4 niños valientes salvan la vida de una niña que se ahogaba en un arroyo durante la tormenta

Por Louise Bevan
27 de Mayo de 2020
Actualizado: 27 de Mayo de 2020

La vida de una niña pequeña se vio amenazada cuando las tormentas de lluvia hicieron que un arroyo se agrandará en Jackson City Park, Missouri. Afortunadamente, cuatro valientes jóvenes nadadores que estaban cerca vieron el peligro y fueron a rescatarla.

El 17 de mayo de 2020, los aguaceros causaron niveles elevados de agua en Hubble Creek, cerca de un puente bajo donde habitualmente los niños reman y juegan, informó KFVS. En esa tarde en particular, la oleada de agua de lluvia planteó un mayor riesgo para los nadadores más débiles, ya que debajo del puente, una alcantarilla abierta bajo el agua había creado una succión lo suficientemente fuerte como para jalar y atrapar a un nadador.

Ese domingo por la tarde en el arroyo, una niña llamada Kinsley Stuart nadaba en el área y se vio arrastrada por la corriente.

Afortunadamente, un grupo de niños jugando en el agua cercana vieron lo que había sucedido y entraron en acción.

Aiden Kyle, residente de Jackson de once años, contó cómo él y sus amigos estaban jugando en el arroyo durante la tormenta, y el agua estaba alta —sobre el puente. “[Todos] estábamos nadando, chapoteando y divirtiéndonos”, compartió.

“Había una niña pequeña y todos nos preguntamos a dónde había ido”, continuó Aiden. En cuestión de segundos, se dio cuenta de que Kinsley había sido absorbida por la alcantarilla y estaba atrapada debajo del puente.

“Vi su mano en la parte superior del puente, así que salté y la agarré”, recordó Aiden. Sin embargo, Aiden pronto descubrió que necesitaría ayuda si iba a salvar a Kinsley; la succión era simplemente demasiado fuerte.

Isaiah Randol, amigo cercano del niño, se unió al intento de rescate. “Él estaba siendo absorbido con ella”, explicó Isaiah, “así que salté y agarré su mano con él y los dos tiramos”.

Los dos amigos restantes de Aiden e Isaías también saltaron al agua. Combinando su fuerza, los cuatro muchachos lograron liberar a Kinsley y llevarla a salvo a la orilla.

Un viaje al hospital confirmó que Kinsley había escapado ilesa gracias al pensamiento ágil y la valentía de los cuatro amigos.

Kinsley más tarde recordó la experiencia de ser absorbida por el puente en Hubble Creek. “[Mis] pies estaban allí, y mis ojos estaban abiertos todo el tiempo”, dijo. “Vi cosas verdes”.

Aiden lo calificó de “coincidencia”, y aseguró que la terrible experiencia de Kinsley era la segunda vez veía a un amigo ahogándose.

La madre de Aiden, Heather Crass, compartió con orgullo el valiente acto de su hijo en Facebook el 18 de mayo, y escribió: “Alabado sea el Señor, esos cuatro niños estaban en [el] lugar correcto en el momento adecuado y estaban prestando atención a su entorno”. La publicación rápidamente acumuló muchos comentarios de apoyo de amigos y seguidores, aclamando a los niños como héroes.

El día después del rescate de Kinsley, la madre de la niña, Casey Stuart, se puso en contacto con los cuatro amigos para agradecerles por salvar la vida de su hija. Ella también quería recompensarlos por sus esfuerzos.

“Queremos agradecerles a los muchachos, de parte de Kenny’s”, dijo Casey. “Somos dueños de Kenny’s Flipping Burgers. Y queremos que sepan que pueden comer con nosotros gratis para siempre”.

“No existe cantidad de dinero que se pueda recompensar lo que hicieron”, agregó.

Ken MacKenzie, copresidente del comité de gestión de aguas pluviales de la Asociación Nacional de Agencias de Gestión de Inundaciones y Aguas Pluviales, dijo a NBC News en 2014 que no había pautas federales que obliguen a colocar rejillas de seguridad sobre alcantarillas abiertas y tuberías de admisión potencialmente peligrosas. La decisión sigue siendo de los gobiernos locales.

Al momento de escribir este artículo, la ciudad de Jackson está considerando levantar carteles de precaución y una rejilla sobre la alcantarilla de Hubble Creek como medida preventiva contra futuros accidentes.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar:

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS