Abandonado a los 4 años en Corea del Sur encuentra a su hermana 34 años después en Estados Unidos

Por La Gran Época
01 de Abril de 2019 Actualizado: 01 de Abril de 2019

En 2008, Renee Alanki, de 38 años, del condado de Marin, California, emprendió un viaje de regreso a su país natal, Corea del Sur, en busca de su familia biológica. No tuvo suerte en encontrarlos.

Renee contó que en 1984, su padre biológico la abandonó en un mercado de Seúl. En ese entonces, solo tenía 4 años.

Su padre le dio 1000 won (aproximadamente 0,90 dólares) y le pidió que se comprara una golosina. Prometió regresar, pero Renee nunca lo volvió a ver. Más tarde, una mujer se acercó a la solitaria Renee y encontró una nota en su bolsillo que decía: “Por favor, envíe a este niña a un orfanato a través de la estación de policía. En este momento, no tiene padres”, reportó The Oregonian.

Renee recordó haberle dicho a la policía que se llamaba Jee Young Lee, que su padre se llamaba Kyung Kuk Lee, que vivía con una hermana mayor, Sang Yeon Lee, y que su madre huyó de su padre alcohólico porque a menudo la golpeaba cuando estaba borracho.

“Me encontraron el 24 de marzo y el 25 de marzo cumplí años”, dijo Renee a KOIN 6 News.

Renee no sabía que su hermano pequeño, de unos 2 años y medio de edad, también había sido abandonado por su padre fuera del Teatro Yongsan. Su hermano fue descubierto por el gerente, el Sr. Hong. Sin saber su nombre, se le dio el nombre de Hong Ki Hong, en honor a su salvador.

Renee, que finalmente fue adoptado por una familia del norte de California, recordaba vagamente que tenía un hermano pequeño.

Solo estaba segura de que tenía un hermano completamente biológico después de una prueba de ADN con la compañía de biotecnología 23andMe este verano. El resultado de la prueba la relacionó con Justin Kragt, de Salem, Oregon.

Renee entonces contactó a su hermano Justin Kragt en Facebook. Kragt, adoptado por una familia en Oregon, se sintió abrumado por las emociones cuando recibió el mensaje de Renee.

“Es como si estuvieras feliz, triste, emocionado, conmocionado, que no supieras qué hacer”, dijo Justin, quien suponía que había sido abandonado debido a su insuficiencia cardíaca congénita.

Los dos hermanos se volvieron a conectar después de 34 años, y el 15 de septiembre, siendo cumpleaños de Justin, finalmente se conocieron.

Renee voló al Aeropuerto Internacional de Portland para reunirse con Justin y su familia adoptiva. Aunque Renee y Justin seguían siendo extraños, ambos tenían una sensación de familiaridad.

“Sentí como si lo conociera completamente”, dijo Renee.

Al crecer, Justin fue abusado por su padre adoptivo; por lo tanto, la reunión ayudó a calmar su corazón herido.

“Siempre pensé que estaba solo en el mundo, y estaba contento con eso”, dijo Justin llorando.

Oyendo eso, Renee dijo: “Ahora estás conectado conmigo”, mientras se aferraba fuertemente a Justin.

Nadie sabe por qué su padre los abandonó. Pero una cosa es segura: Renee y Justin valorarán su nueva relación de hermanos por el resto de sus vidas.

“Es algo que voy a atesorar el resto de mi vida”, dijo Justin a ABC News.

“¡Gracias, universo por hacer que esto ocurra!”, escribió Renee en Facebook.

Los hermanos son los mejores. ¡Estamos contentos de que Renee y Justin se hayan encontrado!

Mira el video a continuación:


Encuentro padre e hijo que no se han visto en 37 años

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS