Acusado de disparar en el condado de Orange ya había tenido problemas con la ley

Por DREW VAN VOORHIS
03 de Abril de 2021
Actualizado: 03 de Abril de 2021

El principal sospechoso de un tiroteo masivo en el que murieron cuatro personas, entre ellas un niño, ha sido acusado de delitos violentos en el pasado, según ha averiguado The Epoch Times.

Los registros del Tribunal Superior del Condado de Orange muestran que Aminadab Gaxiola González, de 44 años, fue acusado de abuso y poner en peligro a niños, agresión con un arma mortal que no era una pistola, disuadir a un testigo y cargos de asalto con agresión el 31 de marzo de 2015.

Esos cargos se produjeron exactamente seis años antes de los delitos más recientes de los que se le acusa.

Al parecer, González se declaró inocente de los cuatro cargos y tres de ellos fueron desestimados el 30 de noviembre de 2015. El cargo de agresión fue desestimado en 2017 después de que completara una sentencia de libertad condicional.

Gonzales era camionero y el 18 de septiembre de 2014 fue acusado de una infracción relacionada con la conducción.

Una búsqueda en los registros públicos muestra que Gonzales fue conductor de camiones durante varios años, para las empresas Mina Trucking LLC, Red Cone Trucking y USA Dump Trucking LLC, todas ubicadas en Anaheim.

Gonzales se enfrenta ahora a cargos relacionados con un tiroteo masivo en Orange que dejó cuatro muertos y otra persona herida.

Epoch Times Photo
Esta foto sin fecha proporcionada por el Departamento de Policía de Orange muestra a Aminadab Gaxiola González, un hombre de 44 años de Fullerton, California, que es el sospechoso de un tiroteo que ocurrió dentro de un negocio de consultoría en Orange, California, el 31 de marzo de 2021. (Cortesía del Departamento de Policía de Orange)

Alrededor de las 5:30 p.m. del 31 de marzo, un hombre utilizó candados como los de las bicicletas para asegurar las puertas que conducen a un edificio de oficinas en el 202 W. de la Avenida Lincoln y abrió fuego en una oficina de Unified Homes. Posteriormente, la policía le disparó y fue trasladado al hospital en estado crítico pero estable.

Las víctimas eran Jenevieve Raygoza, de 28 años, su padre Luis Tovar, de 50 años, y Matthew Farias, de nueve años.
Matthew Farias. También murió Leticia Solís.

La madre de Matthew y Jenevieve, Blana Tamayo, sobrevivió al tiroteo. Se desconoce su estado de salud.

Gonzales ha sido acusado de múltiples cargos de asesinato e intento de asesinato. También se enfrenta a una acusación de circunstancia especial de múltiples asesinatos, lo que le hace elegible para la pena de muerte si es declarado culpable.

La policía dijo en abril que la última dirección conocida de González era en Fullerton, y que conocía a todas sus víctimas, incluido el niño de nueve años.

Según los reportes, Gonzalez recibió disparos de la policía y actualmente se encuentra en el Centro Médico UC Irvine en Orange en “condición crítica, pero estable”. Su comparecencia fue aplazada hasta el 5 de abril debido a que todavía estaba inconsciente a las 2 de la tarde del 2 de abril.

Los investigadores creen que Gonzalez había estado viviendo en un motel de Anaheim y que utilizó un auto rentado para conducir hasta el centro de negocios donde se produjo el tiroteo masivo.

Según los registros judiciales, Gonzalez solicitó el divorcio de su esposa Martha Jenice Bueno Lopez el 25 de enero de 2005. El divorcio finalizó el 11 de diciembre de 2006.

Tenían un hijo en común.

Siga a Drew en Twitter: @DrewVanVoorhis


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS