3 señales de adicción compulsiva a los videojuegos y cómo superarla

Por JOSH AXE, WWW.DRAXE.COM
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 02 de Diciembre de 2019

Hacer que los niños apaguen los videojuegos y hagan sus tareas. Pedirle a tu pareja que por favor se aleje del juego número cien de Candy Crush y que ayude a preparar la cena y deje de lado esa adicción al juego.

¿Alguno de estos le suena familiar? Caray, tal vez hasta esté involucrado en una intensa partida de Words with Friends y no pueda evitar revisar cada pocos segundos para ver si ya es su turno. Seguramente se habrá reído de sí mismo, “¡Soy muy adicto a este juego!”.

Pero, al igual que la adicción a los teléfonos inteligentes, ¿se puede ser adicto a los videojuegos y a los juegos de Internet? ¿O es solo una señal de otra cosa? ¿Y qué puede hacer si usted o un ser querido está pasando una cantidad de tiempo muy poco saludable jugando videojuegos y alimentando una adicción al juego?

¿La adicción a los videojuegos es real?

Control
Los jugadores patológicos pasan el doble de tiempo jugando que los jugadores no patológicos, y no les va tan bien en la escuela. (Sean Gallup / Getty Images)

Para algunos de nosotros que luchamos por entender cómo jugar videojuegos y juegos de Internet o perdemos el interés en un juego después de unos minutos, puede ser difícil de entender cómo la necesidad de jugar de alguien es capaz de eclipsar todo lo demás en su vida. Y sin embargo, parece que la adicción al juego puede ser real.

En la última edición del “Manual de diagnóstico y estadístico de trastornos mentales” o “DSM-5” que fue publicado en 2013 y es la biblia de los trastornos de la Asociación Psiquiátrica Americana, “Trastorno de juegos por Internet” hizo su primera aparición. Aunque aún no ha sido clasificado como un trastorno, fue considerado como una condición con la esperanza de que se realicen más investigaciones.

¿Estás listo para algunas estadísticas de temer? Alrededor de 183 millones de personas en Estados Unidos juegan videojuegos en sus consolas, computadoras, teléfonos inteligentes o tabletas, incluyendo el 99 por ciento (¡!) de los niños menores de 18 años y el 94 por ciento de las niñas menores de 18 años. En todo el planeta, se pasan 3,000 millones de horas semanales jugando.

De hecho, según una investigación realizada en la Universidad de Nuevo México, los estudios sugieren que entre el 6 y el 15 por ciento de todos los jugadores muestran signos que podrían ser catalogados como adicción.

Peor aún, en un estudio nacional de la Universidad Estatal de Iowa sobre 1,178 jóvenes estadounidenses, los psicólogos encontraron que casi uno de cada 10 jugadores (8.5 por ciento) eran “jugadores patológicos”, según los estándares establecidos para el juego patológico. Estos jugadores inevitablemente causan problemas en sus familias, o ambientes sociales o escolares debido a su adicción al juego.

Los jugadores patológicos pasaban el doble de tiempo jugando que los no patológicos y no les iba tan bien en la escuela. Además, los jugadores patológicos coincidían con problemas de atención.

Señales de adicción al juego

Debido a que muchas personas juegan videojuegos, especialmente menores de 18 años, es un desafío diagnosticar la adicción a los juegos. Además, junto con la adicción a los analgésicos o el alcoholismo, a menudo no se toma en serio. De hecho, esta adicción inminente es alimentada por los padres que compran a sus hijos el último juego para Xbox o la última aplicación para iPhone y lo ven como una actividad normal de la infancia.

Juego
Los “jugadores” compulsivos juegan excluyendo otros intereses o actividades como la escuela y el trabajo. (Cate Gillon / Getty Images)

Por su parte, los jugadores adultos lo ven como el personaje de Kevin Spacey en “House of Cards”: solo lo usan para aliviar el estrés.

Pero, ¿cuándo el juego casual se vuelve más peligroso e incluso se convierte en una adicción al juego?

1. Demasiado tiempo ‘jugando’ y menos tiempo viviendo la vida

Los “jugadores” compulsivos juegan excluyendo otros intereses o actividades como la escuela y el trabajo. Sus vidas fuera de los juegos por Internet o de los videojuegos están en peligro debido a la cantidad de horas que pasan jugando. Según el DSM, este tipo de actividad recurrente conduce a una “deficiencia o angustia clínicamente significativa”.

Las comidas se saltan y la falta de sueño es común porque la adicción al juego ha echado raíces. E incluso cuando supuestamente se dedica a otras actividades como socializar, hacer deberes o tareas, la mente del adicto sigue obsesionada con volver a los videojuegos.

2. Comportamiento rebelde y deshonestidad

Un signo importante de adicción es la reacción cuando al adicto le quitan su “cosa”, especialmente de forma inesperada. Si la reacción es rápida y llena de ira, entonces eso suele ser una señal de que algo anda mal. Algunos adictos incluso roban para mantener su hábito, incluyendo la compra de nuevos videojuegos.

Además, si la persona es sorprendida mintiendo con frecuencia cuando juega, eso es otro indicio de adicción.

3. Exhibiendo síntomas físicos de adicción al juego

  • Sentirse inquieto e irritable cuando no puede jugar
  • Sufre de fatiga por jugar en exceso
  • Lidia con migrañas o fatiga ocular
  • Síndrome del túnel carpiano por el uso excesivo del control, el ratón o el teclado
  • Deja de preocuparse por la higiene personal

Todo esto puede sonar un poco extraño. Después de todo, ¿no puede alguien simplemente abandonar el juego o soltar un control? Desafortunadamente, para las personas adictas al juego, no es tan simple.

Superar la adicción a los videojuegos

Cuando se busca tratamiento, a menudo se escriben muchas recetas de antidepresivos para ayudar con los síntomas. Pero esto trae consigo una serie de riesgos y efectos secundarios, por supuesto.

La idea de que alguien puede volverse adicto a los videojuegos es ciertamente aterradora. Para aquellos que juegan mucho, los juegos de video en exceso pueden resultar en cambios físicos en el cerebro. Pero es importante recordar que este juego patológico es casi siempre un síntoma de otra cosa.

Si alguien cercano a usted está teniendo problemas para mantener relaciones, interactuar en la escuela o en el trabajo debido a una obsesión con los videojuegos, sugerir que él o ella busque ayuda es un gran primer paso. Hablar con alguien profesionalmente, como en el caso de la terapia cognitivo-conductual, puede ayudar a esa persona a resolver los problemas que podrían estar motivándola a buscar consuelo en los videojuegos.

En esta terapia, el adicto aprende maneras de ver el juego como menos importante mientras desarrolla mejores comportamientos para reemplazar a los adictivos.

Según varios estudios, la principal razón por la que la gente jugaba videojuegos es para escapar del mundo real.

Proporcionar un oído que escuche también puede ser útil. Decirle a alguien que es perezoso y necesita dejar de jugar, probablemente no va a causar que esa persona cambie su comportamiento. En su lugar, es mejor hacer saber a esa persona que usted está disponible para prestarle un oído cuando él o ella esté listo para hablar.

El Dr. Josh Axe, DNM, DC, CNS, es un doctor en medicina natural, nutricionista clínico y autor con una pasión por ayudar a la gente a mejorar usando los alimentos como medicina. Recientemente ha escrito “Eat Dirt” y “Gut Repair Cookbook”, y opera uno de los sitios web de salud natural más grandes del mundo en DrAxe.com.

*****

Mira a continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

TE RECOMENDAMOS