50 Estados y territorios de EE.UU. inician investigación antimonopolio sobre Google

Por Bowen Xiao
10 de Septiembre de 2019 Actualizado: 10 de Septiembre de 2019

Cincuenta estados y territorios de EE.UU., incluyendo el Distrito de Columbia y Puerto Rico, iniciaron una investigación antimonopolio sobre Google y el “potencial comportamiento monopólico” de la compañía. La investigación está siendo dirigida por el fiscal general de Texas, Ken Paxton, quien hizo formalmente el anuncio el 9 de septiembre.

La investigación bipartidista de los fiscales generales incluyó a casi todos los estados de la nación, excepto California y Alabama. El presidente Donald Trump ha reclamado crecientemente a Google y a otras compañías tecnológicas por suprimir las voces conservadoras. En agosto, Trump dijo en Twitter que su administración está “vigilando muy de cerca a Google”.

La nueva investigación sigue a las investigaciones existentes del Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio, que actualmente están investigando a Facebook, Google, Apple y Amazon por posibles violaciones de la ley antimonopolio.

El Procurador General de Nebraska, Doug Peterson, dijo en una conferencia de prensa en Washington que la gran cantidad de fiscales generales que se unen manda un “fuerte mensaje a Google”. Un portavoz de Google no respondió a una solicitud de comentarios de LA Gran Época sobre la nueva indagación.

Según un comunicado de prensa, la investigación se centrará en el “predominio de Google en el sector de las telecomunicaciones y de los motores de búsqueda”, así como en el “daño potencial” que la empresa puede causar a los consumidores y a la economía por cualquier conducta anticompetitiva. La empresa madre de Google, Alphabet, tiene un valor de mercado de más de 820.000 millones de dólares y controla muchas facetas de Internet. El dominio de Google en la búsqueda y publicidad online le permite captar millones de consumidores para obtener sus datos personales.

Paxton dijo en una conferencia de prensa que los estados solicitaron formalmente, el 9 de septiembre, documentos a Google sobre su negocio de publicidad. Varios de los fiscales generales en el anuncio en Washington describieron la investigación como “preliminar”, pero dijeron que esperaban que se ampliara para cubrir otros temas, incluyendo la privacidad de los datos.

Alphabet indicó el 6 de septiembre que el Departamento de Justicia a finales de agosto solicitó información y documentos relacionados con investigaciones antimonopolio previas de la compañía. La empresa agregó en una presentación de valores que espera demandas de investigación similares de los fiscales generales del Estado y que está cooperando con las autoridades reguladoras.

En una declaración del 9 de septiembre, la Procuradora General de Nueva York, Letitia James, dijo que la expansión del control de Google podría ser un peligro para los derechos de los consumidores.

“El control de Google sobre casi todos los aspectos de nuestras vidas ha colocado a la compañía en el centro de nuestra economía digital”, escribió. “Pero no hace falta un motor de búsqueda para entender que el poder corporativo no debería eclipsar los derechos de los consumidores”.

“Acción significativa”

El Dr. Robert Epstein, psicólogo investigador principal del American Institute for Behavioral Research and Technology, dijo a La Gran Época que la nueva investigación es “bastante importante” porque Estados Unidos ha hecho muy poco para mantener a empresas como Google bajo control. Epstein lleva más de media década monitoreando la influencia de Google.

“Un solo estado tratando de luchar contra Google es una gran pérdida de tiempo”, señaló Epstein. “Cuando hay tantos estados luchando, es una acción significativa. Hay casi 800 abogados en la oficina del fiscal general en el estado de Texas. Estamos hablando de una gran cantidad de recursos que ahora se están reuniendo en contra de Google”.

Epstein dijo que había estado en contacto regular con algunos de los fiscales generales, en ciertos casos desde hace varios años.

“Lo principal que pueden hacer es imponer multas, y el problema es que Google puede simplemente pasar por alto las multas”, contó. “Google ha sido objeto de más de 8000 millones de dólares en multas por parte de la UE en los últimos dos años, aproximadamente. Pero no creo que estas multas tengan el impacto que necesitamos en Google”.

Según Epstein, el poder de Google debe reducirse en tres áreas principales: vigilancia, censura y manipulación. Epstein señaló que habló con varios fiscales generales sobre estos temas, pero no estaba seguro de si tenían la autoridad. Dijo que el Congreso, el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio podrían tomar medidas mucho más concretas.

Epstein comentó que incluso si los demócratas barrieran las elecciones de 2020 -lo que creía que pondría fin a las investigaciones federales-, es casi seguro que la investigación del fiscal general persistirá. Apuntó que por eso la nueva investigación es tan importante.

Epstein ha descubierto una docena de métodos utilizados por Google para manipular la opinión pública o los votos, incluyendo el efecto de manipulación del motor de búsqueda y el efecto de sugerencia de búsqueda

En 2016, llevó a cabo un proyecto de monitoreo secreto que mostró que Google ocultó los resultados negativos para las búsquedas autocompletadas de Hillary Clinton meses antes de las elecciones presidenciales. Su investigación revisada por colegas encontró que los algoritmos de Google pueden modificar fácilmente el 20 por ciento o más de los votos entre los votantes y hasta el 80 por ciento en algunos grupos demográficos.

Epstein, que se considera como moderado con inclinaciones liberales, advirtió que si el Congreso es controlado por demócratas, “el poder de Google en Washington se disparará”.

“Esto es exactamente lo que sucedió en el segundo mandato de Obama, donde aproximadamente 6 agencias federales estaban siendo dirigidas por exejecutivos de Google”, afirmó Epstein. “El director de tecnología de Obama fue un exejecutivo de la compañía”.

*****

A continuación:

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS