Abogada de Trump: Pence podría diferir certificación y pedir una aclaración de las legislaturas estatales

Por Mimi Nguyen Ly
05 de Enero de 2021 3:55 PM Actualizado: 05 de Enero de 2021 3:55 PM

La asesora legal de la campaña de Donald Trump, Jenna Ellis, sugirió el lunes que el vicepresidente, Mike Pence, retrase la certificación de los votos del Colegio Electoral y pregunte a las legislaturas de seis estados donde se disputan los resultados de la elección, qué lista de electores debería ser seleccionada.

Georgia, Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Arizona y Nevada son seis estados clave en los que la campaña del presidente Donald Trump y otros republicanos impugnaron los resultados de las elecciones presidenciales, alegando que se produjeron fraudes e irregularidades electorales a gran escala, que influyeron en los resultados de Biden.

Los gobernadores de estos estados certificaron a los electores que emitieron sus votos electorales para el candidato presidencial Joe Biden. Pero el 14 de diciembre, los electores republicanos de estos seis estados y de Nuevo México emitieron listas alternas de votos del Colegio Electoral, para Trump, estableciendo un escenario de “duelo de electores”, algo no visto en las elecciones de Estados Unidos durante décadas.

Ellis sugirió en el programa “The Water Cooler con David Brody” de Just the News, que Pence podría preguntar a las respectivas legislaturas estatales de los seis estados en disputa cuál de las dos listas de electores estaba de acuerdo con la ley estatal.

“[Pence] puede hacer esa pregunta a los estados y decir: ‘Bueno, legisladores, ya saben, tengo un juramento a la Constitución para defender la Constitución como está escrito en el Artículo II Sección 1.2, que dice que las legislaturas estatales dirigen la manera en que se seleccionan los delegados electorales. Así que díganme cuál de estas dos listas fue seleccionada de la manera que su asamblea general designó”, dijo Ellis.

“Esa es una pregunta justa. Eso no es ejercer la discreción. Eso no es establecer ningún tipo de mal precedente”, añadió. “Eso es en realidad devolver la autoridad a la entidad constitucionalmente protegida y simplemente dirigir esa pregunta, yo creo que entonces requeriría una respuesta muy comprometida de ellos, por decirlo suavemente, legisladores estatales que no han estado dispuestos a actuar, y de hecho entonces daría un resultado muy limpio a esta elección”.

El Artículo II, Sección 1.2 de la Constitución de EE.UU. dice que “la Constitución establece que cada estado debe decidir, por sí mismo, cómo serán elegidos sus electores”.

Pence debe presidir una sesión conjunta del Congreso el 6 de enero para la certificación formal de los votos electorales de los estados para el presidente de Estados Unidos. El lunes, el vicepresidente dijo que Trump y los republicanos “tendremos nuestro día en el Congreso”.

“Yo sé que todos tenemos nuestras dudas sobre las últimas elecciones (…) les prometo, vengan este miércoles, tendremos nuestro día en el Congreso. Escucharemos las objeciones. Escucharemos las pruebas, pero mañana es el día de Georgia”, dijo Pence a una multitud en Georgia mientras hacía campaña para los senadores Kelly Loeffler (R-Ga.) y David Perdue, para la segunda vuelta del Senado estatal este martes.

El 2 de enero, el jefe de despacho de Pence, Marc Short, dijo en una declaración que el vicepresidente “acoge con beneplácito los esfuerzos de los miembros de la Cámara de Representantes y el Senado para usar la autoridad que tienen bajo la ley para plantear objeciones y presentar pruebas ante el Congreso y el pueblo estadounidense el 6 de enero”, y que “comparte las preocupaciones de millones de estadounidenses sobre el fraude y las irregularidades a los votantes en la última elección”.

Las objeciones durante la sesión conjunta deben ser hechas por escrito por al menos un miembro de la Cámara y un senador para sostener un desafío. Si la objeción de cualquier estado cumple con este requisito, la sesión conjunta se detiene y cada cámara se retira a su propia cámara para debatir la cuestión durante un máximo de dos horas. La Cámara y el Senado votan entonces por separado para aceptar o rechazar la objeción, lo que requiere un voto mayoritario de ambas cámaras.

El representante Louie Gohmert (R-Texas) dijo en una presentación judicial (pdf) el 1 de enero que él y 140 republicanos de la Cámara planean objetar. A su vez la senadora Kelly Loeffler (R-Ga.), el senador Josh Hawley (R-Mo.), y un grupo de 11 senadores republicanos liderados por el senador Ted Cruz (R-Texas) también dijeron que objetarán el conteo de electores que los gobernadores de los estados certificaron para Biden.

Si tanto Trump como Biden reciben menos de 270 votos electorales el 6 de enero, se desencadena una elección contingente en la que la delegación de cada estado en la Cámara de Representantes de Estados Unidos emite un voto en bloque para determinar al presidente, mientras que el vicepresidente se decide por un voto en el Senado de Estados Unidos.

Al vicepresidente Pence se le pidió que rechace los votos electorales de los estados en disputa. Además el 1 de enero, un juez rechazó una demanda presentada por el representante Gohmert y otros republicanos contra Pence, pidiendo que el tribunal concediera al vicepresidente “la autoridad exclusiva y la única discreción para determinar qué votos electorales contar para un estado determinado” el 6 de enero.

La facultad del vicepresidente de contar o rechazar los votos electorales está en disputa.

Con información de Janita Kan

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

McCarthy apoya impugnación de resultados del Colegio Electoral

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.