2020 Bolt EV, el único eléctrico de Chevrolet enseña su edad

Por Roger Rivero
23 de Octubre de 2020
Actualizado: 23 de Octubre de 2020

El primer auto eléctrico que probé por tiempo prudencial y fuera de algún evento o presentación fue el Fiat 500e, bien a principios del 2015. La experiencia me marcó, pues en una de mis salidas logré llegar a casa con cero millas disponibles de rango y más asustado que un niño perdido en medio de una feria. Aquel pequeño Fiat eléctrico tenía autonomía de solo 87 millas o 140 kilómetros, mucho menos de las 259 millas o casi 417 kilómetros que el Chevrolet Bolt EV es capaz de circular antes de necesitar ser recargado.

Este es el único auto eléctrico General Motors, y poco ha cambiado en él desde su lanzamiento en el 2016. La versión 2020 del Bolt aumenta la capacidad energética de su batería de lithium-ion de 60 a 66 kilowatt por hora, lo que deriva en 21 millas más de alcance sobre las 238 del pasado año. En el 2020 el Bolt también ha mejorado la calidad de su cámara trasera y las de visión envolvente, ha modificado ligeramente la parrilla frontal y agregado dos opciones de color.

Con el aumento de su alcance, el Bolt se convierte en el vehículo eléctrico de mayor rango en el mercado –solo una milla más que el Hyundai Kona eléctrico– si descontamos, claro está, al elitista y engreído Tesla.

Desde afuera y por dentro

El Bolt asume el estilo práctico de un auto pequeño que, sin ser atractivo, hace malabares para equilibrar curvas con ángulos curvilíneos, generando una fusión interesante. Basado en la estructura hatchbak de cinco puertas, cuando lo contemplas de cerca descubres artimañas de diseño para hacerlo parecer más pequeño de lo que realmente es, como el techo “flotante” que hace que visualmente parezca caer hacia la parte trasera. Como auto de ciudad su concepción es acertada y encaja muy bien en el entorno urbano, donde estacionarlo o maniobrar en espacios angostos es una pasada.

El interior resulta demasiado familiar al encontrado en otros vehículos del General Motors en los últimos años, y quizás no sea esto razón para elogiar. Enmascarar tanto plástico duro no es tarea fácil, y aunque lo intentan con una cubierta de plástico poroso de color claro a través del salpicadero o pizarra, el conjunto no está a la par de sus competidores y lo que aún es peor, tampoco a la altura de un automóvil que en su configuración más alta rebasa los $ 40,000 dólares. Por suerte, el diseño de las pantallas digitales del grupo de instrumento se advierte bastante moderno.

A pesar del aparente reducido tamaño el interior resulta espacioso, sobre todo para cuatro pasajeros. Los asientos no son los más cómodos del mercado, por lo que viajes largos para probar el alcance de la batería requerirán de un par de paradas en el camino. Un fastidio extra que encontré en los asientos delanteros fue el reposacabezas. El diseño imita el antes visto en autos de Volvo, solo que el ángulo de inclinación resulta demasiado pronunciado hacia adelante, y no hay forma humana de poder ajustarlo.

Equipamiento y seguridad

El tablero es dominado por una vibrante pantalla táctil a color de 10.2 pulgadas, por la que accedemos a buena variedad de funciones y configuraciones, no todas siempre fáciles de navegar. Bastante tiempo dediqué a encontrar ajustes para ecualización del audio y, algo frustrado, desistí en el empeño.

Una actualización bienvenida para en el 2020 Chevy Bolt es la adición de cámaras de alta definición, tanto para el reverso como para los sistemas de vista envolvente. El Bolt de nivel de entrada viene bastante corto de prestaciones, pues solo encontramos la cámara retrovisora, un punto de acceso Wi-fi y el sistema “Teen Driver”, que permite establecer límites de velocidad y volumen de audio para conductores más jóvenes. Android Auto y Apple CarPlay también están incluidos en todos los modelos.

Las características de seguridad disponibles incluyen monitoreo de punto ciego, alerta de tráfico cruzado trasero, asistente de mantenimiento de carril, advertencia de salida del carril, espejo con cámara retrovisora y advertencia de colisión frontal. También se encuentran disponibles frenado de emergencia automático, un indicador de distancia de seguimiento, luces de carretera automáticas y sensores de estacionamiento traseros, todos incluidos en dos paquetes adicionales de $ 495 dólares cada uno.

De forma adicional, también se puede obtener carga inalámbrica de teléfonos y dos puertos USB para los pasajeros del asiento trasero. Nos hubiera gustado encontrar en un auto eléctrico como este Bolt, una opción para sintonizar radio digital o el control de crucero adaptativo, que no son ofrecidos en ninguna de las configuraciones.

En la carretera

El motor eléctrico de 200 caballos de potencia del Bolt ofrece una aceleración inmediata, como sucede con los autos eléctricos. Esta es una de las características que admiramos, pues cada pequeña presión del acelerador se traduce en un impulso decisivo hacia adelante. La aceleración es suave, lineal y silenciosa, gracias a la transmisión de accionamiento directo que entrega la potencia libre de sobresaltos. Colocar el selector de marchas en posición “L” o “low” permite el manejo con un solo pedal, opción cómoda y económica al mismo tiempo. Aunque, sin entrar en desvaríos técnicos, podemos afirmar que la del Bolt no es una experiencia clásica de manejo con un solo pedal, como podemos encontrar en el Nissan Leaf por ejemplo.

La marcha además de silenciosa es bien amortiguada por la excelente suspensión, y el comportamiento en carretera es bastante compuesto. A pesar de su pequeño tamaño este es un auto pesado, pero no se percibe. Gira las curvas con entusiasmo y poco balanceo de la carrocería, y la dirección responde benévolamente a las entradas.

Puede cargar al 2020 Chevrolet Bolt en una toma de 110 voltios, pero no lo recomendaría.  Solo obtendrá 4 millas por hora de carga en este tipo de conexión, por lo que, en 12 horas solo acumulará carga para 48 millas.  En una conexión de 220 voltios espere obtener aproximadamente 25 millas de alcance por cada hora de carga. El Bolt ofrece un puerto de carga rápida opcional, pero los lugares donde este tipo de carga esta disponible son pocos y distantes entre sí.

Para escoger

Hay solo dos acabados disponibles para obtener el 2020 Chevy Bolt. El LT, con precio inicial de $ 36,620 y el Premier en $ 41,020. Hay paquetes de mejoras disponibles como el de conveniencia por $ 555, el de confidencia para el conductor I y II por otros $ 495 o $ 595 respectivamente. Cada paquete adiciona comodidades y prestaciones de seguridad al Bolt.

En su categoría aún escasea la competencia, pero no será por mucho tiempo. El Nissan Leaf, Hyundai Kona, Tesla Model 3 SR o Kia Niro son algunos de sus contrincantes.

Concluyendo

El próximo año el Chevrolet Bolt EV recibirá una actualización de mitad de ciclo, donde se espera aparezcan cambios exteriores, un interior completamente diferente y más exclusivo, así como un sistema de información y entretenimiento rediseñado, pero no una opción con tracción total o AWD que se especula tendrá que esperar hasta el 2022.

Cambios y mejoras sí que hacen falta, pues las ventas del modelo han ido cayendo año tras año, y desde el pasado mes de abril los incentivos en créditos en Norte América han desaparecido para este auto, por haber sobrepasado las 200,000 unidades vendidas.

Sin duda, General Motors ha logrado un trabajo encomiable con el largo alcance y el precio bastante asequible del Bolt, pero un interior mediocre, la escasez de funciones de asistencia al conductor o los tiempos lentos de carga, puede que sigan pasando cuenta al único electrónico del fabricantes. La competencia les obligará a mejorar, y, sobre todo, a presentar opciones más sólidas en un mercado predestinado al crecimiento, por voluntad o por imposición… ¿California?

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

TE RECOMENDAMOS