4 consejos para cosechar bendiciones, según la sabiduría milenaria

28 de Agosto de 2017 Actualizado: 28 de Agosto de 2017

Durante el período de los Tres Reinos en China (220-280), el Emperador Ming de Wei una vez pidió a los funcionarios de alto rango que le recomendaran a alguien para ascenderlo. Wang Chang, jefe de Yanzhou, fue seleccionado.

Wang solía ser el profesor del príncipe y era también bueno enseñando a sus propios hijos. Estas son algunas de las enseñanzas que dio a sus hijos y a otros jóvenes eruditos:

  • Ayuda a quienes lo necesiten, respeta a los mayores, sé honesto con los amigos y no difundas chismes.
  • No seas arrogante o avaro, ni te entregues a los placeres luego de obtener éxito; no tengas baja estima cuando las cosas no van bien.
  • La paciencia y la modestia son importantes. Algunas plantas pueden crecer rápidamente pero no viven por mucho tiempo. Por el contrario, el pino y el cedro pueden crecer lentamente, pero viven por más de cientos de años.
  • Examínate al encontrarte con críticas. Si cometes errores, acepta la crítica y corrígete. Si no hiciste nada malo, no hay nada que perder. En cualquier caso, no hay necesidad de quejarse o sentirse mal por ello.

[insert page=’relato-antiguo-las-consecuencias-del-adulterio’ display=’template-relacionadas.php’]

Gracias a las enseñanzas de Wang, sus hijos y muchos de sus descendientes realizaron grandes contribuciones a la sociedad.

Nota del editor: si bien estas enseñanzas son milenarias, se pueden aplicar hoy en día. Algunos quizás piensen que están “pasadas de moda” pero es solo porque los valores morales se han corrompido y casi todas las personas persiguen beneficios materiales incesantemente. Sin embargo, si aplicas estos sabios consejos antiguos sentirás que estás asimilado al universo y él a ti.

TE RECOMENDAMOS