8 increíbles soluciones con bicarbonato de sodio: ¡puedes hacer mucho más que hornear pasteles!

Por Louise Bevan
29 de Agosto de 2019 Actualizado: 30 de Agosto de 2019

Si a ti o a alguien que conoces le gusta hornear pasteles, entonces habrás oído hablar del bicarbonato de sodio. Es un ingrediente maravilloso y es un básico para el armario de la cocina, pero ¿sabías que el polvo de hornear en realidad tiene un catálogo enorme de usos?

El bicarbonato de sodio es un excelente eliminador de olores; puede refrescar, desengrasar, revitalizar e incluso calmar. Inspirado por Shareably, aquí están ocho de las mejores aplicaciones para el bicarbonato de sodio. Son rápidos y fáciles, usan solo dos ingredientes, y podrían cambiar radicalmente tu régimen de salud y belleza para mejor.

bicarbonato de sodio
Imagen ilustrativa (créditos: Shutterstock| Maderla)

1. Deshacerse de la acidez estomacal

acidez estomacal
Imagen ilustrativa (créditos: antoniodiaz)

Si ingieres, una o dos cucharaditas de bicarbonato de sodio mezclado con un vaso lleno de agua potable tiene el poder de neutralizar el ácido estomacal. Te despedirás de la acidez estomacal incómoda en un abrir y cerrar de ojos.

2. Calma la quemadura de la maquinilla de afeitar

rasurar, navaja, barba
Imagen ilustrativa (créditos: Shutterstock| EHStockphoto)

Si tienes piel sensible y es propenso a quemarse cuando te afeitas, entonces trata de mezclar una cucharada completa de bicarbonato de sodio en una taza de agua. Aplica la pasta lisa en la zona afectada y déjela actuar durante cinco minutos para que haga su magia. Este remedio es lo suficientemente suave como para ser usado hasta tres veces al día.

3. Prevenir la gota y los cálculos renales

estudio, ácido úrico
Imagen ilustrativa (créditos: Shutterstock| Jarun Ontakrai)

Los altos niveles de ácido úrico en la sangre podrían ser motivo de preocupación; incluso podría provocar cálculos renales o gota. El bicarbonato de sodio en forma de tabletas (pregunte a tu médico) puede ayudar a reducir estos niveles de ácido e incluso podría ayudar a combatir los efectos metabólicos de la enfermedad renal.

4. Cuida tus dientes

cepillos de dientes, bamboo
Imagen ilustrativa (Créditos: Shutterstock| maramorosz)

¿Sabías que el bicarbonato de sodio puede blanquear naturalmente tus dientes? Y la receta es deliciosa: muela una sola fresa madura en una pasta con media cucharadita de bicarbonato de soda. Usa un cepillo de dientes suave o un dedo para extender la pasta sobre tus dientes. Cuando hayan pasado los cinco minutos, cepíllate los dientes como lo harías normalmente y enjuágate bien la boca. Limita las aplicaciones a un máximo de dos por semana para proteger el esmalte de tus dientes.

5. Tratar el acné

lavar cara
Imagen ilustrativa (Créditos: Shutterstock| Maridav)

Si te molestan los brotes ocasionales de acné, entonces puedes usar una pasta de bicarbonato de sodio como agente para secar la piel. Mezcla suficiente bicarbonato de sodio con agua para formar una pasta, luego aplícala sobre el área afectada para eliminar suavemente las imperfecciones y tratar los granos a nivel de la superficie. Lava con agua tibia y seca con palmaditas.

6. Aliviar el dolor de la úlcera

bicarbonato de sodio, agua
Imagen ilustrativa (Créditos: Shutterstock| al1962)

Si alguna vez te ha molestado una dolorosa úlcera estomacal, ¡ya sabes lo incómodas que pueden ser! El bicarbonato de sodio puede proporcionar un alivio temporal debido a sus propiedades neutralizadoras de ácidos. Revuelve una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua potable tibia. Sin embargo, ten en cuenta que esto es para aliviar el dolor y no solucionará el problema subyacente. Asegúrate de hablar con tu médico.

7. Calmar los pies doloridos

baño de pies, bicarbonato de sodio
Imagen ilustrativa (créditos: Shutterstock| FotoHelin)

Después de pasar un día de pie, si tus pies están gritando por un descanso, mezcla tres cucharadas de bicarbonato de sodio con agua tibia para crear un lujoso y revitalizante baño de pies. Masajea suavemente tus pies (o ¡mejor aún, consigue que otra persona lo haga!) para obtener los mejores resultados.

8. ¡Desodorante!

Muchos desodorantes modernos contienen aluminio y parabenos, y a algunas personas les gusta evitarlos en medio del temor de que el aluminio sea cancerígeno. El bicarbonato de sodio, te encantará escuchar, es una alternativa natural para mantenerse libre de olores.

Haz una pasta suave y blanca con un poco de bicarbonato de sodio y agua tibia; también puedes agregar unas gotas de aceite esencial para obtener una fragancia agradable. Utiliza un cepillo para aplicar la mezcla en las axilas. ¡Shareably insiste en que esto no es tan sucio como parece!

Así que ahí lo tienes. Cambia el lugar del bicarbonato de sodio del armario de la cocina al armario del baño, porque hay tanto, tanto que puedes hacer con este ingrediente simple y único. Tal vez lo mejor de todo es que ahorrarás mucho dinero en el proceso. ¡No tienes nada que perder!

Obtén la mezcla y descubre lo que el bicarbonato de sodio puede hacer por ti.

Te compartimos 5 trucos de belleza con aceite de coco

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS