Abuelita de 99 años de la II Guerra Mundial logra controlar un avión de combate

Por Romina Garcia
30 de Marzo de 2021
Actualizado: 30 de Marzo de 2021

Una abuelita veterana de la Segunda Guerra Mundial demostró que a sus 99 años es una verdadera “mujer de acero”.

Maria Koltakova es, a sus 99 años, la persona más mayor del mundo en pilotar un avión de combate en un simulador. Recientemente, su instructor de vuelo, el teniente coronel Andréi Diachenko, quedó sorprendido de las habilidades de Koltakova realizando algunas acrobacias aéreas, según La Vanguardia.

“No quería soltar el control”, explicó Diachenko.

Koltakova Realizó una serie de maniobras acrobáticas: giros forzados y de combate, bucle oblicuo, bucle Nesterov y barriles horizontales”, dijo el servicio de prensa del Distrito Militar Occidental. “Además, reabastecieron de combustible en el aire, y finalmente identificaron los buques de guerra” enemigos “con la ayuda de medios ópticos electrónicos para apuntar y los destruyeron con la ayuda de aviones aire-tierra”, según publicó Aerotime Hub.

La “abuela de hierro” se lució controlando el simulador de vuelo SU-34. Pero esta no es la única hazaña que ha realizado últimamente, también se ha atrevido a pilotar un tanque T-72 B3.

El Sukhoi Su-34 “Fullback” que la abuelita logró manejar es un cazabombardero capaz de realizar misiones de ataque en objetivos aéreos, marítimos y terrestres.

Otro de los récords en el que también se destacó fue el de tirarse en paracaídas.

Koltakova fue una soldado de la gran batalla de Kursk en 1943 contra la Alemania nazi en la que resultó herida, pero en la que logró salvar a más de 300 soviéticos heridos. Además, también estuvo presente en las liberaciones de Polonia, Ucrania y Checoslovaquia, informó la Vanguardia.

Koltakova, tiene 12 récords Guinness ganados reportados en el Distrito Militar Occidental (ZVO). Además, completó una ruta de tanques en vehículos blindados a través del territorio del campo de entrenamiento militar en Soloty, en 2015, informó TACC.

Después de la guerra, trabajó como enfermera y directora de un jardín de infante.

Koltakova no ha dejado de sorprender con sus capacidades mentales y físicas, más allá de su edad, ha logrado también bucear, volar un ala delta y un globo aerostático, a una altitud de 1000 metros. Los años no son un obstáculo para la “abuelita de acero” que continúa asombrando al mundo.

Veterana de la II Guerra cumple su deseo a los 102 años: un salto de 10,000 pies

Otra abuelita veterana de la Segunda Guerra Mundial demostró que podía tirarse en paracaídas.

Una veterana de la Segunda Guerra Mundial de Maryland, recientemente cumplió 102 años. Sin embargo, en lugar de desacelerar y bajar su ritmo, subió la apuesta con un impresionante salto desde un avión a 10,000 pies de altura.

Vivian “Millie” Bailey saltó con Skydive Baltimore, el 18 de octubre. El ejecutivo del condado de Howard, Calvin Ball, compartió las imágenes en Facebook, felicitando a la “querida veterana del condado de Howard” por haber tachado un enorme asunto pendiente de su lista de deseos.

La veterana y su compañero de salto en tándem, Cornelius, aceleraron a una velocidad de caída libre de 120 millas por hora, antes de desplegar su paracaídas para un aterrizaje seguro. Bailey regresó hacia una multitud de familiares y amigos en un carrito de golf, describiendo el salto como “maravilloso” y “realmente emocionante”.

“¿Estaba asustada? Solo por un minuto”, dijo. “Sentía como si me estuviera cayendo. Luego pensé: ‘No, alguien me está agarrando’”. Admitió sentirse ” simplemente agradecida de haber hecho un aterrizaje seguro”.

Bailey en caída libre con su compañero de salto, Cornelius. (Cortesía: Skydive Baltimore)

Skydive Baltimore dio su reconocimiento a Bailey, quien ha sido honrada por dos presidentes en ejercicio, en su página de Facebook. “Hoy nos sentimos honrados y privilegiados de ayudar a hacer [su] sueño realidad”, escribieron. “¡Felicitaciones, Sra. Bailey!”.

Bailey, que nació en Tulsa, Oklahoma, se unió al ejército de EE.UU. en 1943 durante la segregación, según WJLA. Finalmente llegó a ser teniente primero en Fort Benning, a cargo de la unidad del Cuerpo de Mujeres del Ejército (WAC).

Sirvió en el Ejército hasta 1946, después regresó a casa a Estados Unidos y se casó. Actualmente, Bailey reside en un centro de vida asistida en Columbia y sigue enviando paquetes de asistencia a los soldados desplegados en el extranjero.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS