34 soldados de EE.UU. sufrieron lesiones cerebrales traumáticas tras bombardeo de Irán, confirma el Pentágono

Por Jack Phillips
24 de Enero de 2020 5:36 PM Actualizado: 24 de Enero de 2020 5:36 PM

Treinta y cuatro miembros del servicio estadounidense sufrieron conmociones y lesiones cerebrales traumáticas tras el ataque con misiles iraníes contra las fuerzas estadounidenses en dos bases militares iraquíes a principios de este mes, dijo el viernes el portavoz del Pentágono Jonathan Hoffman.

“Ocho miembros del servicio que fueron transportados previamente a Alemania han sido trasladados a Estados Unidos” para recibir más tratamiento, dijo Hoffman en una conferencia de prensa. Señaló que llegaron el viernes por la mañana y que otros nueve miembros de servicio siguen recibiendo tratamiento en Alemania.

Dieciséis miembros del servicio que fueron diagnosticados con conmociones y lesiones cerebrales traumáticas permanecieron en Irak, y “ya han regresado al servicio”, dijo. Mientras tanto, un miembro del servicio fue llevado a Kuwait para recibir tratamiento también ha regresado al servicio.

El 8 de enero, Irán disparó alrededor de dos docenas de misiles a dos bases en Irak. Un día después, el presidente Donald Trump dijo que no hubo muertos ni heridos.

Según las fotos capturadas por The Associated Press después del ataque, varias secciones de la base aérea de al-Asad, atacada por Irán, parecían estar totalmente devastadas. Los misiles destruyeron varios edificios que albergaban a los soldados.

Irán lanzó una ola de misiles contra la base aérea de Ain al-Asad en el oeste de Irak y una base en Arbil, capital de la región autónoma kurda de Irak, ambas albergando tropas estadounidenses y otras extranjeras, en represalia por la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un ataque con aviones no tripulados en Bagdad el 3 de enero. (AYMAN HENNA/AFP vía Getty Images)

“Pudimos sentir la onda expansiva y cuando el impacto llegó, las puertas del búnker se hundieron”, dijo la Teniente Coronel de la Fuerza Aérea Staci Coleman, según un informe de The Wall Street Journal.

Teherán dijo que disparó los misiles en represalia a un ataque aéreo estadounidense que mató a su comandante, Qassem Soleimani, quien dirigía la tenebrosa Fuerza Quds, unos días antes cerca del aeropuerto de Bagdad. Estados Unidos dijo que Soleimani fue abatido porque estaba planeando ataques a activos estadounidenses después que grupos de milicias alineadas con Irán supuestamente dirigieron un asalto a la embajada de Estados Unidos en Bagdad el 31 de diciembre. Antes de eso, Estados Unidos dijo que llevó a cabo ataques aéreos contra la organización Kataib Hezbolá, apoyada por Irán, en Irán, después de que matara a un contratista estadounidense a finales de diciembre.

Después del ataque con misiles iraníes a las bases aéreas, Trump anunció sanciones contra Irán y presionó por una distensión en la región. Sin embargo, horas después del ataque con misiles, Irán derribó un avión de pasajeros ucraniano cerca del aeropuerto de Teherán, matando a las 176 personas que iban a bordo.

El sucesor de Soleimani, el general Esmail Ghaani, advirtió a Estados Unidos que se enfrentaría a una “venganza varonil” de Irán tras la muerte de Soleimani.

Brian Hook, representante especial de Estados Unidos para Irán, emitió una advertencia a principios de esta semana de que, si “Ghaani sigue el mismo camino de matar americanos, entonces correrá la misma suerte” que Soleimani, según una entrevista con el periódico árabe Asharq al-Awsat.

“Esto no es una nueva amenaza. El presidente siempre ha dicho que siempre responderá con decisión para proteger los intereses estadounidenses”, añadió Hook. “Creo que el régimen iraní entiende ahora que no puede atacar a Estados Unidos y salirse con la suya”.

 

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. ”

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.