Los aceites esenciales son potentes analgésicos naturales que tienen la capacidad de aliviar el dolor

Por Conan Milner
08 de Noviembre de 2019
Actualizado: 15 de Noviembre de 2019

Los aceites esenciales se han usado durante miles de años por sus propiedades y beneficios. Son fascinantes por su capacidad para cambiar el estado de ánimo a través de su olor; pero hacen mucho más que aliviar la depresión y la ansiedad. Algunos también alivian el dolor.

La mayoría de los aceites esenciales se obtienen a través de la destilación y presión en frío, de esta forma se consigue obtener un líquido que representa la esencia pura de la planta y nos permite disfrutar de todas sus propiedades.

Antes de llegar a la aspirina, ibuprofeno, tylenol o cualquier otro relajante muscular de receta, primero considera los aceites esenciales. Estos pueden ser muy eficaces, pues abordan al dolor justo sobre la fuente y sin los efectos secundarios asociados con medicamentos analgésicos como daño hepático, náuseas y aumento al riesgo de ataque al corazón y derrame cerebral.

Para el dolor, los aceites esenciales se aplican directamente sobre la zona dolorida. Los expertos insisten en diluir los aceites esenciales en un aceite portador (como jojoba, coco o almendra). Recuerda que paso a paso se camina largo. Consulta a un herborista cualificado o terapista de aromas para obtener mejores resultados. Los aceites esenciales se utilizan para varios tipos de dolor.

Aceite esencial de coco. (moho01/Pixabay)

Aceites de menta

El aceite esencial de menta es uno de los aceites más útiles porque además de sus increíbles propiedades refrescantes y edificantes, tiene una variedad de usos terapéuticos. Ha sido utilizada extensivamente en la medicina occidental y oriental para tratar la indigestión, diarrea, dolores de cabeza, pies cansados, dolor de muelas, calambres

Una buena cantidad de aceites para aliviar el dolor proviene de la familia de la menta. Puedes identificar plantas relacionadas con la menta por sus tallos cuadrados y hojas aromáticas que tradicionalmente se utilizan en alimentos de temporada. Algunos familiares de la menta alivian el dolor incluyendo la albahaca, tomillo y mejorana.

La menta es un ingrediente comercial popular en ungüentos para el dolor y fricciones musculares. Tiene un aroma familiar (frío y refrescante) y cuando se aplica tópicamente da una sensación caliente y fría simultáneamente.

Aceite esencial de menta. Imagen Ilustrativa (silviarita/Pixabay)

La menta es fácil de cultivar y sus hojas son ricas en aceites esenciales, lo que la convierten en uno de los aceites más baratos disponibles.

Como otras mentas, la hierbabuena o menta de jardín (mentha spicata), alivia dolores de cabeza, articulaciones inflamadas y dolores musculares en general, pero muchos la prefieren para los dolores de dientes y aftas en la boca. Añade una gota a un vaso de agua tibia y mézclala, puedes hacer enjuagues pero no ingerir.

La menta también es buena para lesiones, inflamación, quemaduras, erupciones, picaduras de insectos y artritis.

El aceite de romero

Es un aceite energizante, aunque no tan estimulante como la menta y está aprobado por la “Comisión E” de Alemania para curar dolores musculares, artritis y estimular la circulación, es especialmente adecuado para la cabeza.

El romero es una esencia a menudo asociada con la memoria y los estudios demuestran que puede mejorar la función cerebral. Algunos lo usan para estimular el crecimiento del cabello.

Aceite de romero, adecuado para dolores musculares, artritis y especialmente dolores de cabeza como migrañas. Imagen Ilustrativa (Monfocus/Pixabay)

Cuando se trate de dolor, considera el romero para las tensiones de dolor de cabeza como para las migrañas. Úsalo preventivamente para obtener los mejores resultados.

Igual que la menta, el romero anima al estado de alerta mental. Su aroma sabroso, refrescante, ligeramente medicinal, se ha convertido en un ingrediente popular en muchos productos de cuidado para la piel y el cabello. El nombre de este nativo del Mediterráneo, proviene del latín “ros marinus” que significa “rosa del mar”.

Aceite de lavanda

Es otra menta del Mediterráneo, es la más suave de esta familia. La lavanda es el aceite aromático más pedido y utilizado en aromaterapia hoy en día. Además de ser versátil, su aroma ligeramente floral y calmante lo hace especialmente atractivo para la mayoría de las personas.

Mientras que la menta y el romero son estimulantes, la lavanda es calmante. Es buena para los dolores de cabeza, espasmos musculares, calambres menstruales, quemaduras, raspaduras, así como para el dolor postoperatorio.

También se utiliza para el acné, alopecia, ansiedad, asma, picaduras de abeja y avispa, problemas bronquiales, depresión, eczema, dermatitis, síntomas de gripe, repelente de insectos, insomnio, rinitis, dolores de cabeza, regulación de la menstruación, migraña, pequeños cortes, cambios de humor, tensión nerviosa, pesadillas, psoriasis, erupciones, inductor del sueño, estrés.

El aceite de lavanda se puede aplicar por vía tópica, pero también se puede obtener alivio del dolor con sólo olerlo. En un ensayo controlado triple ciego, se evaluó el dolor en 60 mujeres embarazadas después de cesárea. Según publicación en línea de julio de 2013, la revista Anestesiología y medicina al dolor, relaciona un estudio que encontró que las mujeres que inhalaron lavanda mostraron una “disminución significativa” del dolor postoperatorio comparando con las del grupo placebo.

Aceites esenciales de Lavanda. Imagen Ilustrativa (Hans Braxmeier/Pixabay)

El somnoliento perfume de lavanda se usa para reducir el estrés, aliviar la tensión y favorecer la relajación. Considera este aceite como sedante para el dolor, acompañado de nerviosismo y ansiedad.

Si bien la mayoría de mentas concentra más el aceite en sus hojas, el poder de la lavanda viene de su flor. Como resultado, el aceite de lavanda es más caro que el de otras mentas. Si se basa en un presupuesto, considere la híbrida más barata como alternativa. Algunos la prefieren, ante el dolor, porque mejorara la circulación. Sin embargo, esa alternativa carece de las cualidades calmantes de la lavanda. El grado medio, lavandín, combina las características de concentración de la lavanda verdadera.

Aceites de resina

Algunos árboles emiten una fragante y espesa exudación llamada resina. Para el árbol, la resina sirve como un sellante sanador de las heridas de su corteza ya que cubre el corte.

Aceite de resinas. Imagen Ilustrativa (xbqs42/Pixabay)

Para los antiguos, la resina cumple muchas funciones importantes, tales como de incienso, medicina y un medio para embalsamar.

Incienso y mirra

El incienso es la resina del árbol boswellia, y la mirra proviene del árbol commiphora. Estas resinas son muy valoradas en todo el mundo antiguo y sus olores han sido utilizados en rituales, meditación y para aliviar el dolor.

En la medicina tradicional china, el incienso y la mirra fueron utilizados en fórmulas de hierbas por su capacidad de romper el estancamiento de la sangre, eliminar toxinas y curar heridas. Los médicos antiguos eligieron mirra para el más grave estancamiento de la sangre, como la hinchazón, fracturas y tumores. Prefirieron al incienso para mover el qi (energía) y el relajamiento de los músculos.

Incienso y mirra. Imagen Ilustrativa ( Suket Dedhia/Pixabay)

Ambos aceites son buenos para aplicar tópicamente para traumas o artritis, así como para el dolor muscular general, hemorroides, dolor postoperatorio, piel seca, agrietada y desvanecimiento de cicatrices viejas .

Debido al alto costo de estos aceites esenciales el incienso y mirra a menudo son vendidos en botellas más pequeñas o ya vienen diluidos en un aceite portador.

Aceite de alcanfor

En comparación con el incienso y la mirra, el aceite de alcanfor es muy barato. El alcanfor es una resina que se encuentra en muchos bálsamos y ungüentos para aliviar el dolor.

Rama de alcanfor. (Suket Dedhia/Pixabay)

Su olor mentolado fuerte y fresco, es muy estimulante (hace circular la sangre), pero también es sedante (relaja los músculos). Es bueno para todos los tipos de dolor muscular e inflamación y es una gran opción para el dolor en los nervios. Este aceite anestésico adormece temporalmente la zona de aplicación. Tiene un efecto ligeramente narcótico y puede ser adictivo.

Aceites de raíces

Aceite de jengibre es bueno para la artritis y condiciones dolorosas causadas por el resfrío.

Los rizomas son tallos subterráneos picantes. En la medicina asiática tradicional, los rizomas tienen la reputación de aliviar el dolor. Algunos son corydalis, gastrodia y galangal.

Aceite de jengibre

Probablemente es el rizoma más conocido. Al aceite esencial tradicional se usa para dar masajes, especialmente en casos de artritis y enfermedades dolorosas causadas por el resfrío. El jengibre es un aceite cálido y estimulante que aumenta la circulación. El jengibre en polvo huele a pimienta amarga. Cuando se aplica tópicamente a músculos tensos, es uno de los aceites más eficaces en aniquilar al dolor.

Jengibre. Imagen Ilustrativa (Leo_65/Pixabay)

Investigadores apuntan a zingibain como una enzima en el jengibre, que también sirve como un ablandador de carne, de gran alcance por el efecto anti-inflamatorio del rizoma. El aceite de jengibre es bueno para el dolor muscular en todo el cuerpo, y favorece mucho en la parte baja de la espalda, rodillas y dolor abdominal; la cúrcuma es una pariente del jengibre que ha atraído mucha atención en los últimos años al demostrar el rendimiento anti-inflamatorio que rivaliza con la mayoría de los medicamentos. Este aceite aromático picante tiene propiedades muy similares al aceite de jengibre, pero no es muy caliente. Tenga cuidado, el aceite cúrcuma puede manchar la ropa.

Otros aceites para el dolor

No todo aceite que alivia el dolor encaja en las categorías antes mencionadas. Otros favoritos incluyen a gaulteria, clavo de olor y eucalipto.

Nota: El contenido de este artículo no pretende sustituir los consejos de su médico personal, ni tampoco es un sustituto del cuidado médico. Ante cualquier duda consulte a un profesional de medicina.

Mira el emocionante rescate de un perro enterrado en el piso de este edificio 

¿Te gustó el artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS