Accidentalmente China convierte a Japón en un poder militar global

11 de Mayo de 2015 Actualizado: 11 de Mayo de 2015

En menos de dos años, Japón se transformó de una nación pacifista a un poder militar  deseoso y capaz de defenderse a sí mismo y a sus aliados; un nuevo proyecto de ley favorecerá este cambio. Esto puede agradecérselo a China.

Si bien los cambios no significan que Japón de inmediato ejerza su poderío militar globalmente, significan que ese momento pronto podría llegar: podrán unirse a las misiones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de paz; defender a sus aliados, tales como Estados Unidos; e incluso extender hacia el espacio sus capacidades de defensa.

Con el Artículo 9 de su Constitución, Japón solía estar con sus brazos atados a su espalda, pues prohibía la guerra como medio para resolver conflictos. Pero, en noviembre de 2013 el régimen chino creó una zona de defensa aérea sobre el Mar de China Oriental, que incluían las islas Senkaku, las que están bajo el control japonés, sin embargo reclamadas por el régimen chino.

El régimen chino no aflojó. Amenazó con acciones militares en contra de cualquiera que entrase a su zona de defensa sin permiso, y comenzó a enviar barcos y jets dentro del territorio. Japón no dio marcha atrás.

Según un analista de EEUU, la alianza de defensa de Japón, desde el no partidista Servicio de Investigación del Congreso, el gobierno japonés está ultimando un proyecto de ley para las nuevas políticas de seguridad que puedan reformar el papel de Japón en las operaciones militares globales.

Si bien los cambios no significan que Japón de inmediato ejerza su poderío militar globalmente, significan que ese momento pronto podría llegar

El debate sobre el proyecto de ley, que incluso podría permitir a Japón participar en misiones de mantenimiento de paz de las N.U., comenta el informe, “alumbrará la disposición de Japón para participar en conflictos en aras de ayudar a los EEUU, y en las percepciones japonesas de las condiciones de seguridad en el este de Asia”.

Los ciudadanos japoneses están más conscientes del clima militar. Una encuesta de opinión pública reciente, mostró que el 64 por ciento de los japoneses piensan que China plantea una amenaza militar; el informe señala “podría conducir a que Japón arroje más restricciones pacifistas”.

El proyecto de cambios afectará las Directrices de Defensa Mutua de Japón (DDM), que codificaba con los Estados Unidos en 1978, actualizadas en 1997. El informe señala, “El nuevo DDM representa la evolución de la tecnología militar, mejoras en la interoperabilidad de los EE.UU. y militares japoneses, y la compleja naturaleza de las amenazas de seguridad en el siglo 21″.

SI pasa, la nueva DDM permitirá a Japón cooperar con Estados Unidos en cyber seguridad, en el uso del espacio para defensa, y en defensa de misiles balísticos. Según el informe, “Bajo la pantalla de auto defensa colectiva, el ejército japonés podrá defender barcos y naves de EEUU, ofrecer apoyo logístico de no combate a las tropas de EEUU, e involucrarse en operaciones de limpieza de minas”.

Sus cambios propuestos también establecerán un “Mecanismo de Coordinación de Alianza” que involucrará a agencias de los gobiernos de los Estados Unidos y de Japón. Según el informe, “Este nuevo cuerpo de coordinación elimina la ‘unión’ entre la guerra y la paz que había inhibido la coordinación de la alianza en tiempos de paz, como por ejemplo durante la respuesta de alivio de desastres del terremoto y tsunami de 2011, en el noreste de Japón”.

Declara “la decisión para permitir autodefensa colectiva, facilitará la participación de Japón en más conflictos de los EE.UU., de maneras más significativas” y dará más oportunidades a los Estados Unidos y Japón a través de una alianza más profunda.

TE RECOMENDAMOS