15 economistas principales predicen un crecimiento económico sólido y tasas de interés estables

Por Tom Ozimek
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

Los economistas de algunos de los bancos más grandes de Estados Unidos predicen que la economía de EE.UU. crecerá, agregará empleos y respaldará las ganancias salariales en 2020, según un pronóstico del Comité Asesor Económico de la Asociación Americana de Banqueros.

“El pronóstico medio es de un crecimiento del PBI ajustado a la inflación del 1.9% este año y el próximo (medido sobre una base Q4/Q4), luego de un cambio estimado del 2.3% el año pasado”, dijo el Comité en un comunicado el 16 de enero.

Aún así, la mayoría de los miembros del Comité, que está formado por 15 economistas principales de algunos de los bancos más grandes de América del Norte, dijo que los riesgos para el crecimiento económico “todavía estaban ponderados a la baja”.

“En el lado del consumidor, la fortaleza continua en el mercado laboral, incluido el aumento de los salarios, sigue siendo una fuerza positiva para el crecimiento”, dijo el Comité. “Sin embargo, el comité cree que el consumo se moderará a medida que el crecimiento del empleo disminuya. El pronóstico del grupo es que el consumo personal aumente un poco más del 2 por ciento hasta 2021 en comparación con alrededor del 2,7 por ciento el año pasado”.

“El aumento sostenido de empleos, el bajo desempleo y el fuerte crecimiento de los salarios permitirán a los consumidores continuar apoyando la economía, aunque con menos fuerza que el año pasado”, dijo Catherine Mann, presidenta del comité y economista jefe de Citigroup.

La cifra de crecimiento del PBI prevista por el Comité está en línea con el Resumen de Proyecciones Económicas más reciente emitido por la Reserva Federal el 3 de enero. La Fed publicó el resumen junto con las actas de la reunión de diciembre del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), el organismo de fijación de tasas de interés del banco central.

“Casi todos los participantes esperaban que, de acuerdo con la política monetaria adecuada, el crecimiento del PBI real en 2020 se situaría en un 1,9% o un poco más, la mediana de las estimaciones actuales de su tasa a largo plazo”, según las minutas.

Fondos federales

El FOMC indicó que sentía que las perspectivas económicas eran lo suficientemente estables como para suspender más recortes de tasas, y agregó que monitorearía las condiciones y se ajustaría según fuera necesario.

“El Comité juzga que la postura actual de la política monetaria es apropiada para apoyar la expansión sostenida de la actividad económica, las condiciones del mercado laboral y la inflación cerca del objetivo simétrico del 2 por ciento del Comité”, dijo el FOMC.

El Comité Asesor Económico consideró futuros movimientos de tasas por parte de la Fed y dijo que no esperaban “algún cambio en la tasa de fondos federales hasta 2021”.

“Sin embargo, el comité se dividió sobre si el próximo movimiento sería un aumento o una disminución en la tasa de política, ya que los miembros tenían puntos de vista diferentes sobre la estrechez del mercado laboral y su posible transferencia a la inflación”, dijo el Comité Asesor Económico.

En su reunión de fijación de tasas de interés de diciembre, los funcionarios de la Fed votaron para mantener su tasa de interés de referencia en un rango entre 1.5 por ciento y 1.75 por ciento. En tres reuniones anteriores, los miembros del comité redujeron la tasa objetivo de fondos federales en un cuarto de punto porcentual cada vez.

Condiciones económicas “casi ideales”

En declaraciones recientes, los funcionarios de la Fed notaron algunos riesgos a la baja para la economía, pero lo suficientemente insignificantes como para reducir las tasas.

El presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, dio un tono optimista a la economía en declaraciones en la Asociación de Negocios e Industria de Connecticut el 13 de enero, diciendo que espera resultados económicos “casi ideales” en 2020, al tiempo que señala los riesgos de la inflación y las burbujas de activos.

“Una inflación más rápida de lo esperado sigue siendo un riesgo de manejar la economía con una política monetaria acomodaticia y mercados laborales ajustados”, dijo Rosengren.

El presidente de la Fed de Boston, Eric S. Rosengren, habla sobre la economía y la política monetaria en un evento en Hartford, Connecticut, el 13 de enero de 2020. (Banco de la Reserva Federal de Boston)

Michelle Bowman, miembro de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal, se hizo eco del optimismo de Rosengren en sus comentarios el 16 de enero: “Me complace decir que la economía de EE.UU. se encuentra actualmente en un buen lugar y la perspectiva de referencia de los participantes en el Comité Federal de Mercado Abierto es para un crecimiento moderado continuo en el producto interno bruto en los próximos años. El desempleo es el más bajo en 50 años, y los participantes del FOMC esperan que siga siendo bajo. La inflación se ha silenciado y se espera que aumente gradualmente al objetivo del 2 por ciento del FOMC”.

Otros tres altos funcionarios de la Fed dijeron en entrevistas separadas el 3 de enero que tienen suficiente confianza en la fortaleza de la economía estadounidense para favorecer el mantenimiento de la congelación actual del banco central sobre los recortes de tasas.

La presidenta del Banco de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, y el presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijeron que no han visto ninguna justificación para abandonar la actual política de “espera” del banco central.

“Estoy bastante contenta con la política en este momento, y tendremos que esperar y ver”, dijo Mester en Bloomberg.

La presidenta de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester (I), habla con la presentadora Maria Bartiromo en The Fox Business Network el 1 de abril de 2016 en Nueva York. (Rob Kim/Getty Images)

Tasas estables

El Comité Asesor Económico dijo que, basándose en sus expectativas de crecimiento y los futuros movimientos de política de la Fed, los rendimientos del Tesoro se mantendrían estables.

“No se espera un cambio significativo para las tasas del Tesoro a tres meses, con tasas de bonos a 10 años que aumentan de 1.8 por ciento ahora a 1.9 por ciento al final del año y 2.1 por ciento un año después”, dijo el Comité.

Los 15 economistas también esperaban aumentos modestos en las tasas hipotecarias, junto con un crecimiento tanto en la construcción de viviendas nuevas como en los precios de las viviendas.

“Históricamente, las bajas tasas hipotecarias y la buena disponibilidad de crédito, junto con un mayor empleo y mayores ingresos, proporcionan una perspectiva positiva para la vivienda”, dijo Mann.

El alivio de las tensiones comerciales y las políticas monetarias y fiscales acomodaticias deberían mejorar el crecimiento mundial, dijo el Comité, al tiempo que señaló los riesgos.

“En general, el riesgo es positivo para los consumidores, ya que los salarios podrían aumentar más rápidamente, especialmente para aquellos en el extremo inferior de la distribución del ingreso, proporcionando un mayor poder de gasto”, dijo Mann. “Por otro lado, el riesgo es a la baja para la inversión empresarial debido a la incertidumbre económica, así como a las preocupaciones sobre los problemas actuales en la industria aeroespacial”.

El Comité espera que la tasa nacional de desempleo se mantenga cerca del nivel actual de 3.5 por ciento hasta el próximo año.

“Se espera que la participación en la fuerza laboral continúe aumentando, trayendo nuevos participantes al mercado laboral para satisfacer la demanda de trabajadores”, dijo Mann.

La tasa de participación en la fuerza laboral, o la proporción de estadounidenses en edad laboral que tienen un trabajo o lo están buscando, se mantuvo estable en diciembre, con un 63,2 por ciento.

El Comité predijo que la inversión empresarial aumentaría a medida que las empresas intenten aprovechar la tecnología para aumentar la productividad en medio de mercados laborales ajustados. Indicaron que a medida que las empresas se encuentran con mayor dificultad para encontrar trabajadores, el crecimiento salarial aumentaría a alrededor de 3.3 por ciento anual hasta 2021.

En los últimos meses, a pesar del escaso mercado laboral, el crecimiento salarial se ha silenciado. Las ganancias promedio por hora aumentaron tres centavos, o 0.1 por ciento el mes pasado, después de ganar 0.3 por ciento en noviembre. Eso redujo el aumento anual de los salarios a 2.9 por ciento en diciembre desde 3.1 por ciento en noviembre, según el informe de empleo más reciente del Departamento de Trabajo, publicado el 10 de enero.

Los 15 economistas también dijeron que vieron la probabilidad de una recesión cayendo al 25 por ciento en los próximos 12 meses, lo que representa una ligera caída de su predicción anterior “debido a la disminución de las tensiones comerciales y los efectos rezagados de las acciones de política monetaria”.

A continuación

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS