Un grupo armado saqueó la casa de la madre del Chapo y mató varias personas

16 de Junio de 2016 Actualizado: 16 de Junio de 2016

Un “batallón” de 150 hombres armados ingresaron a la impresionante mansión de la madre del narcotraficante mejicano Joaquín Guzmán Loera, más conocido como “el chapo”, saquearon casi todas las pertenencias y disparando a todo lo que se movía. El saldo de este operativo que se atribuye a bandas rivales del narcotraficante preso, dejó un saldo de tres muertos y varios heridos aunque algunas versiones de la prensa hablan de 8 muertos.

Los investigadores creen entender que este operativo narco es una señal de advertencia. La mansión de la madre de Guzmán está ubicada en una difícil y escarpada área del territorio del profundo México.

Se llama La Tuna, y forman uno de los vértices del llamado “triángulo de oro” ubicado entre Durango, Chihuahua y Sinaloa. Para los agentes antinarcóticos de Estados Unidos ese territorio es una pesadilla donde han constatado que es una de las zonas de plantíos de opio más importante de América.

El operativo

El comando irrumpió en la mansión de Consuela Loera, la madre de “el chapo”, robó dos coches, tres motocicletas y cortó las líneas telefónicas. La mujer, en un principio, no sufrió golpes aunque ese dato no está confirmado.

Todo parece indicar que se trató de un ajuste de cuentas. Los hijos de Guzmán Loera, Iván y Alfredo, conocidos como Los Chapitos, estarían enfrentados a la dirección de un grupo criminal mientras que otras versiones hablan que el ataque fue perpetrado por el cártel de los Beltrán Leyva, antiguos y feroces rivales de El Chapo, unos sicarios y narcotraficantes que por muchos años se enfrentaron con el cártel de Sinaloa.

Guzmán Loera los había contratado hace años como brazo armado propio, hasta que en 2008 los Beltrán Leyva consideraron que habían sido traicionados. La guerra se declaró hasta que alcanzó un punto de quiebre entre los dos grupos de narcos, y fue cuando uno de los Beltrán Leyva fue asesinado por un comando de 15 sicarios en un centro comercial de Culiacán, la capital de Sinaloa.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS