Acusan a Maduro ante la OEA de asesinar “vil y cobardemente al grupo de Oscar Pérez”

Por Jesús de León – La Gran Época
07 de Junio de 2019 Actualizado: 07 de Junio de 2019

El diputado venezolano de la Asamblea Nacional (AN), Wilmer Azuaje, entregó este miércoles al secretario general de la OEA, pruebas recogidas de la “Masacre de El Junquito” que muestran que el expolicía Óscar Pérez y su grupo fueron asesinados por el régimen.

Según dijo el diputado, el informe tiene “pruebas fehacientes” que involucran a Nicolás Maduro en la “masacre de El Junquito”, donde fue dado de baja el exinspector Óscar Pérez.

“En el informe se evidencia cómo asesinaron vil y cobardemente al grupo de Oscar Pérez”, manifestó el diputado Azuaje mientras Almagro observa con atención cada una de las fotografías.

Añadió que también se presentaron pruebas de como “el régimen dictatorial tortura a los presos, tanto a civiles como a militares”.

Son pruebas que tienen que ser presentadas en la Corte Penal Internacional, y en la comisión de DDHH de la ONU, pidió. Agregó que ello es necesario para demostrarle al mundo que Venezuela es un pueblo desarmado y que necesitan del apoyo de todos.

En marzo de este año, la exfiscal general de Venezuela Luisa Ortega Díaz compartió imágenes del cadáver del expolicía Óscar Pérez que se rebeló contra el régimen de Maduro y que por ello fue acorralado y abatido por orden directa del dictador chavista.

Pérez, inspector de la Policía científica, se alzó en junio de 2017 contra el régimen, cuando sobrevoló Caracas con un helicóptero de ese cuerpo policial y mostró un mensaje llamando a la desobediencia civil.

Desde entonces se encontraba huyendo de las autoridades y el régimen venezolano tenía emitida una alerta nacional e internacional para su captura.

La magistrada señaló a Maduro como principal responsable de la masacre porque dio las órdenes para que lo ejecutaran, no solo al grupo de sublevados, sino también a 2 miembros de la policía.

“Esa evidencia no deja ninguna duda de que lo ocurrido con Óscar Pérez y su grupo es un crimen de lesa humanidad”, aseguró Ortega Díaz.

Ortega Díaz indicó que enviaría a la Corte Criminal Internacional las más de 300 fotos que presentó de la masacre que llevaron a cabo las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), que es un comando de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela, contra Pérez y un grupo de sublevados.

“Este registro de más de 300 fotos, irá acompañado de un informe forense que certifica la ejecución de este grupo de venezolanos a manos de funcionarios y paramilitares que sirven a la tiranía”, escribió Ortega Díaz en Twitter.

Miembros del servicio bolivariano de inteligencia (SEBIN) patrullan Caracas durante una operación para capturar a Oscar Pérez, el 15 de enero de 2018. (Foto de JUAN BARRETO/AFP/Getty Images)

Violación de la Constitución y las leyes

En 2018, la diputada Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión de Política Interior de la AN, anunció la creación de una comisión para investigar el ajusticiamiento de Oscar Pérez.

Indicó que el operativo en contra del exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), y su posterior ajusticiamiento, significan una violación a la normativa legal, resoluciones del Ministerio de Interior y Justicia, Ministerio de la Defensa, los Derechos Humanos y la Constitución Nacional.

“Lo que hemos visto es un grupo de ciudadanos que se estaba rindiendo y que a pesar de la rendición resultaron masacrados”, dijo Solórzano en ese momento, según una nota de la Asamblea Nacional.

Las fuerzas de seguridad bloquean el acceso a la morgue de Caracas, donde se encuentran los cuerpos del piloto Oscar Pérez y su grupo, asesinados durante un operativo del régimen, el 17 de enero de 2018. Foto de FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images.

De acuerdo con la diputada, si Pérez y las personas que le acompañaban cometieron algún delito lo que procedía era su detención, la presentación ante Tribunales y las garantías del debido proceso establecidas en la ley.

Pérez fue abatido el 15 de enero de 2018 luego de varios meses de clandestinidad.

Los hechos ocurrieron el sitio conocido como El Junquito, en el municipio Libertador en el oeste de Caracas.

Durante el transcurso del operativo, el expolicía publicó 15 videos en Instagram en los que señaló que las autoridades lo tenían cercado a él y al grupo que lo acompañaba.

Pérez afirmó que representantes del régimen le habían comunicado que “no iban a negociar” y que “la orden era matarlos”.

Asimismo, dejó mensajes de despedida para sus hijos y para el “pueblo venezolano”. A la vez, dejó un video donde él y sus compañeros gritaban su rendición, mientras su escondite recibía ráfagas de metralleta.

***************************

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS