Acusan de corrupción al presidente de la iniciativa china La Franja y La Ruta en Pakistán

Por VENUS UPADHAYAYA
16 de Septiembre de 2020
Actualizado: 16 de Septiembre de 2020

Un alto asesor del primer ministro de Pakistán y presidente del proyecto del Corredor Económico China-Pakistán, el teniente general en retiro Asim Saleem Bajwa, fue presionado para dimitir. Una investigación de un medio de comunicación nacional denunció que es culpable de corrupción y apropiación indebida de su rango militar en beneficio de una empresa familiar en cuatro países, incluido Estados Unidos.

El proyecto del Corredor Económico China-Pakistán (CPEC), de 15 años de antigüedad y con un costo de USD 62,000 millones, es un proyecto emblemático de la iniciativa china de La Franja y La Ruta, también conocido como BRI por sus siglas en inglés. Bajwa es el presidente de la Autoridad del CPEC, el órgano gubernamental de Pakistán que supervisa el proyecto.

“El imperio de la empresa familiar de Bajwa creció en cuatro países en sincronía con el ascenso militar de Asim Bajwa”, dice un informe de investigación publicado el 27 de agosto por FactFocus, un medio de comunicación paquistaní. FactFocus se describe a sí mismo como “una organización de noticias de medios digitales con sede en Pakistán que trabaja en noticias de investigación basadas en datos”. Tiene 256.600 seguidores en Twitter.

El teniente general Bajwa también es en la actualidad un asistente especial del primer ministro Imran Khan para la información y radiodifusión. Sirvió en el Ejército de Pakistán como comandante del Southern Command y director general de Pakistan’s Inter-service Public Relations antes de retirarse y fue nombrado presidente de la CPEC, lo que lo convirtió en una persona clave en la relación entre Pakistán y China.

En un comunicado de prensa del 3 de septiembre, Bajwa describió el informe de la investigación como un intento de dañar su reputación. “Refuto enérgicamente las acusaciones infundadas que se han hecho contra mí y mi familia”, escribió en un mensaje en Twitter.

“Esto ciertamente le da un mal nombre a la CPEC, ya hay acusaciones de corrupción e irregularidades financieras en la CPEC y este escándalo inflamará aún más la controversia”, dijo Adnan Aamir, periodista independiente que cubre La Franja y La Ruta en Pakistán, en un correo electrónico a The Epoch Times.

Después de las acusaciones de FactFocus, Bajwa renunció a su cargo de asistente especial de Khan para la información y radiodifusión, pero continuó presidiendo la CPEC. A continuación Khan no aceptó su dimisión.

Un informe del gobierno de Pakistán a principios de este año reportó sobre una corrupción generalizada en la CPEC. El año pasado se nombró un comité de nueve miembros para estudiar el alto costo que se cobra por la energía a pesar de los proyectos de la CPEC.

El informe indicó “corrupción y colusión entre personas influyentes tanto en el lado pakistaní como en el chino”, según un comentario de la European Foundation for South Asian Studies.

Sin embargo, según Aamir, las actuales acusaciones contra Bajwa no están relacionadas con China y la CPEC de ninguna manera.

“China y la CPEC se ven arrastradas en este escándalo porque el general Bajwa es el jefe de La Franja y la Ruta en Pakistán”, dijo Aamir.

Denuncias

De acuerdo a la investigación de FactFocus, el crecimiento del negocio de la familia Bajwa en Estados Unidos y más tarde en Pakistán progresó proporcionalmente con el aumento del “poder” del teniente general Bajwa dentro del ejército.

“Los hermanos menores de Asim Bajwa abrieron su primera pizzería Papa John’s en 2002, año en que él fue a trabajar para el general Pervez Musharraf, como teniente coronel formando parte del personal militar del dictador”, dice el informe de investigación del periodista y cofundador de FactFocus, Ahmad Noorani.

Musharraf llegó al poder liderando un golpe de Estado contra el entonces primer ministro, Nawaz Sharif, en 1999 y se nombró a sí mismo presidente de Pakistán en 2001, mientras seguía al frente del ejército.

El extenso informe de FactFocus incluye, entre otra información, lo siguiente: una base de datos de las 99 empresas establecidas por la familia Bajwa junto con todos los documentos pertinentes; detalles año por año del establecimiento de las franquicias Papa John, junto con la inversión estimada necesaria; detalles de las compras de propiedades comerciales y residenciales, junto con los documentos pertinentes; y una cronología gráfica de los acontecimientos que tuvieron lugar en el negocio de la familia Bajwa.

Esta detallada serie de pruebas circunstanciales plantea básicamente la cuestión de cómo alguien con un sueldo del ejército sin pruebas previas de riqueza llegó a tener extensas propiedades en cuatro países fuera de Pakistán.

Un analista político paquistaní en condiciones de anonimato explicó lo que el informe proporciona como evidencia. “Se dice que el general Bajwa usó su poder en el ejército para hacer dinero ilegal y luego lo blanqueó en el extranjero donde su familia lo invirtió en negocios”.

Desde 2002, cuando el teniente general Bajwa se unió al personal de Musharaff, hasta 2008, la familia compró 53 franquicias de Papa John’s Pizza por valor de 16 millones de dólares y registró 19 empresas en Estados Unidos, dos en el Pakistán y cuatro en el Canadá, según el informe. En el documento se enumeran y tabulan los detalles año a año de cómo la riqueza de la familia Bajwa aumentó al aumentar su “poder” en el ejército.

El editor del informe dijo que el grupo que gestiona las inversiones de estas empresas evitó las preguntas sobre de dónde vinieron las inversiones iniciales para el negocio a principios de 2000.

Cuando el teniente general fue nombrado asistente de Khan para la información y la difusión informó en su declaración de activos y pasivos que él y su esposa no tenían ningún “Bien inmueble mantenido fuera de Pakistán” y tampoco tenían “Capital de negocios fuera de Pakistán”, según el documento, lo que contradice los activos comerciales de la familia dentro y fuera del país descubiertos por FactFocus.

The Epoch Times se dirigió a Papa John’s Pizza para una declaración sobre las acusaciones contra el negocio de la familia Bajwa, pero aún no ha recibido respuesta.

“Los registros de los gobiernos estatales de Estados Unidos y otros registros relacionados con las empresas muestran que algunas de estas empresas estadounidenses (todas ellas propiedad conjunta de la esposa de Asim, Farrukh Zeba) también tienen inversiones en el sector inmobiliario y son propietarias de unas trece propiedades comerciales en Estados Unidos, incluyendo dos centros comerciales”, dice el informe de FactFocus, añadiendo que el valor total del patrimonio de Zeba es de USD 52,7 millones.

El negocio global de la familia es administrado por una compañía llamada Bajco Global Management LLC que está registrada en Estados Unidos y tiene una oficina de enlace en Pakistán, añade.

“Los documentos oficiales de esta empresa matriz muestran que la esposa de Asim Bajwa, Farrukh Zeba, es accionista en igualdad de condiciones en los negocios del Grupo Bajco junto con sus cinco hermanos. Farrukh Zeba es un ama de casa sin experiencia comercial conocida”, dice a continuación.

“Asim se negó a responder a Fact Focus cuando se le preguntó, a través de diferentes mensajes de WhatsApp y un posteo en Twitter, si hay alguna cuenta bancaria a nombre de su esposa en Estados Unidos y por qué declaró que él y su esposa no tienen capital comercial fuera de Pakistán”, según el documento.

El teniente general Bajwa calificó de falsas las acusaciones de las inversiones comerciales de su esposa en Estados Unidos a través de un comunicado de prensa, y afirmó que ella se había deshecho de todos sus intereses este año, lo cual estaría documentado en los registros oficiales de Estados Unidos.

“Si se observan las cifras reales, la conclusión ineludible sería que la noticia se ha difundido con el fin de difamar mi reputación”, dijo el teniente general.

Sin embargo, según Aamir no se ve ninguna “conspiración importante” detrás de las acusaciones, pero agregó que hay una facción en la oposición política que quiere sacar provecho de la situación.

Amenazas de muerte a Noorani

Noorani trabajó anteriormente para The News, un influyente medio de comunicación en Pakistán y es conocido por sus puntos de vista críticos sobre “las poderosas agencias militares y de inteligencia de Pakistán”, según el New York Times. Él escribió anteriormente sobre la irregularidad financiera del partido político de Khan y sobrevivió a un ataque de asaltantes desconocidos en Islamabad en 2017.

Debido a una amenaza a su vida, Noorani tuvo que cambiarse de casa de Rawalpindi a Islamabad y también tuvo que desactivar su cuenta de Twitter. Su actual cuenta en la red social tiene más de 235,000 seguidores.

El Comité para la Protección de Periodistas informó que Noorani había recibido amenazas a su vida de nuevo después de que se publicó el informe de investigación de FactFocus.

Las amenazas a la vida de Noorani fueron “fuertemente condenadas” por el Consejo de Abogados de Pakistán (PBC), la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP) y la Unión Federal de Periodistas de Pakistán (PFUJ) en un comunicado conjunto, informó el principal periódico de Pakistán, el Dawn.

Se “denunció esta campaña bien orquestada” contra Noorani, dice la declaración.”El Colegio de Abogados, la prensa y los dirigentes de la sociedad civil instan al gobierno a que proteja al Sr. Noorani e investigue los elementos que están detrás de estas amenazas al periodista”.

Además, en el comunicado se recordó al gobierno pakistaní que Noorani fue atacado en 2017 y que los culpables aún no han sido capturados.

The Epoch Times se puso en contacto con Noorani para pedirle un comentario, pero aún no ha recibido una respuesta.

Siga a Venus en Twitter: @venusupadhayaya


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS