Abogado chino de derechos humanos pide a los votantes que apoyen la reelección de Trump

Por Frank Fang
27 de Agosto de 2020
Actualizado: 27 de Agosto de 2020

Chen Guangcheng, un abogado chino ciego especializado en derechos humanos que huyó de China y llegó a Estados Unidos en 2012, ha pedido a los países democráticos y a los votantes que apoyen al presidente Donald Trump para hacer frente a los desafíos que plantea el Partido Comunista Chino (PCCh).

“El Partido Comunista Chino es un enemigo de la humanidad. Está aterrorizando a su propio pueblo y está amenazando el bienestar del mundo”, dijo Chen mientras se dirigía a la Convención Nacional Republicana (RNC) el miércoles por la noche.

El miércoles fue la tercera noche de la RNC, celebrada bajo el tema “Tierra de Héroes”, según una declaración de la campaña Trump.

Chen añadió: “En China, expresar creencias o ideas no aprobadas por el PCCh —religión, democracia, derechos humanos— le puede llevar a uno a la cárcel. La nación vive bajo vigilancia y censura masiva”.

El régimen comunista de China ha perseguido a millones de creyentes, incluyendo a cristianos, musulmanes uigures, budistas tibetanos y practicantes de Falun Gong. Falun Gong es una práctica espiritual con enseñanzas morales y ejercicios de meditación que ha sido objeto de persecución en todo el estado desde julio de 1999, una persecución que ha provocado el encarcelamiento de decenas de miles de personas en centros de lavado de cerebro y en campos de trabajo.

En junio del año pasado, el embajador de EE.UU. para la libertad religiosa Sam Brownback dijo que la “guerra contra la fe” de Beijing fracasará, en un discurso en la Fundación Heritage, un centro de estudios estadounidense.

Otros como Chen son disidentes políticos que desafían al régimen de partido único del PCCh.

“Cuando hablé en contra de la política china del ‘hijo único’ y otras injusticias, fui perseguido, golpeado, enviado a prisión y puesto bajo arresto domiciliario por el Partido Comunista Chino”, dijo Chen.

Beijing comenzó a aplicar la política del hijo único en 1979, y las familias que no la cumplieron fueron sometidas a fuertes multas, abortos forzados y esterilización. Dicha política fue finalmente suspendida en 2016.

Chen fue encarcelado en 2006 después de presentar una demanda colectiva contra las autoridades locales de la provincia de Shandong, en China oriental, por la aplicación excesiva de la política del hijo único. Luego fue condenado a cuatro años y tres meses de prisión por “daños a la propiedad e interrupción del tráfico”.

Después de cumplir su condena, Chen fue liberado en 2010, pero posteriormente fue puesto bajo arresto domiciliario.

“En abril de 2012, me escapé y me dieron refugio en la embajada estadounidense en Beijing. Estoy eternamente agradecido al pueblo estadounidense por acogernos a mí y a mi familia en los Estados Unidos, donde ahora somos libres”, dijo Chen.

Chen tenía un mensaje para la administración Trump y otros gobiernos democráticos del mundo.

“Estados Unidos debe usar sus valores de libertad, democracia y Estado de derecho, para formar una coalición con otras democracias y detener la agresión del PCCh”, dijo Chen.

En julio, el secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo pidió a los países libres que “induzcan un cambio en el comportamiento del PCCh” en un discurso pronunciado en la Biblioteca y Museo Presidencial Richard Nixon en California.

Chen también añadió: “El presidente Trump ha liderado esto y necesitamos que los demás países se unan a él en esta lucha, una lucha por nuestro futuro”.

“Necesitamos apoyar, votar y luchar por el presidente Trump (…) por el bien del mundo”.

Antes de su discurso en la RNC, Chen habló con la cadena de televisión neoyorquina NTD, una filial de The Epoch Times.

Chen señaló la actual pandemia, causada por el virus del PCCh (comúnmente conocido como el nuevo coronavirus), como ejemplo de cómo el PCCh representa una amenaza para el mundo entero.

En un principio, Beijing hizo todo lo posible por ocultar la propagación del virus del PCCh, silenciando a ocho médicos que trataron de informar sobre el brote —entre ellos el oftalmólogo Li Wenliang— después de que éstos usaran las redes sociales chinas para advertir sobre una nueva forma de neumonía a finales de diciembre.

En mayo, Trump dijo a los periodistas de la Casa Blanca que la pandemia ha sido el “peor ataque” contra los Estados Unidos.

“No debería haber ocurrido nunca. Podría haberse detenido en su lugar de origen. Podría haberse detenido en China. Debería haberse detenido en su lugar de origen, y no fue así”, dijo Trump en ese momento.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Bienvenidos a China al Descubierto, un programa de The Epoch Times en español

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS