Abuela en Chile quema las manos de dos nietos pequeños cuando ve que le falta 1 dólar

Por La Gran Época
29 de Mayo de 2019 Actualizado: 29 de Mayo de 2019

Con quemaduras en primer grado terminaron las manos de dos niños, de seis y ocho años, en Santiago de Chile, cuando una abuela se enojó y les aplicó un cuchillo hirviente como parte de un dramático castigo.

La mujer, cuyo nombre no fue revelado, fue detenida por la policía de Quilicura, la comuna donde vive la familia, informó hoy Radio Cooperativa.

Los profesores del Colegio Juan Luis Undurraga Aninat descubrieron las heridas de los pequeños el martes 28 de mayo y de inmediato notificaron a las autoridades.

Los menores fueron trasladados a un centro asistencial donde se les diagnosticó quemaduras en “primer grado”.

Quemadura en la mano (Wiquimedia)

La detenida declaró que decidió “reprender” a los nietos después que en su domicilio se perdieron 750 pesos, reportó Cooperativa. Esta suma es equivalente a un dólar.

Ella hizo extender la mano de los niños y les aplicó un cuchillo hirviendo. La herida debió ser un impacto violento para los menores.

La acusada fue citada para el control de detención este miércoles por el delito de maltrato infantil.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Pexels/Pixabay)

En otro caso denunciado en Bolivia en 2016, una madre en Bolivia quemó a un menor de siete años después de golpearlo con un hierro  supuestamente por coger 20 bolivianos (unos 3 euros) sin permiso. La mujer fue detenida, de acuerdo a la televisión Atb, según La Sexta

“La imputada por los delitos de violencia familiar, lesiones graves y leves le quemó las manos a su hijo, causándole lesiones de segundo grado en las manos y antebrazos”, dijo el juez.

Maltrato Infantil

Maltrato infantil se refiere a toda acción, omisión o trato negligente, no accidental, que priva a los niños a sus derechos y bienestar y además  interfiere su desarrollo físico, psíquico o social, informa Isep Clinic.

Si sospecha de algún caso de maltrato infantil la obligación es denunciarlo a las autoridades para que investiguen.

Se puede detectar con indicadores físicos como “magulladuras, moretones, quemaduras, fracturas, lesiones internas, heridas o raspaduras, cortes o pinchazos, señales de mordeduras humanas o de asfixia o ahogamiento”.

El niño también puede demostrar un cambio de conducta. “Puede estar cauteloso respecto al contacto físico con los adultos, mostrarse aprensivo cuando otros niños lloran, agresividad o rechazo extremo, parece tener miedo a ir a su casa o de sus padres o dice que su padre o madre le han causado alguna lesión”.

***

Te puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS