1888 personas son evacuadas por avión mientras el Reino Unido da por concluida la evacuación de Sudán

Por Alexander Zhang
30 de Abril de 2023 3:30 PM Actualizado: 30 de Abril de 2023 3:30 PM

La Royal Air Force (RAF) de Gran Bretaña transportó por aire a 1888 personas en 21 vuelos desde Sudán, devastado por la guerra, en la operación de evacuación del gobierno del Reino Unido, que finalizó el sábado por la noche.

El último vuelo de evacuación del Reino Unido partió del aeródromo de Wadi Saeedna, cerca de la capital sudanesa, Jartum, a las 22:00 hora local del sábado, dijo la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo (FCDO).

Foto de la época
Médicos del Regimiento del Ejército Británico del Duque de Lancaster llevan equipo médico cuando llegan al aeropuerto de Wadi Seidna en Jartum, Sudán, el 27 de abril de 2023. (Ministerio de Defensa del Reino Unido a través de Getty Images)

En un comunicado publicado en el sitio web del gobierno sobre viajes al extranjero, la FCDO declaró: “El gobierno británico ya no realiza vuelos de evacuación desde el aeródromo de Wadi Saeedna. El último vuelo de evacuación partió del aeródromo a las 22:00 hora sudanesa del 29 de abril”.

El ministro de Asuntos Exteriores, James Cleverly, declaró: “El Reino Unido ha puesto a salvo a más de 1888 personas desde Sudán gracias a los esfuerzos del personal y los militares que han trabajado sin descanso para llevar a cabo esta evacuación—la mayor de cualquier país occidental”.

“Seguimos presionando todos los medios diplomáticos para garantizar un cese al fuego a largo plazo y poner fin al derramamiento de sangre en Sudán. En última instancia, una transición estable a un gobierno civil es la mejor manera de proteger la seguridad y la prosperidad del pueblo sudanés”.

“Circunstancias peligrosas”

Cientos de personas han muerto en un sangriento conflicto entre el ejército sudanés y un poderoso grupo paramilitar conocido como Rapid Support Forces, que estalló el 15 de abril.

El gobierno del Reino Unido dijo el 23 de abril que el ejército británico había evacuado a los diplomáticos británicos y a sus familias de Sudán.

La RAF se hizo cargo del aeródromo de Wadi Saeedna de manos de los alemanes el 25 de abril para comenzar a transportar por aire a otros ciudadanos británicos y sus familias inmediatas que deseaban irse y pudieron llegar al aeródromo. Los evacuados volaron primero a Chipre y luego al Reino Unido.

La operación se llevó a cabo en medio de un frágil cese al fuego de 72 horas entre las facciones en guerra. El viernes se negoció una extensión del armisticio, pero la lucha ha estallado nuevamente en Jartum.

En declaraciones a la BBC, el ministro del Ministerio de Relaciones Exteriores, Andrew Mitchell, dijo que la operación ha sido “extremadamente exitosa”, pero enfatizó: “No podemos quedarnos allí para siempre en circunstancias tan peligrosas”.

Apoyo continuo

El gobierno ha aconsejado a los ciudadanos británicos que aún permanecen en Sudán que se dirijan a Port Sudan.

Una declaración en el sitio de consejos de viaje de FCDO dice: “Hemos establecido una oficina en el Coral Hotel en Port Sudan. Si usted es un ciudadano británico en Port Sudan que necesita ayuda para salir de Sudán, visite a nuestro equipo que podrá indicarle las opciones para la salida”.

El FCDO dijo el jueves que el embajador británico en Sudán, Giles Lever, fue reubicado en la vecina Etiopía para “dirigir los esfuerzos diplomáticos del Reino Unido en la región para poner fin a los combates en Sudán”.

El secretario de Transporte, Mark Harper, declaró a Sky News el domingo: “La evacuación que hemos llevado a cabo es la más larga y de mayor envergadura de cualquier nación occidental”.

Agregó: “Ahora tenemos personal destinado en Port Sudan, que es donde vamos a seguir prestando apoyo consular a los ciudadanos británicos que han decidido permanecer en el país”.

Médicos del Servicio Nacional de Salud

En un principio, el gobierno dijo que solo podían optar a la evacuación los titulares de pasaportes británicos y los familiares directos con autorización de entrada en el Reino Unido.

Pero, horas antes de que despegara el último vuelo, el gobierno dijo que había ampliado los criterios de elegibilidad para la evacuación para incluir a los médicos sudaneses que trabajan para el Servicio Nacional de Salud británico (NHS).

Abdulrahman Babiker, un médico sudanés que trabaja en el Manchester Royal Infirmary, dijo a la BBC que inicialmente las oficinas lo habían rechazado el jueves a pesar de tener un permiso de trabajo del Reino Unido. Más tarde se le permitió abordar un vuelo a Chipre y viajaría al Reino Unido el sábado.

Tras las críticas de los políticos de la oposición, el gobierno accedió a incluir a los médicos del NHS sin pasaporte británico en los últimos vuelos de salida de Sudán.

Un portavoz dijo: “Hemos tomado la decisión de ampliar los criterios de evacuación para incluir a ciudadanos no británicos elegibles en Sudán que trabajan como médicos dentro del NHS y sus dependientes que tienen permiso para ingresar al Reino Unido”.

“Podemos ofrecer esta mayor elegibilidad gracias a los esfuerzos del personal y de las fuerzas armadas que han llevado a cabo esta evacuación, la mayor de cualquier país occidental”.

“Seguimos trabajando intensamente, junto con los socios internacionales, para mantener el cese al fuego y poner fin a los combates, lo más importante que podemos hacer para garantizar la seguridad de los ciudadanos británicos y otros en Sudán”.

PA Media contribuyó a este artículo. 


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.