80 menores no acompañados se entregan a la Patrulla Fronteriza en el desierto de Arizona

Por Janita Kan
02 de Abril de 2021
Actualizado: 02 de Abril de 2021

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ha encontrado a otro grupo de más de 80 menores no acompañados después de que cruzaran ilegalmente a Estados Unidos con otros 50 inmigrantes ilegales, informó la agencia esta semana.

“Esta mañana temprano, más de 130 inmigrantes ilegales se entregaron a los agentes de la #BorderPatrol cerca de San Miguel, AZ, después de haber cruzado ilegalmente la frontera”, dijo el agente jefe de la Patrulla del Sector de Tucson, John Modlin, en un tuit. “Más de 80 eran menores no acompañados. El grupo recibió mascarillas y fue transportado a #Tucson para su procesamiento”.

Funcionarios fronterizos del sector de Tucson dijeron más tarde a Breitbart que los 50 o más migrantes restantes eran extranjeros de unidades familiares. Añadieron que alrededor del 90 por ciento de los inmigrantes ilegales procedían de Guatemala y el resto de Honduras.

Las políticas de inmigración de Estados Unidos se enfrentan de nuevo a un amplio escrutinio, ya que el número de cruces y detenciones de inmigrantes ilegales se ha disparado en las últimas semanas, y las peligrosas condiciones a las que se enfrentan los menores no acompañados en su viaje a Estados Unidos suscitan una creciente preocupación. La Administración Biden se ha visto sometida a una intensa presión para que se ocupe rápidamente del continuo flujo de cruces ilegales de la frontera, especialmente de los menores no acompañados.

Si bien la mayoría de los adultos solos y algunas familias están siendo repatriados, la Administración Biden ha estado aceptando a todos los menores no acompañados (niños que entran ilegalmente en el país sin un adulto). Alrededor de 17,200 menores no acompañados estaban bajo la custodia de la CBP o del HHS a fecha del 29 de marzo, según la Administración del HHS para Niños y Familias.

Fotos e informes recientes de algunas instalaciones fronterizas en Texas muestran condiciones espantosas y de hacinamiento a pesar de la pandemia, con niños inmigrantes durmiendo en alfombras y, en algunos casos, en el suelo, en espacios reducidos con poco o ningún espacio para moverse o caminar. Grupos de legisladores han expresado su extrema preocupación por la salud y el bienestar de los niños, y los legisladores republicanos han criticado las políticas y acciones de inmigración de la administración que, según ellos, han causado la crisis humanitaria.

Al asumir el cargo, el presidente Joe Biden revirtió varias políticas de inmigración de la era de Trump, incluido el Protocolo de Protección a Migrantes clave de su predecesor, que buscaba poner fin al problemático sistema de “captura y liberación” de la era de Obama, al que se le atribuye haber frenado significativamente el flujo de inmigración ilegal en 2019.

Biden también designó a la vicepresidenta Kamala Harris para que lidere los planes de la administración para frenar el flujo de migrantes, diciendo que es la persona “más calificada” para manejar la tarea, ya que el presidente confía en ella para que hable en su nombre sobre el tema. La Casa Blanca dijo que actualmente Harris solo centra sus esfuerzos en abordar las “causas fundamentales” de la migración, “no la frontera”.

La administración también está tratando de habilitar 13,500 camas, con la posibilidad de una capacidad adicional para atender lo que ha sido un flujo continuo de menores no acompañados que llegan a la frontera. En la última semana, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. ha abierto numerosas instalaciones de retención de emergencia para menores acompañados en Texas.

Durante el mes de marzo, la Patrulla Fronteriza detuvo a más de 150,000 personas que cruzaban la frontera de forma ilegal —50,000 más que en febrero—, según el excomisario de la CBP, Mark Morgan. Otros 30,000 eludieron la captura, según Morgan, que ha recibido las cifras provisionales de la CBP de fuentes internas.

Otros agentes de la Patrulla Fronteriza y varias autoridades locales han informado de terribles incidentes de contrabandistas de personas que dejan a los niños no acompañados en la frontera o en el río Grande. Un equipo táctico especial que opera a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en Texas dijo que los agentes rescataron a un bebé de 6 meses que había sido arrojado de una balsa al río Grande por contrabandistas a principios de marzo.

Del mismo modo, la Patrulla Fronteriza de EE. UU. anunció el jueves que los agentes rescataron a dos niñas pequeñas que habían sido arrojadas desde lo alto de una barrera fronteriza de 4 metros en medio del desierto de Nuevo México esa misma noche. Un video del incidente fue compartido en Twitter por la agente jefe de la patrulla del sector de El Paso, Gloria I. Chavez.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS