5 años después, el FBI sigue siendo el origen del misterioso contrato CrowdStrike

Por Ivan Pentchoukov
07 de Julio de 2020
Actualizado: 07 de Julio de 2020

Hace cinco años, el 8 de julio de 2015, el FBI otorgó un contrato de emergencia, de un año de duración, sin licitación, a la empresa de seguridad cibernética CrowdStrike.

Más allá de su precio de 150,000 dólares, se sabe poco más sobre el contrato de CrowdStrike, pero dos días antes, el 6 de julio de 2015, el inspector general de la Comunidad de Inteligencia envió a la oficina una referencia para investigar si Hillary Clinton utilizó un servidor de correo electrónico privado no autorizado para enviar información clasificada durante su periodo como secretaria de estado.

Dos días después del contrato con CrowdStrike, el FBI abrió formalmente la investigación del correo electrónico de Clinton, con el nombre en clave Midyear Exam.

La participación de CrowdStrike con el FBI a los pocos días de abrirse la investigación del correo electrónico de Clinton probablemente pasaría desapercibida si la empresa de seguridad cibernética no hubiera desempeñado un papel clave en la investigación del hackeo del Comité Nacional Demócrata (DNC) en 2016. El robo y la liberación de decenas de miles de correos electrónicos del DNC ese año sirvió como predicado para la investigación del FBI de la campaña Trump, que finalmente se transformó en la investigación de Rusia de parte del fiscal especial.

El FBI no confirmaría ni negaría si el contrato de CrowdStrike de julio de 2015 estaba relacionado con su investigación del correo electrónico de Clinton. Durante años, la oficina ha hecho peticiones de información sobre el contrato en virtud de la Ley de Libertad de Información, algunas de las cuales se remontan a 2017. CrowdStrike tampoco confirmaría ni negaría si su contrato con el FBI estaba relacionado con la investigación del correo de Clinton.

Ilina Cashiola, la directora de relaciones públicas de CrowdStrike, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que “como cuestión de política corporativa, CrowdStrike no hace comentarios sobre los contratos de los clientes, por lo que no podemos compartir más información”.

El informe de vigilancia sobre la investigación del correo de Clinton, completado por el inspector general del Departamento de Justicia, no mencionó a CrowdStrike.

Aunque no hay pruebas directas de la participación de CrowdStrike en la investigación del correo electrónico de Clinton, los detalles circunstanciales y la renuencia del FBI y la empresa de seguridad cibernética a revelar cualquier detalle sobre el contrato dejan abierta la posibilidad. Si CrowdStrike realmente trabajó en Midyear Exam inevitablemente surgirían preguntas sobre la participación de la empresa privada en los orígenes de las dos investigaciones más importantes y con mayor carga política de las elecciones presidenciales de 2016.

Muchas preguntas siguen sin respuesta sobre la participación de CrowdStrike en la investigación del FBI sobre el hackeo del DNC. La empresa se ha negado en repetidas ocasiones a explicar cómo los piratas informáticos lograron entrar en el servidor de correo electrónico del DNC, semanas después de que el comité contratara a CrowdStrike para proteger sus sistemas. A pesar de que la violación se produjo bajo la apariencia vigilante del software Falcon de CrowdStrike, la empresa se ha negado a explicar por qué no tiene pruebas de que los piratas informáticos hayan robado decenas de miles de correos electrónicos del servidor Microsoft Exchange del DNC a fines de mayo de 2016, como alega el asesor especial Robert Mueller.

Tanto el FBI como CrowdStrike se han negado a publicar el informe final de la empresa sobre el análisis del hackeo al DNC.

No está claro si el DNC cooperó plenamente con la investigación del FBI. El entonces director del FBI, James Comey, y el entonces subdirector del FBI, Andrew McCabe, dijeron al Congreso que el DNC declinó las peticiones del FBI de examinar los sistemas físicos. Testigos del Comité Nacional Demócrata, CrowdStrike y Perkins Coie dijeron al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que el Comité Nacional Demócrata cooperó plenamente con todas las solicitudes del FBI.

A su vez, representantes del DNC, su contratista de TI, de CrowdStrike y del bufete de abogados externo del DNC, Perkins Coie, dijeron al Congreso que el DNC cooperaba plenamente con las solicitudes del FBI. El DNC creó imágenes de software de 38 sistemas informáticos como parte de la investigación y proporcionó 26 de las imágenes a CrowdStrike. El FBI recibió algunas o todas esas imágenes a través de CrowdStrike.

La oficina no respondió a una solicitud de The Epoch Times para confirmar si el servidor de correo electrónico pirateado estaba entre las imágenes que recibió.

Las investigaciones de Clinton y Trump no fueron los únicos incidentes cibernéticos con carga política en los que CrowdStrike estuvo involucrado durante las elecciones de 2016. Después de que los empleados de la campaña de Bernie Sanders parecieran acceder incorrectamente a los datos de la campaña de Clinton en diciembre de 2015, las dos campañas contrataron a CrowdStrike para determinar qué había sucedido.

La campaña presidencial de Sanders demandó al DNC por bloquear brevemente el acceso de la campaña de Sanders al sistema VoteBuilder, en el que ocurrió la supuesta violación. Después de una investigación de cinco semanas, CrowdStrike determinó que cuatro empleados de la campaña de Sanders obtuvieron acceso no autorizado a los datos de la campaña de Clinton.

La campaña de Sanders anunció los resultados de la investigación de CrowdStrike y retiró su demanda el 29 de abril de 2016, el mismo día en que el contratista de tecnología e informática del DNC informó al FBI sobre la violación de su sistema.

Al día siguiente, el DNC contactó con CrowdStrike para que le ayudara con el hackeo. El Departamento MIS, descubrió la intrusión el 28 de abril, el día anterior al anuncio de los resultados de la investigación Sanders-Clinton de CrowdStrike.

En su testimonio ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el presidente de los Servicios de CrowdStrike, Shawn Henry, dijo que el trabajo de la empresa con el DNC antes de 2016 implicaba proporcionar la información de inteligencia al comité. Henry trabajó previamente para el FBI.

La investigación del FBI sobre el correo electrónico de Clinton estuvo plagada de anormalidades, incluyendo la declaración pública de exoneración sin precedentes de Comey, el 5 de julio de 2016. El contrato de CrowdStrike expiró dos días después de la exoneración.

El inspector general del Departamento de Justicia también encontró que el intenso prejuicio anti-Trump expresado por los oficiales claves del FBI que trabajaban en Midyear Exam, incluyendo a los conocidos Peter Strzok y Lisa Page, habían empañado el resultado de la investigación. Strzok y Page continuarían investigando la campaña Trump en conexión con el hackeo del DNC.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


 

Por qué el ‘impeachment’ funcionó

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS