2 trabajadores de la salud experimentan reacciones adversas tras recibir la vacuna COVID-19

Por Mimi Nguyen Ly
17 de Diciembre de 2020
Actualizado: 17 de Diciembre de 2020

Dos trabajadores de la salud en Alaska sufrieron reacciones, una de las cuales fue grave, después de recibir la recientemente aprobada vacuna COVID-19.

Una trabajadora de mediana edad, del Hospital Regional Bartlett, tuvo reacciones adversas unos 10 minutos después de recibir la vacuna, dijo el hospital el miércoles.

La mujer recibió la vacuna el martes. Poco después, comenzó a mostrar signos de una reacción anafiláctica, con “aumento de los latidos del corazón, dificultad para respirar, sarpullido y enrojecimiento de la piel”, dijo el hospital en un comunicado.

A la mujer se le administró epinefrina, un medicamento que puede tratar las reacciones alérgicas, y Benadryl, la ingresaron en el hospital y le pusieron un goteo de epinefrina intravenosa.

Las autoridades dijeron que la mujer, que no fue identificada, no tenía antecedentes de alergias o reacciones adversas a las vacunas.

Lindy Jones, directora del departamento de emergencias del hospital, dijo que la reacción fue grave pero que no puso en peligro su vida.

La trabajadora permanecerá otra noche en observación, según el hospital, el cual comunicó que la mujer “todavía está animando a sus compañeros a que se vacunen”.

El segundo trabajador afectado mostró síntomas de hinchazón en los ojos, mareos y picor de garganta después de recibir la vacuna. Le dieron epinefrina, Pepcid y Benadryl. Se sintió “completamente normal en una hora” y fue dado de alta del hospital.

“Él tampoco quiere que su experiencia tenga un impacto negativo en sus colegas que hacen fila para recibir la vacuna”, dijo el hospital.

Ambos incidentes fueron reportados a la base de datos del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Wesley Wheeler sostiene una muestra del vial que se utilizará para transportar la vacuna Pfizer contra el COVID-19 durante una audiencia en Washington el 10 de diciembre de 2020. (Samuel Corum/POOL/AFP vía Getty Images)

“Nuestro objetivo es ser transparentes con los habitantes de Alaska y con el público”, dijo la directora médica de Alaska, Anne Zink, en un comunicado. “No tenemos planes de cambiar nuestro calendario, dosis o régimen de vacunas”.

El hospital ha administrado 144 dosis de la vacuna.

La vacuna fue aprobada por los reguladores de medicamentos la semana pasada y las inyecciones se empezaron a aplicar el lunes.

Pfizer, con sede en Estados Unidos, y BioNTech, con sede en Alemania, hicieron la dosis.

La vacuna está destinada a inmunizar contra COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Pfizer dijo en una declaración a los medios de comunicación que está trabajando para conocer más detalles sobre las reacciones adversas reportadas.

“Supervisaremos de cerca todos los informes que sugieran reacciones alérgicas graves después de la vacunación y actualizaremos el lenguaje de la etiqueta si es necesario”, dijo un portavoz de Pfizer. “La información de prescripción tiene una advertencia/precaución clara de que el tratamiento médico y la supervisión adecuados siempre deben estar disponibles en caso de un evento anafiláctico poco común después de la administración de la vacuna”.

Los fabricantes de drogas no pueden ser demandados en los tribunales por daños y perjuicios monetarios a causa de lesiones ocasionadas por las vacunas u otras contramedidas para COVID-19, según una enmienda a la Ley PREP.

Un primer plano de la vacunación en Cardiff y el Centro de Terapia de Vale, el 8 de diciembre de 2020 en Cardiff, Gales. (Matthew Horwood/Getty Images)

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que autorizó la vacuna para uso de emergencia el 11 de diciembre, advirtió que los estadounidenses con alergias deben tener precauciones a la hora de recibir la vacuna. La agencia dijo que las personas, que previamente han tenido reacciones alérgicas graves a una dosis anterior de la vacuna, o cualquier ingrediente de esta vacuna, deben evitar recibir la inyección.

“Pusimos en nuestra etiqueta que aquellos que tengan alguna evidencia de alergia severa a cualquier componente de esta vacuna Pfizer-BioNTech no deben recibirla. Sin embargo, también, por precaución, hemos pedido que en los sitios de distribución esté la dosis disponible de medicamentos que podría ser necesarios para recibirlo”, dijo el domingo Stephen Hahn, comisionado de la FDA.

Los efectos secundarios comunes de la vacuna incluyen dolor en el lugar de la inyección, cansancio y fiebre, según la FDA.

“Es de destacar que las personas experimentaron estos efectos secundarios principalmente después de la segunda dosis, más que en la primera, por lo que es importante que los proveedores y receptores de la vacuna esperen algunos efectos secundarios después de cualquiera de las dosis, pero aún más después de la segunda aplicación”, dice la agencia en su sitio web.

Los CDC consideran que los antecedentes de reacciones alérgicas graves a otras vacunas son una “precaución”, pero no una razón para evitar la vacuna, dijo el miércoles a la prensa el Dr. Jay Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC, en una sesión informativa virtual, según el medio de noticias Anchorage Daily News. El CDC no respondió a una solicitud de comentarios.

El Reino Unido informó la semana pasada dos reacciones adversas a la vacuna. Dos trabajadores de la salud sufrieron reacciones anafilácticas, dijeron las autoridades.

Ambos trabajadores tenían antecedentes de reacciones alérgicas.

El regulador médico del país ha dicho que cualquier persona con antecedentes de anafilaxia o reacciones alérgicas graves a un medicamento o alimento no debe recibir la vacuna.

Los funcionarios estadounidenses continuaron distribuyendo dosis de la vacuna el miércoles, cumpliendo los planes de enviar 2,9 millones de dosis a los estados para su aplicación.

Los reguladores de medicamentos tienen previsto considerar una segunda vacuna, producida por la empresa estadounidense Moderna, el jueves.

Un informe sobre los ensayos clínicos de Pfizer mostró que cuatro participantes de la vacuna habían sufrido la parálisis de Bell, que es la parálisis temporal de un lado de la cara, causada por una reacción neurológica.

El análisis de la FDA revisó los datos de unos 38,000 participantes de 16 años o más y encontró “un perfil de seguridad favorable, sin problemas de seguridad específicos identificados que impidan la emisión de una EUA [autorización de uso de emergencia]”. El análisis concluyó que la vacuna Pfizer-BioNTech “cumplía con los criterios de éxito prescritos”.

Sin embargo, el análisis señaló que “actualmente no hay datos suficientes para sacar conclusiones sobre la seguridad de la vacuna en subpoblaciones como los niños menores de 16 años, las personas embarazadas y lactantes y las personas inmunodeprimidas”.

Tom Ozimek y Charlotte Cuthbertson contribuyeron a este artículo.

Sigue a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


A continuación

Influencia de grupos pro-PCCh en las elecciones de 2020

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS