Abuelo motociclista hace todo por su nieta pero nunca imaginó un desafío mayor: ¡bailar con pompones!

Por La Gran Época
29 de Marzo de 2019 Actualizado: 29 de Marzo de 2019

El abuelo Jeff Harville, del condado de Claiborne, Tennessee, parece duro por fuera. Si miras su página de Facebook, verás a alguien que ama las motocicletas, luce una barba gris y pasa los fines de semana entretenido frente al televisión mirando el partido de fútbol.

Sin embargo, cuando su nieta necesitó su ayuda, demostró que si se ama a alguien lo suficiente, se está dispuesto a hacer cualquier cosa, incluso si eso significa salir de su zona de comodidad. Y si eso significa bailar con pompones como una animadora, ¡que así sea!

Haría cualquier cosa por su querida nieta.

Jeff se hizo viral en marzo, cuando un video suyo bailando en el acto de su nieta llegó a la red, demostrando que no hay nada más varonil que ayudar a alguien a quien amas, sin importar cómo lo estés haciendo.

El video muestra a su nieta, McKinly Lester de 4 años, preparándose para ir al frente de todo el gimnasio con el resto de sus amigas en su actuación de porristas.

Pero justo antes de que estuviera lista para empezar, la adorable niña fue golpeada con la peor pesadilla de un actor: un serio ataque de miedo escénico.

“Mami, quiero que el abuelo baile conmigo”, recordó su mamá cuando la niña le susurró su imposible petición.

Jeff no necesariamente parece el tipo de hombre que uno esperaría que está listo para levantarse y bailar en una actuación de porristas, rodeado de niñas de 4 años agitando pompones y moviéndose al ritmo de la rápida música.

Él ni siquiera lo pensó. Se quitó el sombrero, se paró y llegó de inmediato al centro del escenario. Tomó su lugar junto a McKinly y, antes de le pensado, ¡estaba sacudiendo los pompones para las cámaras!

Mientas el baile del pollo trascurría, Jeff hacía todo lo que podía para mantenerse sonriente y coordinado, mientras la confianza de McKinly crecía visiblemente a su lado. En poco tiempo, la actuación terminó, ¡sin necesidad de lágrimas!

Jeff no fue el único adulto que tuvo que dirigir y guiar a las pequeñas porristas para calmar un pocos de sus nervios, pero se destacó como el único que no se parecía a una mamá o abuela. Pero de lo que no hay duda, es que fue el ejemplo perfecto de cómo no hay limitación en cuanto a quién puede ayudar cuando un niño necesita un poco de confianza y que no hay limitación en cuanto a lo que puede proporcionar un poco de diversión extra.

“Esto es no solo graciosísimo, sino también muy dulce”, comentó una persona, mientras que otra señaló que iba a ser el tipo de recuerdo que duraría toda la vida tanto para la pequeña McKinly como para Jeff. Y según su madre, Chelsey Lester, significó algo más que una forma rápida de combatir el nerviosismo de la niña.

“Su abuelo significa mucho para ella”, dijo Chelsey, hablando sobre el graciosísimo video a WFMY News 2. “¡Ella es la chica del abuelo! Es algo que nunca olvidará de su niñez. Su abuelo bailando con ella”.

Lo más probable es que el resto de nosotros tampoco lo olvidará durante mucho tiempo.

Mira el video a continuación:


Niña supera leucemia y toca la campana de un nuevo comienzo

TE RECOMENDAMOS