620,000 coreanos piden el fin de la “agresión cultural” del PCCh en Corea del Sur

Por WINNIE HAN
26 de Abril de 2021
Actualizado: 26 de Abril de 2021

El sentimiento anti PCCh (Partido Comunista Chino) entre el pueblo surcoreano está en aumento.

Más de 627,000 coreanos firmaron una petición en la que exigen al gobierno que cancele un proyecto de “barrio chino” en la ciudad turística de Gangwon, tras los incidentes del año pasado de la “ropa Han contra hanbok” y el “kimchi”.

El 29 de marzo se registró una petición en el sitio web del gobierno surcoreano pidiendo a la provincia de Gangwon que cancele su proyecto de “Chinatown”.

“¿Por qué queremos construir una pequeña China en Corea?”, plantea la petición. “El público no entiende por qué queremos ofrecer una experiencia cultural china en nuestra propia tierra. Nos oponemos decididamente”.

Hasta la madrugada del 21 de abril, la petición había recibido 627,000 firmas, el mayor número de firmas jamás recibido por la Casa Azul.

El 16 de abril, la Casa Azul también recibió otra petición que pedía la destitución del gobernador de Gangwon, Choi Moon-soon, por su papel a favor de Beijing en el proyecto “Chinatown”.

Acusan de invasión cultural a la Iniciativa de la Franja y la Ruta

El proyecto “Chinatown” de Gangwon es un acuerdo que se firmó en 2019 entre el gobierno de Gangwon y China, informó el portavoz del Partido Comunista Chino, the People’s Daily. Según el acuerdo, China y Corea del Sur van a construir un “Complejo de aldea cultural china” entre Hongcheon y Chuncheon, la capital de la provincia de Gangwon. Con una superficie de 296 acres, este proyecto es 10 veces mayor que el barrio chino de Incheon.

En una entrevista dada a People’s Daily en diciembre de 2019, Choi describió a la propuesta “Ciudad Cultural China” como una “Franja y Ruta cultural”. Los medios surcoreanos informaron de que el nombre oficial del proyecto era “Ciudad Cultural China-Corea”.

Está previsto que el proyecto se complete en 2022. Sin embargo, el proyecto despertó un fuerte resentimiento entre los coreanos, que creen que el PCCh está llevando a cabo un imperialismo cultural de Corea para expandir su influencia política.

“Nosotros nos oponemos a la construcción de un hotel para turistas chinos en la provincia de Gangwon, que es el mayor sitio histórico del mundo, con un gran número de excavaciones”, dice la petición. “A la población le molesta perder su cultura. Deberíamos enfrentarnos a China, por intentar robar nuestra cultura única, como el kimchi y el hanbok”.

Disputas por el kimchi y hanbok

La disputa sobre el kimchi fue provocada por Global Times, el portavoz del PCCh en el extranjero. Global Times afirmó que el PCCh es el encargado de establecer los estándares internacionales para la industria de las “verduras encurtidas”, y que el estatus de Corea como “estado soberano del kimchi” existía “solo de nombre”.

Los comentarios provocaron una protesta inmediata de los surcoreanos, que consideran el kimchi como un alimento sagrado que se consume con casi todas las comidas. El gobierno surcoreano respondió que la norma china de certificación internacional se limita a los encurtidos de Sichuan y no tiene nada que ver con el kimchi coreano.

En noviembre de 2020, los encurtidos de Sichuan de China fueron certificados por la Organización Internacional de Normalización (ISO).

Además la disputa se produjo tras un acalorado debate sobre la relación entre la ropa Han y el hanbok entre los internautas de ambos países. El bloguero de cómics “Old Xian”, de China continental, creó una serie de caricaturas sobre la ropa Han. Los internautas surcoreanos se preguntaron si la vestimenta de la imagen copiaba elementos del hanbok coreano. Los internautas chinos, sin embargo, dijeron que el estilo había existido en China desde la dinastía Ming y que el hanbok en sí mismo “deriva de la ropa Han”.

Junto a ello, un drama coreano titulado El exorcista de Joseon, fue acusado de distorsionar la historia coreana. La inclusión de elementos chinos, como dumplings, pasteles de luna y una cítara china, provocó protestas en Corea del Sur. Los guionistas fueron criticados por estar a favor del PCCh y el programa acabó siendo retirado del aire.

Popularidad de Moon Jae-in se desploma tras creciente sentimiento anti-PCCh

Los coreanos que tienen una visión negativa de China —por las políticas de Beijing— aumentaron del 37 por ciento en 2015 al 75 por ciento en 2020, según el Pew Research Center. El índice de aprobación del presidente surcoreano Moon Jae-in también cayó a su punto más bajo desde que asumió el cargo.

Según los datos publicados por los encuestadores coreanos el 12 de abril, el último índice de aprobación de Moon fue de solo el 33.4 por ciento.

Tras el brote del virus del PCCh en Wuhan (China) a principios de 2020, más de 500,000 coreanos firmaron una petición exigiendo al gobierno de Moon que niegue la entrada a los ciudadanos chinos para prevenir la pandemia. A su vez 1.45 millones de personas, descontentas con las políticas a favor del PCCh de Moon, lanzaron una petición de destitución contra él.

Incluso bajo la corriente de la actual reacción mundial contra el PCCh, liderada por las políticas de comercio justo de Estados Unidos, Corea del Sur sigue sentada en la valla, lo que se refleja en su falta de voluntad para participar en el “Diálogo de Seguridad Cuadrilateral” con Estados Unidos, India, Japón y Australia en contra de la creciente agresión del PCCh en la región Indo-Pacífica.

En febrero de 2019, un experto cibernético del PCCh y miembro de la organización coreana sin ánimo de lucro “Turn Right” escribió un artículo en el que afirmaba que el PCCh manipuló la opinión pública para ayudar a Moon Jae-in a ganar las elecciones presidenciales, con el objetivo de convertir a Corea del Sur en un aliado del PCCh, para competir con Estados Unidos.

Según los documentos internos obtenidos por The Epoch Times el pasado mes de octubre, después de asumir el cargo, Moon estableció políticas económicas favorables al PCCh, elevando el “Malecón de Saemangeum” a un proyecto de importancia política nacional, e integrándolo en el “Centro Económico del Noreste de Asia” para cooperar con el PCCh y así fortalecer las relaciones económicas y comerciales entre Corea del Sur y China. El PCCh, por su parte, utiliza la asociación para ejercer influencia y control sobre la administración Moon.

“En un momento de tensión en la región del Indo-Pacífico, Estados Unidos está trabajando con sus aliados y socios para contener al PCCh. Corea del Sur solía ser un aliado de Estados Unidos, pero el gobierno de Moon está controlado por el PCCh y hace lo que dice Beijing”, dijo Li Yanming, un comentarista con sede en Estados Unidos.

“Ahora, el sentimiento anti PCCh entre el pueblo coreano está aumentando. Ellos se oponen abiertamente al comportamiento a favor del PCCh del gobierno de Moon Jae-in. El intento del PCCh de infiltrarse en Corea se encontró con un severo bloqueo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS