3 amigos compran un viejo sofá por 20 dólares y se vuelven locos cuando descubren lo que hay dentro

Por Sunny Chao - La Gran Época
20 de Mayo de 2019 Actualizado: 20 de Mayo de 2019

Una anciana escondió los ahorros de toda su vida de 41.000 dólares en el sofá en el que durmió durante 30 años. Pero cuando regresó de una operación, descubrió que el viejo sofá había desaparecido.

Resultó que, durante su ausencia, su hija donó el viejo sofá y lo reemplazó por una cama de tamaño completo para que su madre pudiera dormir más cómoda.

El sofá fue comprado por tres jóvenes en la tienda del Ejército de Salvación en New Paltz por tan solo 20 dólares

Cuando los tres compañeros de cuarto, Reese Werkhoven, Cally Guasti y Lara Russo, encontraron el viejo sofá, descubrieron que había dinero en efectivo en su interior y estaban muy emocionados.


“Estábamos realmente como locos…”, dijo Reese a CBS Nueva York en 2014. “Cuando estábamos en el dormitorio, nuestros vecinos pensaban que habíamos ganado la lotería o algo así porque gritábamos”, recordó Cally.

Sacaron los sobres de plástico del interior del sofá y contaron el dinero con entusiasmo. Veinte minutos después, tenían un montón de dinero, 41.000 dólares en total. Al principio, soñaban con cómo gastar el dinero.

“Le habría comprado un auto nuevo a mi mamá”, señaló Reese a la Little Rebellion. “Lo que conduce es un pedazo de chatarra y realmente quería sorprenderla con un auto nuevo”. También hablaron de usarla para pagar sus préstamos estudiantiles y para viajar alrededor del mundo.

Pero entonces, un sobre llamó su atención que puso fin a sus sueños. Lara encontró el nombre de una mujer en él.

“Tuvimos muchas discusiones morales sobre el dinero”, comentó Lara. “Todos estuvimos de acuerdo en que teníamos que devolver el dinero a quien sea que le perteneciera… Es su dinero, no lo ganamos”.

Consiguieron su número telefónico con su nombre en la guía telefónica al día siguiente. Reese llamó a la mujer.

“Soy el que encontró algo que creo que es suyo, y ella dijo ‘¡¿Qué?!'”, relató Reese a CBS Nueva York que recuerda que cuando le dijo “lo encontré en el sofá”, la mujer exclamó, “Dios mío, dejé mucho dinero en ese sofá”.

Los tres buenos jóvenes entregaron el dinero a la señora que estaba por demás agradecida y feliz. “Ella dijo algo realmente hermoso como ‘este es mi esposo mirándome y se suponía que esto iba a pasar'”, aseguró Cally.

Mira el video a continuación:


Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS