4 consejos para cosechar bendiciones, según la sabiduría milenaria

28 de Agosto de 2017
Actualizado: 28 de Agosto de 2017

Durante el período de los Tres Reinos en China (220-280), el Emperador Ming de Wei una vez pidió a los funcionarios de alto rango que le recomendaran a alguien para ascenderlo. Wang Chang, jefe de Yanzhou, fue seleccionado.

Wang solía ser el profesor del príncipe y era también bueno enseñando a sus propios hijos. Estas son algunas de las enseñanzas que dio a sus hijos y a otros jóvenes eruditos:

  • Ayuda a quienes lo necesiten, respeta a los mayores, sé honesto con los amigos y no difundas chismes.
  • No seas arrogante o avaro, ni te entregues a los placeres luego de obtener éxito; no tengas baja estima cuando las cosas no van bien.
  • La paciencia y la modestia son importantes. Algunas plantas pueden crecer rápidamente pero no viven por mucho tiempo. Por el contrario, el pino y el cedro pueden crecer lentamente, pero viven por más de cientos de años.
  • Examínate al encontrarte con críticas. Si cometes errores, acepta la crítica y corrígete. Si no hiciste nada malo, no hay nada que perder. En cualquier caso, no hay necesidad de quejarse o sentirse mal por ello.

[insert page=’relato-antiguo-las-consecuencias-del-adulterio’ display=’template-relacionadas.php’]

Gracias a las enseñanzas de Wang, sus hijos y muchos de sus descendientes realizaron grandes contribuciones a la sociedad.

Nota del editor: si bien estas enseñanzas son milenarias, se pueden aplicar hoy en día. Algunos quizás piensen que están “pasadas de moda” pero es solo porque los valores morales se han corrompido y casi todas las personas persiguen beneficios materiales incesantemente. Sin embargo, si aplicas estos sabios consejos antiguos sentirás que estás asimilado al universo y él a ti.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS