900,000 estadounidenses solicitan subsidio de desempleo mientras el mercado laboral sigue estancado

Por Tom Ozimek
21 de Enero de 2021
Actualizado: 21 de Enero de 2021

Otros 900,000 trabajadores estadounidenses solicitaron la semana pasada beneficios estatales de desempleo, un ligero descenso con respecto a la semana anterior y una señal de que la estancada recuperación del mercado laboral sigue congelada en lo que un experto llamó un “invierno de descontento”.

El Departamento de Trabajo dijo en un informe del 21 de enero (pdf) que el número de personas que presentaron solicitudes iniciales de beneficios estatales descendió la semana pasada por 26,000 desde la cifra revisada de la semana anterior de 926,000. Los economistas encuestados por Reuters preveían que la cifra de solicitudes de subsidio de desempleo se situaría en 910,000.

“Después de 44 semanas de la crisis provocada por la pandemia, las solicitudes de subsidio de desempleo siguen siendo muy elevadas en la última semana”, dijo el analista económico principal de Bankrate.com, Mark Hamrick, en una declaración enviada por correo electrónico a The Epoch Times.

Entre las nuevas solicitudes procedentes de los programas tradicionales administrados por los estados y el programa financiado por el gobierno federal para los autoempleados, los trabajadores independientes y otras personas que no califican para los beneficios regulares de desempleo del estado, alrededor de 1.4 millones de personas presentaron solicitudes la semana pasada.

“De hecho, la noción de un invierno de descontento adquiere un nuevo y más angustioso significado”, a la luz de las cifras de desempleo, dijo Hamrick.

Los datos recientes sugieren que la recuperación del mercado laboral está estancada. La economía perdió 140,000 empleos en diciembre, la primera pérdida de empleos desde abril, cuando las autoridades de todo el país impusieron órdenes de permanecer en casa para frenar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como nuevo coronavirus. Las ventas del comercio minorista cayeron por tercer mes consecutivo en diciembre. Aunque las solicitudes semanales de subsidio de desempleo se redujeron desde el récord de 6.9 millones de marzo, siguen estando muy por encima de su máximo de 665,000 durante la Gran Recesión de 2007-09.

El aumento de los contagios de COVID-19 está perturbando el funcionamiento de negocios como restaurantes, gimnasios y otros establecimientos en los que suelen reunirse multitudes, reduciendo el horario de muchos trabajadores y obligando a los empresarios a recortar personal.

“Pero sigue habiendo esperanza para el periodo posterior de este año en el que la economía puede empezar a reabrirse”, dijo Hamrick.

Reforzando las esperanzas de un futuro repunte, un informe separado del jueves del Departamento de Comercio dijo que los permisos para la futura construcción de viviendas se aceleraron un 4.5 por ciento llegando a una tasa de 1,709,000 unidades en diciembre, la más alta desde agosto de 2006. Los permisos suelen ir uno o dos meses por delante de los inicios de construcción de viviendas. Al mismo tiempo, el informe indica que la construcción de viviendas se disparó un 5.8 por ciento hasta una tasa anual desestacionalizada de 1,669 millones de unidades el mes pasado, el nivel más alto desde septiembre de 2006.

Un tercer informe de la Reserva Federal de Filadelfia mostró que su indicador de las condiciones empresariales aumentó hasta alcanzar una lectura de 26.5 este mes desde el 9.1 de diciembre. También mostró que los indicadores de empleo en las fábricas igualmente habían mejorado.

Con información de Reuters.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

China sufre una oleada de impagos empresariales

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS