17 millones de trabajadores sanitarios deben vacunarse antes del 4 de enero según orden de Biden: CMS

Por Jack Phillips
04 de Noviembre de 2021
Actualizado: 04 de Noviembre de 2021

Los Centros de Servicios de Medicaid (CMS) emitieron el jueves una norma según la cual la mayoría de los trabajadores sanitarios de Estados Unidos tendrán que estar considerados como “totalmente vacunados” con la vacuna COVID-19 antes del 4 de enero.

La norma se dictó para todo el personal empleado en hospitales o centros financiados por Medicaid o Medicare. A diferencia de la norma de la administración Biden, que obliga a vacunarse o a someterse a pruebas a los empleadores con 100 o más trabajadores, la norma de los CMS no permite que el personal sanitario opte por no cumplir la norma sometiéndose a pruebas semanales—aunque se pueden acomodar las exenciones religiosas y médicas.

“Garantizar la seguridad de los pacientes y la protección frente a COVID-19 ha sido el centro de nuestros esfuerzos en la lucha contra la pandemia y los desafíos en constante evolución que estamos viendo”, dijo la administradora de los CMS, Chiquita Brooks-LaSure, en un comunicado. “La acción de hoy aborda el riesgo del personal sanitario no vacunado para la seguridad de los pacientes y proporciona estabilidad y uniformidad en todo el sistema sanitario de la nación para fortalecer la salud de las personas y de los proveedores que las atienden”.

Un alto funcionario de la administración Biden dijo a los periodistas el jueves que “no hay una opción de prueba” disponible para los trabajadores de la salud.

“Tenemos un listón más alto para los trabajadores de la salud, dado su papel crítico para garantizar la salud y la seguridad de sus pacientes. Por lo tanto, o se vacuna o se exime según las normas establecidas”, dijo el funcionario.

Citando la propagación de la variante Delta de COVID-19, la agencia dijo que la medida está diseñada para prevenir las enfermedades de COVID-19 entre el personal sanitario. Los nuevos requisitos se aplicarán a unos 76,000 proveedores de atención sanitaria y cubrirán a unos 17 millones de trabajadores en todo Estados Unidos, según los CMS.

“Los centros cubiertos por esta normativa deben establecer una política que garantice que todo el personal elegible haya recibido la primera dosis de la vacuna COVID-19 de dos dosis o de una dosis antes de proporcionar cualquier atención, tratamiento u otros servicios antes del 5 de diciembre de 2021”, dijo la agencia.

Ahora, los trabajadores sanitarios que reúnan los requisitos tienen que recibir dos dosis de la vacuna de Moderna o Pfizer, o una dosis de la de Johnson & Johnson, antes del 4 de enero, según la agencia.

En las últimas semanas, varios hospitales ya han aplicado los requisitos de vacunación para su personal, lo que ha provocado demandas y protestas, mientras que estados como California y Nueva York han promulgado la vacunación obligatoria para los trabajadores sanitarios.

La medida, en particular, puede afectar más gravemente a los hospitales rurales. Varios directores generales de hospitales han advertido que la norma del gobierno federal provocaría el cierre de departamentos, mientras que un ejecutivo de Texas advirtió que cerraría un hospital entero.

La Asociación Nacional de Salud Rural “cree que es importante que todos los trabajadores de la salud se vacunen, para protegerse a sí mismos y a su comunidad”, dijo el director ejecutivo Alan Morgan en una declaración a USA Today. “Sin embargo, las órdenes de vacunación provocarán interrupciones en los servicios rurales. Y como tal, deben comunicarse y aplicarse planes de personal federal rural específicos”.

También el jueves, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) publicó su tan esperada norma que estipula que los trabajadores de empresas con 100 o más empleados tienen que vacunarse o someterse a pruebas semanales antes del 4 de enero—o enfrentarse a fuertes multas. Aquellos que no se vacunen tendrán que llevar mascarillas y tendrán que pagar sus propias pruebas de COVID-19, según estipula la norma.

En septiembre, el gobierno de Biden declaró que exigiría a los empleados de los contratistas federales que se vacunaran antes del 8 de diciembre. También el jueves, el gobierno retrasó el plazo hasta el 4 de enero.

Tras el anuncio del presidente Joe Biden sobre las órdenes de vacunación el 9 de septiembre, varios gobernadores y fiscales generales republicanos amenazaron con presentar una demanda contra ellas. Hasta ahora, una docena de estados liderados por el Partido Republicano han demandado a la administración por su norma de contratistas federales.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS