5 especias que son mucho más que un sabrosos condimentos: al azafrán puede combatir el asma

Por JOSH BRISBANE - WWW.ORGANICLIFESTYLEMAGAZINE.COM
15 de Noviembre de 2019 Actualizado: 16 de Noviembre de 2019

Cada persona tiene un gusto definido al cocinar y se debe mayormente a que cada comida puede ser sazonada de una manera diferente de acuerdo a las especias y condimentos que se utilicen.

Muchos de nosotros usamos especias para potenciar olores y sabores, pero ¿sabías que estas especias tan saludables y nutritivas como deliciosas, además tienen propiedades medicinales que pueden aliviar dolencias cotidianas e incluso prevenir enfermedades crónicas?

Sin duda, una pizca de jengibre no es un sustituto del consejo médico profesional, pero la ciencia está empezando a confirmar lo que la medicina tradicional ha conocido por siglos, ¡que la naturaleza tiene su propio gabinete de medicinas!

Ahora sí, descubre los beneficios de las siguientes especias que seguro tienes en tu estante.

Canela

Canela entera y molida. (Jennifer Birgl/Pixabay)

Es muy común utilizarla en los alimentos dulces y salados, esta fragante y sabrosa especia ha demostrado que diariamente cura varias dolencias de salud.

Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias hacen de ella un buen remedio contra los parásitos estomacales y el síndrome del intestino irritable, IBS, relacionado con distensión abdominal, calambres y malestar; y contiene grandes cantidades de antioxidantes que protegen al cuerpo contra el daño oxidativo causado por los radicales libres.

Cinamaldehído, cuya especia da su aroma y sabor, es el compuesto orgánico responsable de la mayoría de los efectos positivos para nuestra salud. La canela también ha demostrado que baja el azúcar en la sangre, evita enfermedades del corazón, combate el VIH y protege contra el cáncer y la enfermedad de Alzheimer.

Azafrán

Azafrán en especia. (Foto: Johan Puisais/Pixabay)

El azafrán es una especia exótica utilizada para amenizar los platos con su distintiva fuerte esencia y colorante amarillo anaranjado. Se asocia con la cocina de India, Grecia y España, entre otros, y se lo utiliza como ingrediente en Inglaterra, Francia, Estados Unidos y un número de otros países. Al cocinarlo separadamente, el azafrán tiene muchos usos valiosos, incluyendo su uso como medicina natural.

Esta especia es rica en manganeso, vitamina C, magnesio, hierro, potasio y vitamina B6, se lo utiliza para el tratamiento de cólicos, indigestión, asma, hipertensión arterial, fiebre y otros. También ha demostrado eficacia para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (SPM) y tratamiento de leve depresión. Aún más, muestra una potencial cura para el cáncer.

Cúrcuma

Cúrcuma en polvo. (cgdsro/Pixabay)

La cúrcuma agrega color y sabor a los polvos de curry, mostaza y quesos. Durante miles de años ha sido utilizada como colorante y condimento. Curcumin es el ingrediente activo principal de la especia, (es el le que da su color amarillo de sabor picante y de aroma suave), es un poderoso antioxidante, anti-inflamatorio y muy capaz de neutralizar los radicales libres, por eso la cúrcuma es útil en medicina.

Está llena de hierro, vitamina B6, magnesio, potasio, vitamina C y zinc, esta especia ha demostrado ser eficaz para curar a numerosas dolencias y enfermedades, incluyendo dolores de cabeza, acidez estomacal, artritis, dolor de estómago, flatulencias, fiebre, depresión e infecciones pulmonares. Puede también ayudar a controlar la diabetes y prevenir o incluso curar al cáncer.

Comino

Comino entero y en polvo. (Foto: CC BY-SA 1.0/WikimediaCommons)

El comino es una especia básica en América Latina, norte de África y en cocinas del Oriente Medio. Las semillas enteras o molidas, agregan un sabor cálido, terroso y de un distintivo aroma picante a los alimentos, lo que es ideal para sopas, guisos, salsas y muchos otros platos. El comino sirve también con fines medicinales.

Es una buena fuente de hierro, magnesio, vitaminas y minerales; es ampliamente utilizado como un remedio para resfriados, anemia e indigestión, estimula la producción de las enzimas pancreáticas dentro del cuerpo. La especia se utiliza también para tratar el insomnio, fiebre, vómitos, diarrea, hemorroides, y el asma, y se piensa que mejora la visión y la función mental. Además, algunos estudios sugieren que puede prevenir el cáncer (particularmente cáncer de colon) y la diabetes.

Ají

El ají, debido a su fuerte picor y por sus efectos liberadores de endorfinas es deseado por muchos, pero esta maravillosa especia ofrece más emoción además de solo lo culinario.

Está repleto de vitamina A, vitamina B6, vitamina C, calcio, magnesio y potasio y contiene un alcaloide compuesto conocido como capsaicina; se sabe que efectivamente puede eliminar dolores de cabeza y congestión nasal, combatir la inflamación y aliviar a los músculos, articulación y dolor de los nervios.

Ají picante. (Ella Aa/Pixabay)

De hecho, la capsaicina común es un tratamiento reconocido para el dolor de la osteoartritis. Estudios también demuestran que la capsaicina alivia los síntomas asociados con la psoriasis y la neuropatía diabética.

Otros beneficios posibles del ají incluyen a la mejor digestión, pérdida de peso y mejorar la función cardiovascular y para prevenir el cáncer (intestinal y de la próstata).

 

Josh BrisbaneOrganic Lifestyle Magazine

Nota: El contenido de este artículo no pretende sustituir los consejos de su médico personal, ni tampoco es un sustituto del cuidado médico. Ante cualquier duda consulte a un profesional de medicina.

¿Te gustó el artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS