20 fiscales señalan “deficiencias constitucionales” del proyecto de reforma electoral demócrata

Por Ivan Pentchoukov
04 de Marzo de 2021
Actualizado: 04 de Marzo de 2021

Un grupo de 20 fiscales generales republicanos firmaron una carta el 3 de marzo en la que piden a los líderes de la Cámara de Representantes y del Senado que consideren una serie de defectos constitucionales en el importante proyecto de ley de revisión electoral que impulsan los demócratas.

La carta, enviada por el fiscal general de Indiana, Todd Rokita, señala varios posibles defectos legales en la Ley Para el Pueblo de 2021, una de las principales prioridades legislativas de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.). Los firmantes advierten que emprenderán acciones legales si el proyecto se convierte en ley. El proyecto de ley fue aprobado en la Cámara a última hora del 3 de marzo por un estrecho margen.

“Tal y como se presentó, la ley presenta varias deficiencias constitucionales y mandatos alarmantes que, de aprobarse, federalizarían las elecciones estatales e impondrían costos y regulaciones onerosas a los funcionarios estatales y locales”, afirma la carta.

La misiva apunta a la Constitución de Estados Unidos, que otorga la responsabilidad exclusiva de regular las elecciones presidenciales a las legislaturas estatales.

“La ley invertiría esa estructura constitucional, requisaría recursos estatales, confundiría y embrollaría los procedimientos electorales, y erosionaría la fe en nuestras elecciones y sistemas de gobierno”, afirma la carta. “En consecuencia, los miembros del Congreso podrían considerar las vulnerabilidades constitucionales de la Ley, así como las opiniones de los funcionarios estatales”.

La Ley para el Pueblo de 2021, también conocida como H.R. 1, fue duramente criticada por varios oradores en la Conferencia de Acción Política Conservadora, durante el fin de semana. El presidente Donald Trump arremetió personalmente contra el proyecto de ley en un discurso con el que concluyó la conferencia.

“No tenemos tiempo que perder, Nancy Pelosi y los demócratas del Congreso se apresuran a aprobar un ataque flagrantemente inconstitucional a la Primera Enmienda y a la integridad de nuestras elecciones conocido como H.R. 1. ¿Saben lo que es la H.R. 1? Es un desastre. Su proyecto de ley restringiría drásticamente la expresión política, facultaría al gobierno federal para acabar con el disentimento y convertiría a la Comisión Federal de Elecciones en un arma política partidista”, dijo Trump.

Los fiscales generales argumentan que la H.R. 1 obligaría inconstitucionalmente a los estados a permitir medidas electorales como el voto por correo. Varias otras disposiciones del proyecto de ley también parecen contradecir la Constitución, incluyendo un requisito para que los estados acepten boletas tardías, una anulación de las leyes estatales de identificación de votantes y un mandato para que los estados realicen la redistribución de distritos a través de comisiones no elegidas, según la carta.

“A pesar de los recientes llamamientos a la unidad política, la Ley adopta un enfoque unilateral para gobernar y usurpa la autoridad de los estados sobre las elecciones. Dado que la confianza en las elecciones se encuentra en su punto más bajo, el país debe centrarse en fomentar la confianza en el proceso electoral”, afirma la carta.

“En toda la nación, las elecciones generales de 2020 generaron una confusión y desconfianza masivas, problemas que la Ley solo exacerbaría. Si la Ley se convierte en ley, buscaremos recursos legales para proteger la Constitución, la soberanía de todos los estados, nuestras elecciones y los derechos de nuestros ciudadanos”.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS