden para los empleados del sector privado, los profesionales sanitarios y los contratistas federales exigiría a las empresas con más de 100 empleados que el personal se vacunara contra la COVID-19 o se sometiera a pruebas semanales para detectar la enfermedad. El plan se pondría en marcha a través de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

“Su plan es desastroso y contraproducente”, escribieron los fiscales en la carta enviada a Biden, añadiendo que el “edicto de vacunación es también ilegal”.

“Si su Administración no modifica su curso, los fiscales generales estatales abajo firmantes buscarán todas las opciones legales disponibles para hacerle responsable y defender el Estado de derecho”, escribieron.

Varios líderes republicanos, así como algunos jefes sindicales, han criticado a Biden por la medida, acusándole de extralimitación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS