Actriz se odiaba a sí misma por su sobrepeso, pero se arma de valor y acaba con él: “Soy suficiente”

Valórate por lo que eres, no por lo que pareces
Por Margery Dunn
11 de Agosto de 2019 Actualizado: 11 de Agosto de 2019

Al mirar a la actriz filipina Iza Calzado en las fotos de su boda en la playa, es difícil imaginar que alguna vez tuvo problemas con su imagen corporal.

Sin embargo, en junio de 2019, Iza compartió públicamente sus luchas personales con la imagen corporal y sus intentos de superar su baja autoestima en Metro.style. Cuando era niña, sus factores familiares no ideales, la falta de una vida hogareña estable y las críticas de sus padres hacia su apariencia contribuyeron a que buscara refugio en la comida

Hoy en día tenemos una mejor comprensión de nuestra propia imagen corporal positiva o negativa, gracias a muchas investigaciones que apuntan a una autoestima saludable que va de la mano con una imagen corporal positiva. Se anima a los jóvenes a que se sientan bien consigo mismos, a que se sientan cómodos y a que sepan que hay algo más en una persona que solo su apariencia física.

Un buen consejo que se da hoy en día es estar con gente positiva. Puede ser difícil cuando eres joven y la situación familiar no es positiva. Cuando era niña, Iza explicó que estaba deprimida y terminó encontrando su consuelo en la comida. En sexto grado, aumentó mucho de peso, y su familia comentó que era buena, pero que estaba gorda, lo que la molestó aún más.

Ver esta publicación en Instagram

First Christmas as Mr. & Mrs. Wintle! 🎄

Una publicación compartida por Iza Calzado Wintle (@missizacalzado) el

Al crecer, ella pesaba aproximadamente 100 kg en cierto momento de su vida escolar, y como su talla de jeans subió a 42, odiaba su cuerpo y se avergonzaba de él. Durante este tiempo, fue su deseo de tener un novio y verse bien en las fotos de su graduación, pensando que esas cosas ayudarían a recuperar la autoestima que le faltaba. Así, comenzó un régimen de dieta desordenado.

“Por pura vanidad y fuerza de voluntad, empecé a reducir la comida hasta el último año. Quería tener un novio y ser hermosa en nuestras fotos de graduación, y como la motivación era superficial, terminé haciendo cosas estúpidas solo para lograr resultados”, dijo Iza.

Comenzó a pasar hambre, pasando de tres sándwiches al día a solo galletas saladas y agua. Además de eso, Iza comenzó a recurrir a veces a quemadores de grasa, tés adelgazantes y supresores del apetito con el fin de reducir su peso.

“Al final del año escolar, había perdido entre 32 y 36 kilos y estaba en una relación con el chico de mis sueños. La vida era buena. O eso pensaba”, añadió.

Ver esta publicación en Instagram

Time to seize the day! ☀️ #todsdstyling #ssilife

Una publicación compartida por Iza Calzado Wintle (@missizacalzado) el

Después de la escuela, y a medida que la vida mejoraba para ella, comenzó a actuar en comerciales y telenovelas. En 2004, la dirección de la televisión le pidió que desempeñara el papel de una superheroína que lucha contra la injusticia, pero necesitaba perder algo de peso primero. Sus sentimientos mezclados de “orgullo por la pérdida de peso y vergüenza por las imperfecciones” la llevaron a someterse a una cirugía para tratar su piel flácida. Sin embargo, perdió el papel pero continuó con su carrera de actriz.

Estar en el mundo del espectáculo significaba que Iza estaba rodeado de gente que ponía la apariencia física en primer lugar, no un ambiente positivo para aumentar la confianza. Por suerte, hubo algunas personas a lo largo del camino que trataron de ayudarla a tener más confianza en su imagen corporal, pero sus propios pensamientos negativos invalidaron la lógica.

En 2008, descubrió que correr era una forma de controlar sus problemas de peso. Al mismo tiempo, la introducción de una dieta saludable redujo su peso, el cual mantuvo para poder trabajar.

A pesar de ello, Iza seguía sufriendo de una imagen corporal negativa y quería ser más delgada. Tratar de estar a la altura de su bella imagen de actriz en los principales anuncios y en las portadas de las revistas requería una sesión de photoshop; sentía como si la chica de la revista con una piel suave y sin imperfecciones era “falsa”.

Al convertirse en presentadora de un programa de televisión llamado “Biggest Loser Doubles ” vio resurgir su confianza por un tiempo. “¡Fue genial! Sentí como si estuviera haciendo lo que debía a hacer: Inspirar a aquellos que querían estar en forma y más saludables”, dijo. Eventualmente, cada día era una batalla, ya que Iza siempre comparaba su cuerpo con el de los demás y terminaba con una imagen negativa sobre su cuerpo.

Constantemente me comparaba con mujeres cuyos cuerpos eran “perfectos”, con una piel lisa, firme y sin imperfecciones, la única cosa que nunca podría tener”, dijo.

Una insinuación de su entonces novio y ahora esposo, Ben Wintle, la sorprendió para que mirara más a fondo su egocentrismo. Mientras estaban de vacaciones en la playa y después de escuchar sus constantes comentarios negativos sobre su propio cuerpo, su novio le dijo: “Es agotador, Iza. A nadie le importa”.

En esa época, la gente de Occidente se unía a una “tendencia positiva para el cuerpo”, la gente se sentía bien consigo misma y compartía públicamente sus curvas e imágenes corporales naturales. Iza se dio cuenta de que otras actrices estaban atrapadas en la misma trampa que ella, la necesidad de ser perfectas. Como parte de su propia aceptación de sí misma, tomó medidas.

“Publiqué una foto mía que sabía que no era la más halagadora, pero sentí que era la más alegre de las fotos que me tomaron”, dijo Iza.

Al darse cuenta de que otros tenían problemas de imagen similares, comenzó #thebodyloverevolution, un movimiento que lideró junto con ser una de las fundadoras del grupo She Talks Asia, que ayuda a las mujeres a navegar por los problemas de hoy en día.

Iza Calzado
La actriz Iza Calzado asiste al lanzamiento de Dove del Proyecto #ShowUs el 27 de marzo de 2019 en Londres, Reino Unido. (Nicky J Sims/©Getty Images)

La batalla de las dudas sobre sí misma no ha terminado del todo, pero ella se recuerda constantemente a sí misma que debe mejorar, y al mismo tiempo, aboga por el amor propio y la positividad corporal hacia los jóvenes, recordándoles que son más que sus cuerpos.

Como explica en su entrevista con Metro.style: “Así que mantengo la cabeza en alto y sigo marchando, armándome de amor propio, compasión y aceptación. Pero hoy, al compartir mi historia, puedo decirme a mí misma: ‘Soy suficiente'”.

Ese momento emocionante cuando los miembros de la familia se reúnen después de años de estar separados

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS