40% de inmigrantes ilegales liberados en ciudad de Texas dieron positivo para COVID-19: funcionarios

Por Zachary Stieber
12 de Agosto de 2021
Actualizado: 12 de Agosto de 2021

Cuatro de cada 10 inmigrantes ilegales liberados la semana pasada cerca de la frontera entre EE.UU. y México dieron positivo por COVID-19, según funcionarios allí.

“La cifra fue muy alta”, dijo Pete Sáenz, alcalde de Laredo, a The Washington Examiner.

El Dr. Víctor Treviño, la autoridad sanitaria de Laredo, confirmó las cifras con el periódico.

Los funcionarios de Laredo, una ciudad de Texas que se encuentra al otro lado del Río Grande desde Nuevo Laredo, México, no respondieron solicitudes de comentarios, pero ofrecieron cifras similares en una demanda federal el mes pasado.

Los funcionarios dijeron en la denuncia que los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza han estado dejando inmigrantes en la ciudad a pesar de que un gran número de ellos dio positivo por COVID-19, el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

El aumento de inmigrantes ilegales que cruzan la frontera durante la pandemia de COVID-19 representa un problema de seguridad, argumentan los legisladores republicanos y otros.

“Los estadounidenses están hartos y cansados de los mandatos interminables mientras observan el aumento de los casos de COVID-19 en la frontera”, dijo el representante Andy Biggs (R-Ariz.) en Twitter esta semana.

El número de casos de Laredo es el más alto registrado a lo largo de la frontera, pero los funcionarios de McAllen dijeron la semana pasada que de 7000 inmigrantes liberados por oficiales federales en la ciudad la semana anterior, 1500 dieron positivo por COVID-19.

“Últimamente recibimos alrededor de 1800 inmigrantes al día”, dijo el alcalde de McAllen, Javier Villalobos, en un video en el que se pronuncia en contra de la inmigración sin control. “Luego, junto con el hecho de que el 15 por ciento de los inmigrantes tienen COVID, han causado problemas sustanciales a nuestra gran ciudad de McAllen”, agregó.

Don McLaughlin, el alcalde de Uvalde, le dijo a The Epoch Times esta semana que los inmigrantes probablemente son responsables del 15 al 20 por ciento de los casos de COVID-19 en la comunidad, citando la última encuesta realizada por funcionarios en la ciudad fronteriza.

“El asunto del COVID está volviendo a ser muy serio, y muy malo. Y de nuevo, aquí estamos en la frontera sur. ‘Simplemente entra’. Es decir, simplemente no tiene sentido”, dijo.

Un agente de la Patrulla Fronteriza esposa a extranjeros ilegales después de que saltaron del tren e intentaron evadir la detención, cerca de Uvalde, Texas, el 21 de junio de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Un agente de la Patrulla Fronteriza, que se negó a ser identificado para evitar repercusiones, le dijo a The Epoch Times que la agencia estaba empujando a muchos inmigrantes a Laredo, lo que desencadenó una demanda de la ciudad contra la administración Biden.

Los funcionarios de Laredo dijeron en una denuncia que la Patrulla Fronteriza planeaba transportar en autobús de 250 a 350 inmigrantes por día a la ciudad.

“No todas las personas detenidas se someten a pruebas de COVID-19 como parte del procedimiento de procesamiento de los acusados antes de que sean liberados legalmente de la custodia de inmigración y al público en general. Por lo tanto, muchos, si no la mayoría, no se someten a pruebas y corren el riesgo de transmitir la enfermedad a otros miembros de su grupo y al público en general después de su liberación”, dijeron.

De 139 casos confirmados de COVID-19 en Laredo al 11 de julio, 63 fueron entre inmigrantes o detenidos.

El mes pasado, un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) no respondió directamente cuando se le preguntó sobre la liberación de inmigrantes con COVID en La Joya, otra ciudad fronteriza de Texas.

El jueves, un portavoz le dijo a The Epoch Times por correo electrónico que “la frontera no está abierta” y que la agencia está operando bajo las pautas para la pandemia de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

“La CBP está haciendo todo lo posible para permanecer dentro de las pautas de los CDC y mitigar los largos períodos de procesamiento y retención, esto con el propósito de minimizar la exposición potencial de nuestra fuerza laboral, de aquellos bajo custodia y de la comunidad. Una vez que se complete el procesamiento, estas personas serán transferidas rápidamente fuera de la custodia de la CBP”, dijo el portavoz.

La demanda fue desestimada el lunes después de que las partes llegaran a un acuerdo.

Sáenz les dijo a los medios que el acuerdo incluye que la ciudad no acepte inmigrantes que hayan sido dejados por la Patrulla Fronteriza. En cambio, la ciudad está contratando una empresa de autobuses chárter para que los lleve inmediatamente a otras ciudades, incluidas Austin y Houston.

“Llegamos a un acuerdo para retirar la demanda, lo que hicimos, y luego la Patrulla Fronteriza entregaría a estos migrantes, unos 200 por día, a una instalación de la ciudad que alquilamos y luego nosotros, como ciudad, contratamos a una empresa de autobuses para transportar a estos migrantes más al norte, en Texas”, dijo Sáenz a Border Report.

Charlotte Cuthbertson contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS