30 bomberos llegan hasta la puerta de la pareja con una entrega especial: ¡La bendición de una vida!

Por Li Yen - La Gran Época
28 de Mayo de 2019 Actualizado: 28 de Mayo de 2019

Durante cuatro largos años, una pareja de Maryland que luchó contra la infertilidad decidió seguir el camino de la adopción para formar una familia, sin embargo, la parte tediosa estaba en la espera de que terminara el proceso. Entonces, cuando estaban esperando la inspección de la agencia de adopción, poco sabían que su paquete de alegría estaba siendo llevado a su casa.

Michael Faherty, un bombero del Departamento de Bomberos del Condado de Anne Arundel en Maryland, conoció a su esposa, Karen, en el Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de la Reserva mientras estudiaba en la Universidad de Scranton.

La pareja sirvió en el ejército y se estableció en Baltimore después de casarse.

Para completar la familia, Michael y Karen, durante mucho tiempo soñaban con ser padres y luchaban por concebir, pero no lo conseguían. Por lo tanto, un año antes los Faherty pasaron a otra alternativa, a la adopción.

Michael, en conversación con el Capital Gazette, le compartió: “Sabiendo que la adopción sería parte de nuestra historia, sabíamos que sería un camino difícil para empezar esta familia”.

La espera para saber si los padres biológicos los seleccionaría fue “agonizantemente larga”, mientras que el viaje de adopción estuvo lleno de altibajos.

Luego, la pareja fue informada en una carta de la agencia “La adopción hace familia” que su casa requería una nueva inspección el 16 de febrero debido a una modificación en la ley.

Karen era una enfermera del Centro Médico de la Universidad de Maryland, sospechaba que algo sucedía porque la agencia de adopción era famosa por encontrar maneras de  sorprender a los padres con su nuevo hijo.

“Creo que vamos a tener un bebé”, le dijo a Michael.

Sin embargo, para evitar decepciones, Michael lo descartó. No sabía que la intuición de Karen se convertiría en realidad.

Además de conocer a Dean Kirschner, el fundador de la agencia “La adopción hace familia”, Michael y Karen recibieron la visita de un camión de bomberos, sonando las sirenas.

La pareja se sorprendió al ver a unos 30  bomberos, que eran compañeros de clase de Michael en la Academia de Entrenamiento de Bomberos del Condado de Anne Arundel, aparecer en la puerta de su casa.

“Y luego los oigo cantar y luego empiezo a sentirme como en casa con algunas de las caras y miro y pienso, ‘Espera, conozco a esta gente'”, dijo Michael a  ABC7.

Justo cuando Michael y Karen se preguntaban qué pasaba, alguien gritó: “Tenemos algo para ti. ¡Una entrega!”.

Un momento después, la pareja vio a Dean caminando hacia su casa con un bebé en brazos.

Los colegas de Michael aplaudieron y aplaudieron cuando Dean presentó a la pareja un pequeño paquete de alegría, ¡una bendición para toda la vida!

“Aquí está tu bebé”, anunció Dean.

Karen se quebró de la emoción, cuando supo que el bebé era su hijo adoptivo.

“Muchas gracias”, dijo Karen con lágrimas en los ojos.

Pero la sorpresa no terminó ahí. Luego, Michael y Karen fueron llevados a la parte trasera de la ambulancia. Dentro de la ambulancia había pañales y otros regalos.

La pareja estaba agradecida con sus “hermanas y hermanos bomberos”, quienes colaboraron para comprar los juguetes, la ropa y los pañales de su hijo adoptivo y para llenar su refrigerador con comida.

Dean, quien se contactó con el departamento de bomberos para darles a los futuros padres una sorpresa muy especial el día en que se finalizó su proceso de adopción, dijo: “Siempre estoy buscando una forma emocionante para que un bebé regrese a su casa o con su familia para siempre”.

Este memorable momento fue capturado en video y publicado en Facebook por el bombero Nick Dooley. Escribió: “¡Felicidades a Michael Faherty por tu bebé! ¡Un gran saludo de la clase 57, juntos somos uno!”.

Más tarde, Nick le dijo a Good Morning America: “Mike siempre hacía todo lo que estaba en su alcance para ayudar a alguien, era un gran líder. Ser capaz de devolverle algo fue una experiencia increíble”.

Desde entonces, el vídeo ha recibido más de 319.000 visitas y unas 2.555 acciones.

“¡Felicitaciones! Esto es bastante impresionante. Disfruta y comparte cada momento con tu bebé. Crecen demasiado rápido”, escribió un usuario.

“¡Esta es la cosa más dulce del mundo! ¡Qué increíble hermandad tienen ustedes!”, comentó otro usuario.

“Ahora esto[sic] es de los que se trata una hermandad de primeros auxilios”, opinó otro.

Algunos usuarios se preguntaron por qué Dean, no le entregó el bebé a Karen inmediatamente.

En respuesta a eso, dijo Dean: “No le di el bebé a esa madre mientras estaba en los escalones, aturdida, conmocionada, llena de adrenalina. Esperé a que estuviera dentro. Luego, cuando los dos estaban sentados, puse al bebé en sus brazos”.

Con la llegada de su pequeño paquete de alegría, llamado Michael Terrance Faherty III, la familia Faherty está ahora completa.

“Nunca he visto un regalo tan grandioso”, dijo Karen.

“Esperamos y rezamos para que todas las familias que esperan a su hijo o hija tengan un final feliz”, añadió.

Me quito el sombrero ante los increíbles bomberos por ayudar a entregar este hermoso paquete de alegría a Michael y Karen.

No se puede negar que un bebé es una bendición de los cielos. Que el pequeño Michael traiga muchas sonrisas y alegría a esta linda pareja después de este primer encuentro inolvidable.

Cómo un exitoso empresario encuentra alivio al estrés y un significado más profundo para la vida

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS