Los 4 problemas más comunes cuando los hijos heredan la casa familiar

Por Richard Montgomery
11 de Septiembre de 2021
Actualizado: 11 de Septiembre de 2021

Estimado Monty: Mi marido y yo tenemos más de 70 años. Estamos pensando en dejar nuestra casa a nuestros hijos cuando ambos partamos. Somos una familia muy unida, y a todos ellos les gusta venir a casa con sus hijos. Hemos recibido consejos de nuestros amigos. Algunos piensan que es una hermosa idea, y otros piensan que no es una buena idea. Agradeceríamos cualquier opinión que nos pueda compartir.

La respuesta de Monty: Dejar su casa a los niños no es una decisión fácil. Muchas personas lo han hecho sin consecuencias negativas. Otras lo han hecho y han creado divisiones entre sus hijos. Las circunstancias e ideas de sus hijos pueden cambiar entre el momento en que usted incluye sus deseos en su último testamento y el momento de su fallecimiento. Muchos acontecimientos, como los relacionados con la economía, la salud o el empleo, podrían afectar a la voluntad o la capacidad de un hijo para cooperar. También puede ocurrir que sus deseos aporten felicidad y buenos recuerdos a la siguiente generación.

No tengo buenos ejemplos para compartir porque no hay razón para escribir cuando hay una buena experiencia. Basándome en las cartas recibidas a lo largo de los años, he aquí los cuatro problemas principales que se desarrollan después que ambos se hayan ido, a veces mucho después de su muerte:

No. 1: Los hijos no crearon un acuerdo de asociación entre ellos.

Nº 2: Uno o dos hijos quieren abandonar la sociedad, a menudo porque el resto de los hijos quieren mejorar la propiedad o necesitan capital para gastos.

Nº 3: Uno de los hijos, o el pariente de ese hijo, ocupa la vivienda.

Nº 4: Los hijos quieren salirse porque esperan un uso diferente del bien.

Considere la posibilidad de pedir consejo a un abogado especializado en planificación patrimonial para que le ayude a evaluar su situación y a crear un documento que pueda minimizar la posibilidad de un resultado inesperado. Pueden ofrecer opciones basadas en las experiencias que han encontrado en su práctica privada. ¿Debe poner la casa a nombre de sus hijos ahora? ¿Debería asumir que si no hace nada ahora, los niños lo resolverán? ¿Debe crear un fideicomiso en vida y retitularla ahora?

Hay muchas maneras de lograr su objetivo, y varían de un estado a otro. Hay consecuencias fiscales para cada uno de los métodos entre los que puede elegir. Sus finanzas, su salud y lo que quieran sus hijos, pueden influir en su elección.

A menudo es una buena idea discutir lo que contempla con sus hijos mientras usted está vivo. El abogado puede ofrecer los pros y los contras de dicha discusión.

Es fácil racionalizar que todo acabará bien en su familia. Sin embargo, las cosas se desbaratan en las buenas familias. Planificar el evento le ayudará a sacar sus emociones de la negociación.

Por último, cuando busque un abogado de planificación patrimonial que le ayude, considere la posibilidad de entrevistar a dos o tres. ¿Tienen referencias? ¿Cuánto costará? ¿Llegarán cada uno a la misma conclusión? ¿Qué porcentaje de su práctica es la planificación patrimonial? ¿Tiene amigos de confianza a los que pueda preguntar sobre su experiencia si ya han establecido un plan con un abogado?

Richard Montgomery es el autor de “El dinero de la casa: Los secretos de un experto para ahorrar miles al comprar o vender una casa”. Defiende la reforma del sector y ofrece a los lectores consejos inmobiliarios imparciales. Sígalo en Twitter en @dearmonty o en DearMonty.com. Envíale un correo electrónico a monty@dearmonty.com.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS