25 candidatos a la Junta Escolar de Florida apoyados por DeSantis ganaron o pasaron a segunda vuelta

Por John Haughey
25 de Agosto de 2022 2:15 PM Actualizado: 25 de Agosto de 2022 2:15 PM

LAKELAND, Florida — El gobernador Ron DeSantis no fue desafiado por ningún rival de su partido en las primarias republicanas, por lo que su nombre no apareció impreso el 23 de agosto en ninguna de las boletas electorales de los 67 condados de Florida.

Pero su nombre apareció en todas las elecciones del estado respaldando particularmente a los candidatos para las elecciones de la junta escolar local.

DeSantis, que busca la reelección para un segundo mandato en medio de especulaciones sobre sus ambiciones presidenciales, respaldó a 30 candidatos para las juntas escolares de 19 condados.

Según la oficina del secretario de Estado de Florida, 19 ganaron y completaron sus carreras electorales y seis avanzaron a una segunda vuelta en noviembre.

Los 30 candidatos respaldados se comprometieron a apoyar la “Agenda educativa DeSantis”, que restringe las discusiones sobre sexualidad o identidad de género y prohíbe la “teoría crítica de la raza” y la “ideología Woke”. Además tiene como objetivo hacer del sistema escolar “una educación y no un adoctrinamiento”.

Al romper con la tradición de un siglo, DeSantis se convirtió en el primer gobernador de Florida en respaldar y hacer una campaña agresiva para los candidatos a la junta escolar local entre los tranquilos eventos de verano tradicionalmente no partidistas y de poca notoriedad más allá de los códigos postales del momento.

Pero el gobernador, que defendió la ley estatal de derechos de los padres en la educación, apodada por los detractores como “No digas gay”, encabeza en Florida el movimiento nacional de los derechos de los padres.

Después de sus declaraciones el 23 de agosto en la reunión de gabinete, DeSantis le dijo a los periodistas que los respaldos a la junta escolar han estado en la esfera de los sindicatos y grupos progresistas que dominan la industria de la educación.

Su ingreso a estas elecciones es en nombre de un electorado con poca representación: los padres, dijo DeSantis.

“Esto es nuevo, particularmente para los republicanos, porque básicamente son los sindicatos los que han respaldado a los candidatos y eso sería todo”, dijo el gobernador. “Ahora creo que más padres están interesados y algunos de nuestros votantes están interesados”.

DeSantis también está apuntando a las juntas escolares porque varias de ellas desafiaron sus prohibiciones a las órdenes de mascarillas y otras medidas restrictivas de COVID-19.

Según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales (NCSL), solo Pensilvania, Luisiana y Alabama han exigido elecciones de juntas escolares partidistas. Los legisladores de Tennessee aprobaron una medida el año pasado que permite a los candidatos a la junta escolar incluir su afiliación partidaria en las boletas electorales.

Por su parte Carolina del Norte y Georgia permiten que los funcionarios locales determinen si las elecciones, incluida la de la junta escolar, sean partidistas.

Los votantes de Florida aprobaron una enmienda constitucional en 1998 que hace que las elecciones de la junta escolar no sean partidistas. Los legisladores estatales en los últimos años han hecho varios intentos de obtener otra medida electoral antes de votar para que deroguen esa enmienda de 25 años.

Los defensores dicen que es ingenuo pensar que las juntas escolares son apolíticas y que los votantes pueden ver las preferencias ideológicas en los candidatos que identifican sus inclinaciones políticas a pesar de ser supuestamente y oficialmente no partidistas en el desempeño de sus funciones.

El senador del estado de Wyoming, John Kolb (R-Rock Springs), dijo a The Epoch Times el 2 de agosto que hacer que las elecciones sean partidistas es más honesto y ayuda a los votantes a saber qué es lo que representan los candidatos.

Las designaciones políticas “importan porque dicen quién es”, dijo Kolb y eso es importante cuando se eligen candidatos para “administrar los recursos del día a día”.

Los opositores dicen que las juntas escolares deberían estar aisladas de la política partidaria y lamentan lo que ellos llaman la politización de las elecciones locales, especialmente como campos de batalla para cualquier guerra cultural en la que los partidos se estén enfrentando en este momento.

Las acciones de DeSantis presentan un “precedente peligroso”, dicen los críticos y uno que se está imponiendo a pesar de que la mayoría de los residentes de Florida quieren que las elecciones de la junta escolar no sean partidistas.

Jennifer Jenkins, miembro de la Junta Escolar del Condado de Brevard, considerada por muchos como una posible vicegobernadora del candidato demócrata a gobernador, Charlie Crist, dijo el 19 de agosto en una conferencia de prensa que los proyectos de ley para hacer que las elecciones de la junta escolar sean partidistas fracasan porque es una noción impopular para la mayoría de los residentes de Florida.

“Ahora nosotros vemos a Ron DeSantis hacer lo que puede para eludir ese hecho y hacer que estas carreras sean lo más partidistas posible”, dijo Jenkins.

Crist, quien derrotó el 23 de agosto a la secretaria de Agricultura de Florida, Nikki Fried, en la primarias demócratas para gobernador y se enfrentará a DeSantis en noviembre, emitió en julio su propia lista de siete respaldos para la junta escolar.

De los siete candidatos para la junta escolar respaldados por Crist, dos ganaron sus carreras, dos las perdieron y tres pasaron a las elecciones de noviembre para una segunda vuelta.

Hubo tres elecciones en las que los candidatos respaldados por DeSantis y Crist se enfrentaron cara a cara el 23 de agosto, incluidos dos en el condado de Hillsborough.

La titular de la Junta Escolar de Hillsborough respaldada por Crist, Karen Pérez, derrotó a la respaldada por DeSantis


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.