80 “actores sospechosos” relacionados con 6 de enero están bajo el escrutinio de abogados defensores

Por Joseph M. Hanneman
06 de Mayo de 2022 3:24 PM Actualizado: 07 de Mayo de 2022 2:58 PM

Los abogados de la defensa buscan identificar e investigar a 80 actores sospechosos y testigos materiales, algunos de los cuales presuntamente dirigieron una operación de trampa contra los Oath Keepers el 6 de enero de 2021, y cometieron delitos como retirar las vallas de seguridad, romper las líneas policiales, atacar a los oficiales e incitar a las multitudes a irrumpir en el Capitolio.

En una moción (pdf) y un suplemento (pdf) presentados después de las 11 de la noche del 5 de mayo en el tribunal federal de Washington, el abogado Brad Geyer enumeró a 80 personas, algunas de las cuales, según él, podrían ser agentes del gobierno o provocadores. Según el abogado, las personas se ven en un video actuando de forma coordinada en el recinto del Capitolio el 6 de enero.

La sugerencia de Geyer de un plan de trampa suena familiar para docenas de abogados defensores relacionados con el 6 de enero y se produce poco después de que dos hombres fueran absueltos de un supuesto complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer. El jurado en ese caso pudo considerar la trampa del FBI como defensa.

Geyer, que representa al miembro de los Oath Keepers, Kenneth Harrelson, solicita al juez de distrito Amit Mehta una orden judicial que obligue a los fiscales federales a ayudar a identificar a las personas y a revelar si estaban trabajando para las fuerzas policiales o para alguna agencia gubernamental el 6 de enero. Geyer escribió que la información es exculpatoria, lo que obliga al gobierno a presentarla. Se espera que otros acusados de Oath Keepers se unan a la moción.

La presentación del 5 de mayo se produce después de una moción de los Oath Keepers del 12 de abril en la que se alegaba que al menos 20 “activos” del FBI y de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) estaban entre las multitudes el 6 de enero.

Más de una docena de “agentes sospechosos” señalados por los abogados de la defensa se alinean en la escalinata este del Capitolio de los Estados Unidos, poco antes de que empujaran a la policía y subieran a las Puertas de Colón el 6 de enero de 2021. (Abogado Brad Geyer/captura de pantalla vía The Epoch Times)

Según la nueva presentación, las pruebas de vídeo a las que la defensa ha tenido acceso recientemente muestran que algunas de las 80 personas atacaron a la policía, a otras personas y a miembros de los Oath Keepers; entraron en el Capitolio por el lado oeste “con el aparente permiso o la aquiescencia de actores gubernamentales”; abrieron las Puertas de Colón en el lado este del Capitolio “desde dentro, posiblemente con más ayuda de actores gubernamentales”; y desplegaron “sofisticadas técnicas de comportamiento de la multitud”, orientándose entre los manifestantes y la policía.

Los actores sospechosos se ven en video “asociándose, consultando y viajando con otros, adoptando un comportamiento para confundir a las fuerzas policiales mediante camuflarse, el uso de mascarillas, los cambios de ropa y un comportamiento de pelea desorientador”, escribió Geyer.

Los sospechosos utilizaban auriculares, teléfonos por satélite y otros equipos de comunicación. “A menudo parece que estos dispositivos de comunicación no parecen verse afectados por la restricción de la capacidad o la sofisticada interferencia que fue evidente a lo largo del día”, escribió Geyer.

“Si se puede establecer que estos SA [actores sospechosos] eran agentes del gobierno, esto podría equivaler a una defensa por trampa que eliminará esta séptima acusación antes del juicio”, dice la moción.

“Si se puede establecer que a los SA, incluso sin agencia gubernamental establecida, desde el oeste o desde otro lugar, se les dejó entrar en el Capitolio y/o se les ayudó a abrir las Puertas de Colón desde el interior —una inferencia razonable a partir de las pruebas de video— un jurado razonable podría concluir que uno o más SA tenían patrocinio del gobierno”, escribió Geyer.

Once miembros de los Oath Keepers fueron acusados el 12 de enero de conspiración sediciosa, obstrucción de un procedimiento gubernamental y otros cargos. El gobierno alegó que los Oathkeepers cometieron los delitos para impedir la certificación de los votos del Colegio Electoral de las elecciones presidenciales de 2020.

Dos miembros acusados de los Oath Keepers de los 11 originales aceptaron los acuerdos ofrecidos por los fiscales y se declararon culpables de conspiración sediciosa y obstrucción. Otro miembro de Oath Keepers de Carolina del Norte fue acusado el 4 de mayo de los mismos cargos y se declaró culpable el 5 de mayo. Se espera que los tres ayuden al FBI en sus investigaciones en curso el 6 de enero.

Geyer sugirió que los Oath Keepers que entraron en la Rotonda del Capitolio a través de las famosas Puertas de Colón, en lo alto de la escalera este, fueron atrapados por actores sospechosos que los encajonaron e intentaron empujarlos hacia el interior del Capitolio después de que las puertas se abrieran desde el interior.

“La evidencia prima facie de un plan de inducción (muy posiblemente sin agencia gubernamental formal) se está volviendo imposible de ignorar en el video”, escribió Geyer.

El video grabado por un equipo de televisión francés y las imágenes de vigilancia bajo sello judicial plantean “preocupaciones significativas de informantes, influenciadores e incitadores cuyas actividades son ahora claramente observables”, decía una nota a pie de página en la moción.

Ejemplos sospechosos

“El comportamiento ahora observable sugiere el tipo exacto de entrenamiento especializado, coordinación, apoyo logístico, sincronización y metas y objetivos comunes que el gobierno atribuye a los Oath Keepers”, escribió Geyer. “La conducta alegada contra los Oath Keepers parece haber sido perpetrada por otros antes de que los Oath Keepers fueran llevados ante las Puertas de Colón”.

Las nuevas pruebas de video “no solo exculpan al acusado Harrelson y a los Oath Keepers de forma convincente, sino que también muestran a un gran grupo de SA que realmente llevan a cabo los delitos de los que se acusa a los Oath Keepers y que es la pieza central del caso del gobierno”, decía la moción.

Los numerosos individuos no identificados en la presentación judicial se refieren a los apodos de hashtag asignados por el sitio web Sedition Hunters.

“James Dean Wannabe” se situó en una columna cerca de las Puertas de Colón y dirigió “ataques agresivos de los SA contra la policía con productos químicos y maza”, escribió Geyer.

En cuanto se abrieron las puertas interiores de la Rotonda, James Dean Wannabe disparó dentro de la puerta y empezó a arrastrar violentamente a los manifestantes hacia el interior del Capitolio, según el documento. También ayudó a atrapar al miembro de Oath Keepers James Dolan en un espacio reducido con un oficial de la Policía del Capitolio, según el informe. Más tarde se le vio en las escaleras del este después de cambiarse de ropa y quitarse el sombrero.

“Lemony Kickit” y “Lemon Zest”, ambos conocidos por sus coloridos sombreros, aparecieron en el primer y segundo punto de irrupción del día cerca de Ray Epps, el presunto provocador que fue captado en video el 5 y el 6 de enero implorando a los manifestantes que entraran en el Capitolio.

El video también mostraba a Lemony Kickit y Lemon Zest empujando a la policía y rompiendo la línea policial en la escalinata este antes de subir las escaleras hacia las Puertas de Colón.

Las Puertas de Colón estaban cerradas

Los videos a los que se hace referencia en la moción de Geyer muestran que las Puertas de Colón, de bronce y de 17 pies de altura y 20,000 libras de peso, estaban cerradas cuando la multitud se reunió en la parte inferior de la escalinata y luego traspasó la línea policial. Cuando la multitud llegó a la cima, las puertas tipo fortaleza seguían cerradas. No está claro cuándo, ni por qué, se abrieron las puertas.

Esta importante revelación respalda los argumentos expuestos en enero por el abogado Jonathon Moseley, quien dijo a los fiscales que su cliente, Kelly Meggs, no podía haber traspasado las puertas porque están controladas desde el interior del Capitolio.

“Las puertas exteriores fundidas en bronce sólido requerirían una bazuca, un proyectil de artillería o explosivos de grado militar C4 para ser violadas”, escribió Moseley en una carta a los fiscales federales. “Eso, por supuesto, no ocurrió. Es preferible entrar en la caja fuerte de un banco que romper las Puertas de Colón exteriores de bronce”.

Las Puertas de Colón de bronce de 17 pies de altura en el Capitolio de los Estados Unidos fueron cerradas cuando manifestantes y actores sospechosos empujaron a la policía en los escalones del este el 6 de enero de 2021. Las puertas de 20.000 libras solo pueden abrirse desde el interior. (Abogado Brad Geyer/Screenshot vía The Epoch Times)

Las imponentes Puertas de Colón que conducen a la Rotonda en el lado este del Capitolio de Estados Unidos están aseguradas por cerraduras magnéticas que solo pueden abrirse desde el interior utilizando un código de seguridad controlado por la Policía del Capitolio, escribió Moseley en un memorando de ocho páginas en enero.

Las dos puertas interiores están aseguradas por cerraduras magnéticas y no pueden abrirse desde el exterior. El 6 de enero, dos veces en el lapso de una hora, actores sospechosos abrieron las puertas interiores desde el interior de la Rotonda, según muestra el video de vigilancia.

Según la presentación de Geyer, un gran número de actores sospechosos controlaron la escena directamente frente a las Puertas de Colón tras la apertura de las puertas gigantes. Ahuyentaron a los manifestantes habituales con spray de pimienta y desplazaron a otros actores a su lugar. Los Oath Keepers, cada uno de los cuales era seguido por al menos un actor sospechoso, fueron posicionados y persuadidos hacia la entrada.

Entre seis y ocho actores sospechosos atacaron a la policía con gas lacrimógeno para preparar la entrada, escribió Geyer.

“La dinámica de la multitud hace que esto sea casi invisible o fugaz para casi todos los ángulos de cámara disponibles públicamente, por lo que la mayoría de la gente en la multitud no podría haber sabido que estas agresiones químicas ocurrieron y ciertamente nadie podría haber sabido quién estaba de pie en los escalones que es donde los Oath Keepers estaban posicionados exactamente en este momento”.

El efecto neto es que los Oath Keepers, que habían subido las escaleras del este, fueron arrastrados al Capitolio con el grupo de actores sospechosos, según el documento. Los actores atacaron a la policía, rompieron las puertas y condujeron a una multitud al interior de la Rotonda.

Miembros de los Oath Keepers fueron flanqueados y seguidos en el Capitolio de los Estados Unidos por actores sospechosos el 6 de enero de 2021. (Abogado Brad Geyer/Captura de pantalla vía The Epoch Times)

Algunas de las pruebas de video a las que se hace referencia en la moción judicial fueron redactadas en el documento porque forman parte de las más de 14,000 horas de video que están bajo un sello judicial de protección.

La presentación ante el tribunal atraerá una nueva atención sobre el tema de los provocadores en el Capitolio de Estados Unidos. Epps, exmiembro de Oath Keepers de Arizona, niega haber trabajado como informante del gobierno los días 5 y 6 de enero.

Los fiscales federales anunciaron a principios de este año que revelarían más información sobre Epps, cuya foto fue retirada de la lista de los más buscados del FBI el 6 de enero. No ha sido detenido ni acusado, a pesar de haber instado a las multitudes a entrar en el Capitolio y de haber estado presente cuando las líneas de policía fueron traspasadas por los manifestantes.

Algunos de los actores sospechosos que figuran en la lista de Geyer también fueron vistos en el pasillo del vestíbulo de la presidenta de la Cámara de Representantes, donde Ashli Babbitt recibió un disparo a las 14:44 horas del 6 de enero. Hay otras personas no identificadas que estaban cerca de Babbitt antes de que intentara salir del pasillo y fuera abatida por el teniente de policía del Capitolio Michael Byrd.

Tres testigos del tiroteo de Babbitt fueron retirados de la lista de los más buscados por el FBI en abril de 2021 sin ninguna explicación. Esos hombres no han sido identificados ni acusados.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.