Adm. Biden debe ser “mucho más activa” al oponerse a sustracción forzada de órganos en China: Rep. Chabot

Por Eva Fu
20 de Mayo de 2022 7:27 PM Actualizado: 20 de Mayo de 2022 7:27 PM

La administración Biden debe ser “mucho más franca, mucho más activa” al oponerse a la “bárbara” sustracción forzada de órganos que el régimen chino ha industrializado para matar y sacar provecho de inocentes, según el representante Steve Chabot (R-Ohio).

“Esta es probablemente una de las prácticas bárbaras más atroces que están ocurriendo en la tierra hoy en día. Realmente suena como una película de terror en muchos sentidos. La diferencia, por supuesto, es que esto es real”, dijo a “Capitol Report”, un programa del medio afiliado a The Epoch Times, NTD.

Un número incalculable de prisioneros de conciencia han muerto bajo el sistema de sustracción forzada de órganos del régimen comunista avalado por el estado.

Según una conclusión de 2019 de un grupo independiente, la atrocidad se ha dirigido principalmente a los practicantes de Falun Dafa, una práctica espiritual que consiste en ejercicios de meditación y enseñanzas morales centradas en los principios, verdad, benevolencia y tolerancia. La disciplina había obtenido popularidad en la década de 1990 con hasta 100 millones de personas practicando al final de la década. Al percibir que esto era una amenaza, el Partido Comunista Chino lanzó una campaña de persecución con la intención de acabar con la práctica y sus practicantes—un esfuerzo que ha estado en marcha durante más de 22 años.

El grupo de 2019 conocido como el Tribunal de China concluyó, más allá de toda duda razonable, que el régimen chino había estado sustrayendo los órganos de prisioneros de conciencia durante años en una escala significativa para el mercado de trasplantes, sin evidencia que demostrara que la práctica se había detenido. El tribunal determinó que esto constituía crímenes de lesa humanidad.

La industrialización por parte de China de esta espeluznante práctica podría estar reportando hasta USD 1000 millones al año, según Chabot. Además, los líderes comunistas chinos también podrían aprovechar esta vasta reserva de órganos para mejorar su salud y prolongar su propia vida, añadió.

“Podríamos aprobar una legislación fuerte, necesitamos hacer eso. Pero el mundo realmente necesita levantarse en armas por esto”, dijo Chabot, quien copatrocinó la Ley de Protección de Falun Gong y la Ley para Detener la Sustracción Forzada de Órganos de 2021. Ambos proyectos de ley tienen como objetivo buscar que se rindan cuentas por el abuso.

“Nuestro propio gobierno necesita hacer esto”, continuó. “E instaría a la administración Biden a que sea mucho más abierta, mucho más activa en oposición a esto de lo que ha sido hasta ahora”.

Para Estados Unidos, “una de las armas en nuestro arsenal” es reconsiderar las relaciones diplomáticas normales con China, dijo Chabot.

“Esta práctica es, no solo es inhumana, es difícil imaginar que en el año 2022, esto siga sucediendo: personas inocentes asesinadas involuntariamente y sus órganos sustraídos. Es un ultraje”, dijo. “Y a China le gusta salir ahí afuera y golpearse el pecho y actuar como si fuera un líder”.

Foto de la época
Los practicantes de Falun Gong participan en un desfile que conmemora el 30 ° aniversario de la presentación al público de la disciplina espiritual, en Nueva York, el 13 de mayo de 2022. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Desde el fallo del tribunal de 2019, la condena internacional a la sustracción forzada de órganos en Beijing ha ido en constante aumento. El Parlamento Europeo adoptó a inicios de este mes una resolución para condenar la práctica, diciendo que “puede equivaler a crímenes contra la humanidad”.

En abril, un estudio publicado en el American Journal of Transplantation concluyó que docenas de publicaciones en idioma chino habían revelado inadvertidamente que las sustracciones de pulmón y corazón se llevaban a cabo sin realizar la prueba requerida para la muerte cerebral—lo que significa que los donantes eran probablemente asesinados en el procedimiento de la sustracción de órganos.

El congresista enfatizó que Estados Unidos debería trabajar con sus aliados para presionar a China en relación con este tema.

“Deberíamos estar trabajando juntos en esto ahora. Muchos de nosotros tenemos importantes relaciones comerciales con China. Y desafortunadamente, a veces pienso que eso opaca la humanidad de las personas y el punto de vista correcto, es decir, denunciar esto y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para detener una práctica tan horrenda”, dijo.

“No debemos permitir que ganar dinero se interponga en la defensa de los derechos humanos”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la Casa Blanca y el Departamento de Estado para solicitar comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.