7 tipos diferentes de dolor de pie y qué pueden decir sobre su salud

Por Louise Bevan
30 de Diciembre de 2019
Actualizado: 30 de Diciembre de 2019

Millones de estadounidenses pasan mucho tiempo de pie en su vida cotidiana. Aunque los dolores menores a menudo no requieren nada más extremo que un masaje en los pies o un baño caliente, hay algunas señales de incomodidad que nunca deben ser ignoradas.

A continuación se presentan siete de las causas más comunes de dolor de pies de las que hay que estar consciente. Ármese con el conocimiento para diferenciar entre el dolor de los pies cansados y el dolor de condiciones más serias, y ayude a mantener sus pies tan saludables como sea posible.

1. Osteoartritis

(BlijeVoetenPedicure / Pixabay)

¿Dónde está el dolor? Dolor crónico y difuso, y rigidez en todo el pie.

¿Qué es? El dolor y la rigidez en los pies, que es lo que experimentan con más frecuencia los adultos mayores y los ancianos, puede indicar la existencia de osteoartritis. Los tejidos de las articulaciones de los pies y los dedos experimentan una degradación con el tiempo, lo que puede causar molestias crónicas; el ejercicio supervisado por el médico y el control del peso pueden ayudar a retrasar la progresión de esta condición.

2. Artritis reumatoide

Radiografía típica de artritis reumatoide. (Wikimedia Commons / CC BY 3.0)

¿Dónde está el dolor? Hinchazón e inflamación visible de las articulaciones, que puede causar dolor y rigidez.

¿Qué es? La artritis reumatoide es un trastorno inflamatorio autoinmune crónico. Puede afectar a múltiples sistemas del cuerpo, incluyendo los pies, y a veces puede resultar en deformidad de las articulaciones. Según la Clínica Mayo, se puede sentir más profundamente por las mañanas y después de períodos de inactividad.

3. Tendinopatía de Aquiles

(TaniaVdB / Pixabay)

¿Dónde está el dolor? Dolor en el talón, hinchazón, rigidez o debilidad en el lugar donde la parte inferior de la pierna se conecta con el talón.

¿Qué es? La tendinopatía de Aquiles es un dolor de talón no inflamatorio que se origina en el tendón de Aquiles como resultado de una lesión o del uso excesivo. Según Bupa, el dolor puede ser intermitente y debe responder al descanso, al estiramiento y a la fisioterapia.

4. Fascitis plantar

(cnick / Pixabay)

¿Dónde está el dolor? Un dolor agudo y punzante en la planta del pie, cerca del talón.

¿Qué es? El tejido de la fascia plantar atraviesa la parte inferior del pie, conectando los dedos del pie con el hueso del talón. La inflamación dolorosa conocida como fascitis plantar puede ocurrir si el talón tiene que soportar el estrés o la tensión asociada con el correr sobre concreto o usar zapatos de tacón alto. Es una de las lesiones atléticas más comunes en el pie.

5. Neuroma de Morton

(Pexels / Pixabay)

¿Dónde está el dolor? Picazón o entumecimiento en los dedos de los pies, a veces un dolor ardiente en la bola del pie.

¿Qué es? El neuroma de Morton es más común en las mujeres que en los hombres. Puede ser causado por el uso de zapatos estrechos y de tacón alto que comprimen los pies, y puede causar un agrandamiento del tejido alrededor de los nervios entre los dedos de los pies.

6. Fractura por estrés

(composita / Pixabay)

¿Dónde está el dolor? Dolor generalizado en la parte superior del pie que puede extenderse, empeorar o causar hinchazón.

¿Qué es? Una fractura por estrés puede ocurrir cuando el pie se expone a un mayor estrés como resultado de una actividad física nueva o intensa. La fractura puede pasar desapercibida hasta que el dolor se vuelve intenso; es particularmente importante tomar nota del dolor de pie en el caso de una fractura por estrés. El descanso, y tal vez ayuda para caminar como muletas, será necesario para que la fractura se cure.

7. Neuropatía periférica

(andreas160578 / Pixabay)

¿Dónde está el dolor? Dolor punzante o ardiente que puede estar acompañado de entumecimiento en los pies o las manos.

¿Qué es? La neuropatía periférica indica daño a los nervios fuera del cerebro y la médula espinal. La condición es más comúnmente un síntoma de diabetes en pacientes mayores, pero puede tener numerosas causas subyacentes. Según la Clínica Mayo, los medicamentos pueden ayudar, y los pacientes pueden experimentar alivio si sus síntomas son causados por una condición subyacente tratable.

Según la Asociación Médica Americana de Podología, en una encuesta realizada en 2014 sobre 1000 adultos en EE.UU., el 77 por ciento había experimentado problemas con sus pies. Como resultado, el 83 por ciento de esos adultos tenían restringidas sus actividades diarias.

Apenas dos de cada diez estadounidenses encuestados admitieron pensar en la salud de sus pies con regularidad, una cifra que no ha cambiado desde 2010. Nunca ha habido un mejor momento para que los adultos se equipen con el conocimiento para reconocer el dolor y cuidar los pies que los mantienen activos y móviles.

Los pies sanos permiten una mejor y más feliz calidad de vida.

*****

A continuación:

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS