Una dolorosa tragedia llevó a esta mujer a convertirse en símbolo de amor y entrega

Por La Gran Época
08 de Marzo de 2019 Actualizado: 29 de Marzo de 2019

Esta mujer perdió a su pequeña hija hace 40 años. En el dolor de su pérdida, encontró inspiración y se convirtió en la madre de las que más la necesitaban, así decidió establecer un hogar amoroso para niñas sin hogar. Durante más de 30 años, esta mujer de 80 años ha adoptado aproximadamente 800 niñas.

La cuna fuera de la casa de la Dra. Sarojini Agarwal, no es para fines decorativos. Es un mensaje para que la gente pueda dejar allí a las niñas huérfanas o abandonadas. Y ahora, se ha convertido en un emblema de amor y acción.

Por más de 30 años, la casa detrás de este pesebre ha recibido a 800 niñas. La Dra. Agarwal estableció el refugio Manisha Mandir en Lucknow, India, en 1985. Desde entonces, ha dedicado toda su vida a estas niñas sin hogar o abandonadas.

Hay una historia conmovedora detrás de esta casa amorosa. De acuerdo a The Better India, Agarwal acogió a sus 800 hijas en la misma casa donde perdió a su pequeña hija, la niña de 8 años murió en un accidente en 1978, cuando Agarwal estaba conduciendo un vehículo de dos ruedas.

Aunque se lamentaba por la muerte de su propia hija, la doctora Agarwal no se dejó llevar por el dolor. Transformó esta emoción negativa en poderosa energía de amor. Después de pasar por la fase más difícil de su vida, se inspiró para compensar su pérdida mediante la creación de un hogar cálido para aquellas niñas que buscaban una mamá y un lugar donde vivir.

“Tu memoria es mi fuerza, cada niña una imagen de tu espejo. El amor de una madre abrazó el mundo de verdad, tu me liberaste”, escribió la Dra. Agarwal en su sitio web.

La primera bebé que adoptó fue una niña sorda, cuya madre soltera había muerto durante el parto. Esto fue seguido por la adopción de tres niñas que perdieron a su mamá en un accidente. Otras chicas que llegaron eran de las calles o burdeles.

La casa original de Agarwal sólo tenía tres habitaciones para todas las chicas. Pero con el paso de los años, se han mudado a una gran casa de tres pisos en el área de Gomti Nagar, en Lucknow. El nuevo lugar tiene una biblioteca, una sala de computación, talleres de artesanía, canchas de baloncesto y de bádminton y una sala de televisión. Las niñas también aprenden a coser, tejer y aprenden otras habilidades vocacionales. Se quedan en la casa hasta que cumplen 18 años y luego se les anima a encontrar un trabajo.

La Dra. Agarwal también logra ayudar a las niñas a recibir una buena educación, porque piensa que es la única manera de lograr que sean independientes y encuentren buenos trabajos. Así que ella les ayuda a ser admitidas en buenas y prestigiosas escuelas. Muchas de las niñas son ahora gerentes de banco, maestras y directoras de escuela.


Después de haber recibido numerosos premios, incluyendo el Premio Nacional de Bienestar Infantil, la Dra. Agarwal continúa trabajando dedicadamente para ayudar a todas sus hijas. Estableció una beca para las niñas meritorias de familias pobres para seguir una educación académica superior, como licenciatura y maestría.


Con la edad que tiene hoy en día, sin embargo, esta señora de ochenta años ya no puede cuidar a los recién nacidos. Aunque no sabe cuánto tiempo mas puede seguir ayudando a estas chicas, está segura de que se dedicará a ello hasta el último minuto.

La compasión logró que esta madre fuerte se levantara después de una tragedia. La vida a veces es dura, pero con amor siempre es posible salir de los tiempos difíciles. Ayudar a las personas es una de las mejores maneras de difundir y recibir amor.

Mira el video a continuación:


Padrastro recibe regalo por su cumpleaños

¿Te gusto este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS