9 señales en tu piel que hablan de tu salud: la comezón puede ser un signo de enfermedad hepática

Por La Gran Época
27 de Febrero de 2019 Actualizado: 28 de Febrero de 2019

¿Escuchaste el dicho “ama la piel en la que estás”? Bueno, a tu piel le encanta que la cuides, pero ¿qué pasa cuando nos muestra signos de que algo anda mal en nuestros cuerpos? Tenemos que prestar atención a sus mensajes; podrían ser una advertencia de que no todo está bien en nuestro organismo. Aquí están algunas de esas señales.

1. Enfermedad hepática

Imagen ilustrativa. (Crédito: Kunlanan Yarist/Shutterstock)

¿Te pica la piel? Las enfermedades hepáticas como la cirrosis o la hepatitis pueden causar comezón en la piel, ya que los subproductos de la bilis se depositan bajo la piel. Si la piel está especialmente roja y con comezón, puede ser un síntoma temprano de enfermedad hepática. Haz algunos cambios saludables, deja el alcohol, come una dieta balanceada y haz ejercicio. Tu hígado te lo agradecerá, así como el resto de su cuerpo. Un hígado sano es necesario para muchas funciones, incluyendo la eliminación de toxinas y sustancias químicas dañinas del cuerpo.

2. Herpes zóster

Imagen ilustrativa. (Crédito: Adtapon Duangnim/Shutterstock)

El herpes zóster es un sarpullido doloroso que se convierte en ampollas con picazón y es causado por el mismo virus que causa la varicela. Los medicamentos antivirales son efectivos si el tratamiento comienza justo después de que aparece el sarpullido.

3. Alergias

Imagen ilustrativa. (Crédito: Pumatokoh/ Shutterstock)

Las ronchas rojas y elevadas, conocidas como urticaria o sarpullido, pueden tener muchos desencadenantes, cambios de temperatura, calor o frío, sudoración durante el ejercicio, contacto con ciertas plantas, picaduras de insectos o alergia a ciertos alimentos. Si la urticaria se presenta junto con dificultad para respirar o una lengua o garganta inflamada, se debe sospechar la presencia de anafilaxia y se requiere atención médica urgente.

4. Piel seca y comezón

Imagen ilustrativa. (Crédito: Robin D. Williams/ Shutterstock)

Si tu piel está seca sin importar cuánto la hidrata, el clima podría ser un factor, o un eccema, que causará comezón e inflamación. Se descubrió que el eccema está relacionado con el asma y la rinitis alérgica.

5. Manchas de sol

Imagen ilustrativa. (Crédito: cunaplus/ Shutterstock)

Las manchas solares están relacionadas con la cantidad de tiempo que se pasa bajo el sol sin protección cuando se es un niño pequeño o adolescente. Las manchas y lunares se hacen más obvios a medida que uno envejece y se debe tomar nota de cualquier cambio en los lunares, ya que pueden volverse cancerosos. Las manchas blancas que aparecen en la piel suelen ser el resultado de una pérdida de pigmentación, también causada por años de exposición al sol.

6. Enrojecimiento de la piel

Imagen ilustrativa. (Crédito: Ketolina/Shutterstock)

A menos que te ruborices por la vergüenza o la timidez, la piel enrojecida puede ser un signo de piel rosácea si la frente y las mejillas se enrojecen. También puede ser causado por cambios en las hormonas y puede ser una señal de menopausia.

7. Síndrome de ovario poliquístico (SOPQ)

Imagen ilustrativa. (Crédito: ShotPrime Studio/Shutterstock)

Las mujeres con un patrón masculino de crecimiento de vello facial y acné que no desaparece sin importar el tratamiento que uses pueden estar sufriendo de SOPQ, especialmente si están acompañadas de infertilidad, ciclo menstrual irregular o ausencia de ciclo. Este es un desequilibrio hormonal que puede ser tratado y su piel se aclarará de nuevo. Se necesitan exámenes de sangre para diagnosticar el SOPQ.

8. Picazón severa

Imagen ilustrativa. (Crédito: Casa nayafana/Shutterstock)

Una inflamación de los ganglios linfáticos indolora acompañada de otros síntomas como picazón severa, fatiga y sudores nocturnos pueden ser síntomas del linfoma de Hodgkin. Se trata de un cáncer de los ganglios linfáticos que puede propagarse a otras partes del cuerpo. Busca atención médica, ya que el tratamiento temprano puede salvarte la vida.

9. Depósitos de colesterol alrededor de los ojos

Imagen ilustrativa. (Crédito: Nau Nau/ Shutterstock)

Se pueden formar protuberancias amarillas o blanquecinas, conocidas como xantelasma, debajo de la piel de las áreas internas de los párpados. Esto puede ocurrir si usted tiene un exceso de lípidos como el colesterol o los triglicéridos en el torrente sanguíneo. La causa puede ser genética, elecciones de estilo de vida o el resultado de algunos medicamentos. Se pueden necesitar exámenes de sangre para determinar la causa. Aunque pueden ser antiestéticas, no interfieren con la vista.

Existen muchas causas para las molestias de la piel, afortunadamente, la mayoría de ellas son curables. Las condiciones de salud pueden reflejarse en la piel. Solo necesitas estar alerta a las señales que te pueda estar enviando.

¡Dale a tu piel el cuidado que se merece con estos 4 remedios fáciles para hacer en casa! 

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS