16 legisladores de EE.UU. pidieron a la OMS que no aísle a Taiwán de la batalla contra el COVID-19

Por Frank Fang
10 de Marzo de 2020
Actualizado: 10 de Marzo de 2020

TAIPEI, Taiwán.  Mientras que los países de todo el mundo buscan contener el nuevo brote de coronavirus, originado en la ciudad china de Wuhan, Taiwán fue excluido de los debates internacionales organizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En respuesta, el representante estadounidense, Brian Babin (R-Texas), y otros 15 legisladores de la Junta Política de Médicos del Partido Republicano, un grupo de médicos en el Congreso, han escrito una carta al Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, instando a Taiwán a ser incluido en la OMS.

El régimen chino reclama a Taiwán como parte de su territorio -a pesar del hecho de que la isla autogobernada tiene su propio gobierno, moneda y ejército elegidos democráticamente- y, por lo tanto [China], se considera un representante de Taiwán.

Beijing ha presionado a las organizaciones internacionales (entre ellas la OMS) para que acepten los reclamos de soberanía de China.

Por lo tanto, Taiwán no es un estado miembro de la OMS. De 2009 a 2016, los ministros de salud de Taiwán participaron en la Asamblea Mundial de la Salud (WHA), el órgano decisorio de la OMS, en calidad de observadores. Pero desde 2017, China ha prohibido a Taiwán participar en la asamblea y en sus reuniones.

“La salud pública no debe ser politizada y la exclusión de Taiwán por parte de la OMS es precisamente eso. Esta decisión amenaza la seguridad de la salud de todos”, escribió Babin en un tuit del 9 de marzo, donde también compartió copias de la carta enviada a Ghebreyesus.

Brote

Desde el comienzo del nuevo brote de coronavirus, Taiwán ha sido excluido de participar en las reuniones celebradas por el Comité de Emergencia de la OMS.

La carta de Estados Unidos, fechada el 6 de marzo, declaraba que los legisladores tenían una “profunda preocupación” por la “marginación continua de Taiwán” de la OMS durante el brote.

“La exclusión permanente de parte de la OMS hacia Taiwán, durante esta epidemia, ha puesto a las personas en Taiwán y en todo el mundo en mayor riesgo, al tiempo que perjudica la integridad de la OMS y la seguridad de los estados miembros”, señala la carta.

La carta cuestionaba si la única muerte de Taiwán en relación con el virus podría haberse evitado si Taiwán no hubiera sido excluido de la OMS. Agregó que la proximidad de Taiwán a China fue otra razón por la cual el estado insular debería formar parte de la organización internacional. Taiwán se encuentra al otro lado del estrecho de la provincia de Fujian.

“Le instamos a ignorar la presión y el acoso de la RPC (República Popular China) y permitir la participación de Taiwán en esta lucha [contra el coronavirus]”, agrega la carta.

Los legisladores pidieron que Ghebreyesus “extendiera una invitación directa a Taiwán para participar directamente en todas las reuniones, mecanismos y actividades de la OMS, incluida la próxima 73ª Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra” que se realizará en mayo.

Joanne Ou, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán, agradeció el 10 de marzo a los 16 legisladores estadounidenses en una sesión informativa matutina, según la Agencia Central de Noticias del gobierno de Taiwán.

Ou dijo que Beijing continuó oprimiendo a Taiwán y limitando su presencia internacional en los esfuerzos para enfrentar la pandemia.

El legislador taiwanés Wang Ting-yu también agradeció a los legisladores estadounidenses en un tuit publicado el 10 de marzo: “Como el congresista señaló acertadamente, ni Taiwán ni la comunidad internacional se benefician al restringir el acceso de #Taiwán a información oportuna sobre salud pública”.

Taiwán ofrece asistencia

Al momento de escribir este informe, Taiwán tiene 47 infecciones confirmadas y una muerte. Los expertos han atribuido las cifras relativamente bajas al éxito de las medidas de contención del gobierno. La isla fue una de las primeras en prohibir la entrada a todos los viajeros que visitaron China recientemente.

Según las cifras del gobierno de Taiwán, de la población total de la isla de 23 millones de personas, más de 400,000 ciudadanos taiwaneses trabajan en China continental.

Los funcionarios de Taiwán comenzaron a subir a los aviones para evaluar la salud de los pasajeros procedentes de China, después de que las autoridades de Wuhan confirmaran el brote el 31 de diciembre de 2019.

A pesar de la exclusión de Taiwán de la OMS, el gobierno taiwanés ha brindado asistencia a otras naciones y comenzó a desarrollar su propia tecnología para el diagnóstico del virus.

El 6 de marzo, el alcalde de Praga, Zdenek Hrib, agradeció a Taiwán por proporcionar información sobre las medidas de contención del virus y publicó en Twitter una carta enviada por el representante de Taiwán a su ciudad. Hrib había firmado un acuerdo de ciudad hermana con la capital de Taiwán, Taipei, en enero.

La carta declaraba que Taiwán había enviado un paquete sobre análisis de big data, materiales de educación sobre higiene y pruebas de virus.

“A pesar del contacto intensivo con China continental, han logrado mantener la situación bajo control”, escribió Hrib en el tuit.

El 8 de marzo uno de los principales institutos de investigación de la isla, llamado la Academia Sínica, que es administrada por el gobierno de Taiwán, anunció que su equipo de científicos ha desarrollado anticuerpos capaces de identificar la proteína del virus, oficialmente llamada SARS-CoV-2. Esto allana el camino para una nueva prueba de diagnóstico que puede detectar el virus en 15 minutos, según los medios locales.

El 9 de marzo, la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, escribió en un tuit que las muestras corporales de pacientes sospechosos, enviadas desde la nación isleña de Palau, dieron negativo. La isla del Pacífico Sur es uno de los 14 aliados diplomáticos de Taiwán.

“Estamos más que dispuestos a trabajar con nuestros aliados y socios en todo el mundo”, escribió Tsai.

La semana pasada, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó por unanimidad la Ley TAIPEI, que exige el fortalecimiento de los lazos económicos con Taiwán y expresa el apoyo de EE.UU. a la participación de Taiwán en las organizaciones internacionales.

“Es imperativo que Estados Unidos aliente a nuestros aliados y socios a fortalecer sus lazos diplomáticos con Taipei, y que nos aseguremos de que Taiwán tenga un asiento en la mesa de toma de decisiones internacionales, incluso de las Naciones Unidas”, declaró la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en un comunicado de prensa tras la aprobación del proyecto de ley.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer

¿Sabía?

Cada año miles de personas se reúnen en Taiwán para inspirar a los perseguidos en China continental

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS