Acusan a empresa de energía china de presunto robo de secretos comerciales de EE. UU.

Por Cathy He
29 de Octubre de 2020
Actualizado: 29 de Octubre de 2020

Una compañía de energía china, su filial de EE. UU. y un ciudadano chino han sido acusados ​​de cargos relacionados con el robo de tecnología de un fabricante del área de Houston, anunció el Departamento de Justicia (DOJ) el 28 de octubre.

Los fiscales alegan que la compañía china Jason Energy Technologies Co. (JET), su filial estadounidense Jason Oil and Gas Equipment (JOG) LLC USA, y el ciudadano chino Gao Lei, gerente general de la filial de EE. UU., conspiraron para robar tecnología de tubería flexible de un competidor de EE. UU., con la ayuda de Robert Erford Jr., quien trabajaba en la compañía.

Las dos entidades y Gao fueron acusados de conspiración, robo de secretos comerciales, y tentativa de robo de secretos comerciales.

Erford era el operador del molino de producción en las instalaciones de fabricación de la empresa estadounidense en Dayton, Texas. Anteriormente, Erford se había declarado culpable de conspiración para robar secretos comerciales en un caso aparte. Gao vivió previamente en Houston y se cree que se encuentra prófugo en China, dijo el DOJ.

Los tubos en espiral se utiliza para el mantenimiento de tuberías subterráneas de petróleo y gas. La compañía estadounidense es líder de la industria en la producción de formas avanzadas de la tecnología, según documentos judiciales.

Los fiscales dijeron que Gao se reunió con Erford en las oficinas de JOG en noviembre de 2019, meses después de que Erford buscara a Gao para una oportunidad de trabajo en JOG. Erford luego firmó un acuerdo de consultoría con Gao, aceptando trabajar en China como consultor para ayudar a JOG en tecnología de tubería flexible. Erford iba a recibir USD 1000 por día de una visita de 15 días, dijeron los fiscales.

En la misma reunión, Erford recibió una carta del gerente general de JET en China, invitándolo a visitarlo para que ayudara con la eficiencia de fabricación de la compañía, a reducir las fallas de las máquinas y aumentar la capacidad de producción, según los fiscales.

A finales de ese mes, Erford visitó las oficinas e instalaciones de JET en la ciudad de Shandong, al este de China. Allí, él entregó a la compañía china el documento confidencial de procedimientos de la compañía víctima que contenía secretos comerciales relacionados con la fabricación de tubería flexible, según documentos judiciales. Erford también se reunió con funcionarios de Gao y JET y habló de la tecnología, las prácticas y los procedimientos patentados de la compañía víctima, declararon los fiscales.

Erford también tomó 120 fotografías de las instalaciones, procesos, datos y equipos de la compañía de EE. UU., algunas de las cuales mostraban información confidencial de fabricación de la compañía víctima. Él compartió una cantidad de estas fotos con Gao a través de la app de mensajería china WeChat, según documentos judiciales.

Las compañías podrían recibir una multa de hasta USD 5 millones, o tres veces el valor de los secretos comerciales robados, la cantidad que sea mayor. Gao enfrenta una sentencia máxima de prisión de 10 años, así como una multa de USD 250,000 o el doble de la ganancia o pérdida bruta.

El DOJ ha tomado medidas enérgicas contra el robo de propiedad intelectual estadounidense autorizado por el Estado chino en el marco de su Iniciativa China. Por ejemplo, a inicios de este mes, un profesor chino fue sentenciado a 18 meses luego de ser declarado culpable de espionaje económico y robo de secretos comerciales. Zhang Hao, dijeron los fiscales, conspiró con otros para robar tecnología de dos compañías de EE. UU. en beneficio del régimen chino.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS